Monday, 24 de June de 2024


Aguilar Chedraui: ordenamiento político en el transporte




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
En horas recientes el diputado Jorge Aguilar Chedraui anticipó el inicio de una serie de reformas y modificaciones a la “Ley del Transporte”. Y aunque la retórica oficialista nos anticipa que buscarán: “garantizar la modernización de la infraestructura vial y el transporte público…” etcétera, etcétera, la realidad nos muestra que estamos ante la creación de un nuevo orden político y empresarial en el transporte poblano.

El grave descalabro que representó el experimento de“Servicios Articulados de Puebla” (SAPI) en la “Red Urbana de Transporte Articulado” (RUTA)obliga al gobierno del estado a replantear una estrategia de salida. Pero al mismo tiempo la creación de un nuevo orden político y empresarial en el transporte.

 

 

Como en esta Cúpula se apuntó desde hace tiempo las redes del auto transportistas aún mantienen fuertes lazos con el grupo político que les prodigó beneficios en abundancia. Y nos referimos en concreto a Valentín Meneses Rojas, Abraham Sánchez, entre otros personajes que hicieron del transporte un enorme botín.

 

 

Claro que la concesión a “Servicios Articulados de Puebla” será revocada y la razón social será indemnizada, pero ¿quién llegará en su lugar? ¿cuál será el nuevo consorcio que tome las rutas?

 

 

Estemos atentos, ya que el mismo modelo empresarial puede aplicarse en el interior del estado.

 

 

Norberto Rivera: feroz e inusual crítica a Peña Nieto.

 

 

Todos los domingos la Arquidiócesis de México emite una publicación intitulada “Desde la Fe” que es considerada el órgano de comunicación del alto clero y en particular la postura del Cardenal Norberto Rivera Carrera.

 

 

El domingo 8 de junio el editorial del semanario religioso mostró un tenor inusualmente violento en contra el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

 

 

La Arquidiócesis Primada de México sostuvo que la reforma fiscal “terminó en remedios desarticulados” y trajo consigo altos costos para la sociedad, pues el alza de los impuestos y los controles fiscales complicados redujo la capacidad económica de la mayoría de los habitantes y puso en riesgo “miles de iniciativas ciudadanas de promoción social al disminuir el beneficio de la deducibilidad”.

 

 

“Las medidas fiscales son equívocas, está afectando innecesariamente a la clase productiva y echan por la borda la oportunidad de impulsar el crecimiento del país”, destacó la jerarquía católica.

 

 

Agregó que la expectativa para 2014 es menor al tres por ciento, “por debajo del crecimiento en los países de Centroamérica y de los llamados emergentes”.

 

 

El semanario que representa la postura de Rivera Carrera descalificó de manera tajante las reformas impulsadas por el gobierno de Peña Nieto: “Es necesario hacer e implementar bien las reformas, aunque lleve tiempo. La reforma educativa quedó corta y sin aplicación; la energética y de comunicaciones siguen en la indefinición, la política carece de consistencia y la fiscal no impulsa el desarrollo, ni el trabajo ni las inversiones productivas”.

 

 

El editorial del Arzobispado es una crítica devastadora y demoledora a la gestión peñista al calificar a las reformas como “cortas” y “sin definición”.

 

 

El asunto tiene especial relevancia por el momento histórico en que se publica el mencionado embate. El mismo día que la oficina de la presidencia de la República publicitó en todos los medios nacionales la audiencia que el Papa Francisco concedió a Peña Nieto y el anuncio de una próxima visita papal a México, el Arzobispo Primado arremete en contra del gobierno federal, como nunca antes lo había hecho.

 

 

Se hace obligada una lectura entrelíneas.

 

 

Es posible que el gobierno peñista haya cabildeado la reunión con el Sumo Pontífice pasando por encima del filtro del Arzobispado, provocando una peculiar molestia. No debe descartarse esa hipótesis.

 

 

Aunque también debe verse que Norberto Rivera Carrera trata de colocarse en una nueva posición de negociación política. Los recientes escándalos de pederastia en San Luis Potosí han colocado al Cardenal en el epicentro del escándalo y lo obligan a reposicionar su llamado “liderazgo religioso”.

 

 

El embate del Arzobispo Primado contra el gobierno peñista no será secundado por los medios nacionales, ni tampoco por el resto de los arzobispos y obispos mexicanos (incluyendo a Monseñor Víctor Sánchez Espinosa), por lo que debe verse como un mensaje de tipo político.

 

 

Una expresión más del correo de las élites.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus