Monday, 24 de June de 2024


Moreno Valle: con el eje toral de las candidaturas comunes




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
En las últimas horas se han vertido múltiples versiones sobre el nuevo rol que desarrollará el equipo morenovallista en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN de Gustavo Madero.

Empero lo que por momentos se pierde de vista es que Rafael Moreno Valle sabe perfectamente que para su proyecto político se necesitan dos factores esenciales: primero la candidatura común y segundo el apoyo de la estructura priísta.

Es el mismo modelo, la misma receta que fue aplicada en Puebla en 2010.

El ejecutivo poblano construye desde este momento una candidatura presidencial común, que sea un enorme acuerdo, un gran consenso con los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano.

Las posibilidades de este gran frente opositor crecen en la misma proporción en la que se desploma la imagen presidencial de Enrique Peña Nieto y del retorno del PRI.

Los números exactos de la catástrofe peñista sólo los conocen protagonistas políticos como Moreno Valle que cuentan con estudios demoscópicos realizados en forma privada y discreta. Pero no se necesita tener un documento de esa naturaleza en las manos para percatarnos de que el gobierno peñista se desploma en caída libre, en línea vertical ante los grandes sectores del electorado.

El gobierno de la República simplemente representa una devastación económica.

Está ahorcando a las clases medias y asfixiando a los sectores populares. Estamos ante la gran pérdida de la escasa confianza social en el “nuevo PRI”. El liderazgo social de Peña Nieto en este momento es inexistente.

Grandes sectores de la población esperaban que el PRI retomara sus viejas recetas de populismo: institutos sociales con impulso a la vivienda, al empleo, al campo, a la universidad pública, el retorno de los subsidios, el relanzamiento de los programas sociales.

Aquel PRI que gobernó durante 70 años.

Pero ese no regresó. En su lugar llegó un neo salinismo remasterizado: el desmembramiento del estado mexicano, privatizaciones infames, la entrega de lo que quedaba de la estructura nacional, la aplicación más agreste de las directrices neoliberales.

Hoy la política mexicana se dicta desde Houston la meca petrolera mundial.

Las próximas elecciones federales serán una catástrofe para el PRI.

Moreno Valle tiene los números de esta debacle, de esta hecatombe tricolor y por eso apresura el paso a construir una candidatura común. La gran tarea en este momento es venderle a los panistas y a los perredista la idea de que solo juntos pueden sacar al PRI de Los Pinos. Por segunda ocasión. Y ahora de manera definitiva.

Sin embargo, Moreno Valle también sabe que aún con todo y una candidatura común los números no le alcanzarían para ganar una elección presidencial. Aun reuniendo la votación de PAN, PRD, Panal y MC es poco probable que pudiera rebasar el volumen de votos que aún detenta el Revolucionario Institucional a través de sus gobernadores.

Pero el azar, el factor que hace falta, el elemento incierto ya se está tomando en cuenta desde este momento. Si el PRI elige a otro “Roberto Madrazo” como sucedió en 2006, se repetirá otra fractura intestina.

Por eso desde este momento se tienden los puentes con gobernadores priístas, para que en el instante en que sea necesario se firmen los pactos por debajo de la mesa.

Si los gobernadores del PRI saben que su candidato presidencial simplemente no levanta, van a tener que negociar de manera tan directa como discreta con quien pueda garantizarles el respeto a sus cotos feudales.

Esto mismo ya pasó en el 2006. Cuando los gobernadores del tricolor abandonaron a Roberto Madrazo Pintado y jugaron por debajo de la mesa con Felipe Calderón. Y ahí están para la historia los nombres de quienes pactaron en lo oscurito: Fidel Herrera Beltrán de Veracruz, Reyes Baeza de Chihuahua, Eugenio Hernández de Tamaulipas, Ulises Ruiz de Oaxaca y por supuesto Mario Marín de Puebla, entre otros.

Por eso ganó el panista; por la tesis de que las elecciones y en particular las presidenciales solo se ganan con las estructuras priístas.

Por ello desde este momento ya se construyen los lazos de confianza. Para que en el minuto preciso un simple texto enviado por BlackBerry Messenger pueda cambiar la elección de un estado entero.

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus