Wednesday, 19 de June de 2024


Arrancan los aspirantes azules al 2015




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Los aspirantes a ser evaluados en las elecciones federales del 2015 ya recibieron luz verde para comenzar a moverse. Esto no quiere decir que vayan a ser los candidatos. Simplemente tienen abierto el camino para subir sus números.

No, no es anticipado.

 

 

Pudiera parecerlo, pero no lo es.

 

 

Es simplemente parte del proyecto de quien juega ajedrez en Casa Puebla.

 

 

Los aspirantes a ser evaluados en las elecciones federales del 2015 ya recibieron luz verde para comenzar a moverse. Esto no quiere decir que vayan a ser los candidatos. Simplemente tienen abierto el camino para subir sus números.

 

 

Se harán varias encuestas, algunas a finales de 2014 y otras a principios de 2015. Todas estas al margen de las propias del proceso de selección de candidatos. Las mediciones los acompañarán como marcaje permanente.

 

 

Así pues, si usted ve a panistas con “sobre exposición” pública lo mismo en Teziutlán que en Ajalpan, por igual en Huauchinango que en Atlixco, no olvide que estos personajes ya tienen luz verde.

 

 

Quienes puedan subir sus números posiblemente lleguen a la anhelada candidatura, quienes no logren permear, quedarán fuera del juego. La lógica de las matemáticas se impondrá en el 2015. Solo jugarán aquellos que puedan abonar al proyecto político morenovallista. No habrá candidaturas de aprecios, afectos o cercanías. Solo jugarán los que tengan canicas para hacerlo.

 

 

¿Mientras tanto qué pasa en el PRI?

 

 

¿Hay aspirantes? ¿hay estrategia? ¿hay línea?

 

 

Por supuesto que nada de esto.

 

 

Desde el Comité Ejecutivo Nacional del PRI la dupla de César Camacho Quiroz e Ivonne Ortega Pacheco siguen jugando a la “oposición” en Puebla. En el PRI poblano ni hay oposición, ni liderazgo, ni estrategia, ni rumbo. Solo es un gran circo de simulación.

 

 

Vanessa Barahona: trabajo político efectivo y sin simulación

 

 

Las delegaciones federales que operan en Puebla no se han caracterizado precisamente por su trabajo político.

 

 

En las reuniones de estos delegados federales que por un momento encabezó Juan Molina Arévalo se insistió en la necesidad de hacer trabajo político para levantar la alicaída imagen del presidente Enrique Peña Nieto.

 

 

Pero ante las recriminaciones e insistencia de Molina Arévalo se desataban las críticas de los mismos delegados federales que reclamaban mayores apoyos, de todo tipo.

 

 

Fue entonces cuando el representante de Miguel Ángel Osorio Chong prefirió suspender la periodicidad de esas reuniones.

 

 

Hay delegados como es el caso de Jesús Carlos Hernández Hernández que solo mantiene un papel decorativo en la oficina de la Profeco.

 

 

Aunque se debe reconocer que en contrario sensu algunos funcionarios federales realizan un trabajo verdaderamente dedicado y profesional. Es el caso de la delegada Vanessa Barahona de la Rosa quien con mucha discreción realiza una labor escrupulosa en la oficina de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

 

 

Sin despliegues rimbombantes, sin protagonismos innecesarios Barahona ejerce una equilibrada pero rigurosa función pública.

 

 

No la pierda de vista. En los diagnósticos que se realizan sobre el papel de los funcionarios federales la delegada del trabajo tiene un encomiable posicionamiento.

 

 

Su futuro, es sin duda, promisorio.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus