Monday, 19 de April de 2021

Viernes, 24 Abril 2015 02:30

Trabajadoras sexuales exigen la liberación de supuestos lenones

Las sexoservidoras realizaron una marcha, pues argumentan que las tres personas detenidas son quienes alquilan los cuartos. Con pancartas de “nadie nos obliga a prostituirnos” bloquearon el carril confinado de RUTA 2, el hecho se suscitó después de que la PGJ acusara a las personas, ahora detenidas, de obligar a prostituirse a 36 mujeres

  • Alberto Melchor @_BetoMM

Un grupo de poco más de 50 sexoservidoras que trabajan en la zona del Centro Histórico de Puebla realizaron una marcha para exigir la libertad de tres personas que fueron detenidas el martes pasado en un operativo de la PGJ en la 14 Poniente, donde fueron acusados de obligar a 36 mujeres a ejercer la prostitución, hecho que según las trabajadoras sexuales, es falso pues sólo son los empleados que alquilan los cuartos.

 

Con pancartas de “nadie nos obliga a prostituirnos”, las trabajadoras sexuales tomaron la 11 Norte desde la 14 Poniente, bloqueando la vialidad y el carril confinado para el RUTA 2, para después tomar rumbo sobre Avenida Reforma para llegar al zócalo y buscar diálogo con las autoridades competentes para solicitar también el cese al cierre de hoteles y moteles donde laboran.

 

Una de las manifestantes que solicitó la gracia del anonimato, explicó para CAMBIO que el operativo efectuado por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) el pasado martes en un establecimiento ubicado en el número 310-B de la 14 Poniente, arrojó tres detenidos que según ellas, no son proxenetas como lo manejaron las autoridades.

 

“Lo que a nosotras nos molesta es que a las tres personas que están ahí de encargadas —y que fueron detenidas—, dicen que son nuestros lenones, que la chica es nuestra madrota cuando ni siquiera (…) Ella simplemente presta los servicios de hotel como cualquier otro y la están acusada de que nos tiene obligadas y nadie nos tiene obligadas”.

 

De acuerdo con la PGJ, Sandra Torija García, Julio César Tepale Mendoza y José Antonio Arellano Morales son los detenidos y acusados por trata de personas, quienes se supone tenían bajo resguardo a 36 mujeres de nacionalidad mexicana y mayores de edad, las cuales cobraban 150 pesos por cada servicio que ofrecían.

 

Sin embargo, una de las mujeres que se encontraba en el establecimiento al momento del operativo detalló que fueron liberadas en el transcurso de la noche, pero que los supuestos lenones se quedaron arrestados y hasta el momento no se les ha permitido recibir visitas y se encuentran afrontando los cargos de la averiguación previa 90/2014/USDTP con un abogado de oficio.

 

Las manifestantes también solicitaron que se respetaran sus lugares de trabajo pues desde hace un año muchos hoteles y moteles donde les permitían trabajar fueron clausurados lo que les ha obligado a salir a las calles y trabajar a plena luz del día.


 


 


 


 

Last modified on Viernes, 24 Abril 2015 03:14