Sunday, 26 de January de 2020

Viernes, 10 Julio 2015 02:36

Siguen los pleitos en el PAN




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

YA HEMOS HABLADO EN ESTE ESPACIO DElos pleitos internos que traen los miembros del Partido Acción Nacional, quienes durante décadas dieron ejemplo de congruencia entre su ideología y su comportamiento personal y colectivo, siempre disciplinados, siempre actuando conforme a la ley, siempre apegados a sus estatutos y demás documentos interno. Pero doce años…


Sólo dos sexenios en la Presidencia de la República bastaron para que echaran todo eso por la borda. Ahora son un partido al que se puede acusar de corrupto, de carente de ideología, sin sensibilidad social, sin proyecto de nación, lleno de oportunistas y para colmo de males, según dicen los mismos panistas, con militantes afiliados masivamente sólo para que un pequeño grupo de cúpula gane los procesos internos del partido.

 

Esa es precisamente la bronca que ahora tienen. Los de la corriente tradicional o de derecha, les dicen los yunquistas; pidieron que se aclare lo de la afiliación masiva de 22 mil militantes reales o supuestos militantes, que el año pasado aparecieron en el padrón del PAN para sumar en total más de 35 mil militantes en la entidad, algo insólito. La comisión de afiliación del propio partido explica a su manera como se llevó a cabo el proceso.

 

Pero la explicación dada por la Comisión de Afiliación no convence al regidor Carlos Espina, ni al presidente estatal del partido, Rafael Micalco y ya están recurriendo a otras instancias para que se aclaren sus dudas.

 

Por su parte, el diputado Eukid Castañón, de nuevo ingreso al partido, afirmó categóricamente que la validación de la afiliación masiva beneficia al partido, que demuestra tener un padrón moderno e incluyente.

 

Moderno e incluyente, seguramente fue también el padrón nacional que llegó a contabilizar, antes de que concluyera el periodo del presidente Felipe Calderón, casi dos millones de afiliados.

 

Pasado el proceso electoral del 2012, la dirigencia nacional consideró que dicho padrón estaba inflado e hizo un llamado a los panistas para que solicitaran su reafiliación, con resultado deprimente, pues los reafiliados no llegaron ni a 300 mil. En las nuevas listas no aparecieron ni Vicente Fox y Marta Sahagún, ni don Diego de Fernández y Ceballos.

 

HASTA DONDE SABEMOS, LOS ESTATUTOSdel PAN siguen siendo los mismos y en ellos se establecen los requisitos para llegar a ser considerado como miembro activo de ese partido, requisitos que incluían, como si se fuera a ingresar a una orden religiosa, cinco años de noviciado o de prueba.

 

Si en esos cinco años el novicio demostraba que tenía la verdadera “vocación” de ser panista, el aspirante era aceptado. Si no había esa vocación, pues simplemente se hacía a un lado y asunto concluido.

 

En el caso que nos ocupa, en unos cuantos días se afiliaron, a través del comité municipal de Tehuacán, 8 mil nuevos miembros, según informa la Comisión. Tales números, para un partido que fue durante décadas tan escrupuloso en este aspecto, pues por lo menos suena raro.

 

Claro que como dice el diputado Eukid Castañón, el proceso establecido en los estatutos (no se sabe que hayan sido modificados) es sumamente atrasado y el actual sistema de afiliación masiva es más moderno e incluyente.

 

Todos criticaban ese sistema de afiliación que era totalmente inadecuado para un partido político, pero respondía a la mentalidad de los panistas de entonces, muchos de los cuales surgieron de agrupaciones religiosas o provenían de instituciones educativas de corte confesional.

 

EL PAN EMPEZÓ A CAMBIAR DESDE LOS AÑOSochenta, cuando su franquicia fue adquirida por grupos empresariales, principalmente la COPARMEX, que le impuso a uno de sus ex dirigentes, “Maquío” como candidato a la Presidencia de la República.

 

Acción Nacional, el partido fundado en 1939 por Manuel Gómez Morín, uno de los intelectuales más destacados del siglo XX mexicano, ex rector de la UNAM, director fundador del Banco de México y uno de los más brillantes funcionarios del gobierno de Alvaro Obregón, pasó a la historia.

 

Los empresarios organizados de México, iniciaron una nueva etapa que fue la de los primeros neopanistas, quienes lograron sacar al PRI de Los Pinos, que fue su principal objetivo, después de la nacionalización de la Banca por el presidente López Portillo y llevaron a un ejecutivo de la Coca-Cola mexicana a la Presidencia de la República, sólo para demostrar que en el gobierno, los empresarios que se sentían dueños del país son una nulidad.

 

El de Vicente Fox, fue uno de los peores gobiernos que ha tenido este país en la era moderna y fue calificado, por el propio presidente, un gobierno de empresarios y para empresarios. Y así nos fue…

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus