Tuesday, 07 de July de 2020

Lunes, 13 Julio 2015 02:25

“Éramos muchos y parió la abuela”




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

ESTE PAÍS TIENE INNUMERABLES PROBLEMASdesde que los tecnócratas priistas y los dos gobiernos panistas iniciaron la demolición del llamado sistema político mexican, a esa interminable lista de asuntos por resolver, se le agrega la fuga del “Chapo” Guzmán, quien fuera el delincuente más buscado de México.


El señor Guzmán estaba recluido en uno de los penales de máxima seguridad del paísy de ahí se escapó, la madrugada de ayer por un túnel construido ex profeso, desde el baño de su celda, a diez metros de profundidad y con una longitud de un kilómetro y medio. La altura del túnel era de un metro setenta centímetros, suficientes para que “El Chapo” saliera sin problemas, pues él tiene una estatura de un metro con sesenta y cinco centímetros.

 

Según técnicos constructores, la realización de esta obra de ingeniería debió tardar meses y debió ocupar a decenas de trabajadores, además de técnicos muy calificados.

 

Este hecho que ya dio la vuelta al mundo, nos coloca como uno de los países en donde el grado de corrupción llega a límites increíbles.

 

Nadie, absolutamente nadie va a pensar que esa obra que debió costar millones, se hizo sin la intervención de altos funcionarios del gobierno.

 

Las autoridades mexicanas se han venido enfrentando, desde hace años, a un desgaste que ha provocado una desconfianza casi total de la ciudadanía.

 

El primer escape de El Chapo, también fue atribuido a la complicidad del gobierno con la delincuencia organizada, y este segundo escape, seguirá el mismo camino, a menos que con suerte y un eficiente trabajo, se le pueda recapturar en el menor tiempo posible.

 

TODO RESULTA SOSPECHOSO: ¿Cómo pudierontrabajar durante meses, decenas de albañiles en una obra de la magnitud del túnel de escape, sin que nadie en el penalde máxima seguridady en sus alrededores se haya dado cuenta de ello? Dicen que para su realización, los técnicos o ingenieros encargados del trabajo debieron contar con los planos del penal y el área adyacente, ¿quién o quiénes proporcionaron dichos planos? Si las cámaras de vigilancia que cada celda tiene instaladas no reportaron nada anormal, ¿porqué no se vigilaba el baño, el único lugar que no tiene cámara y que fue precisamente por donde se hizo la entrada al túnel?

 

Muchas preguntas se hacen los ciudadanos, cuya desconfianza en las autoridades es enorme. Esto no es de ahora, se trata de una desconfianza que se ha venido acumulando desde hace varias décadas.

 

El primer escape de “El Chapo”, fue durante la presidencia de Vicente Fox y muchos rumores apuntaban que él estaba enterado de la escapatoria. Ahora, el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, se encuentra en Francia para iniciar una visita de Estado. ¿Se dirá que fue una coartada? O, ¿se hablará de una mala jugada de sus adversarios políticos, de dentro y fuera del sistema, para deteriorar su imagen?

 

Lo cierto es que lo que se diga en contra del gobierno será creíble y lo que se diga a favor, aunque sea lógico, no será creíble. Así de mal están las cosas en el país. No hay confianza y eso se debe a que la corrupción lo ha venido degradando todo.

 

LOS MAESTROS POBLANOS QUE HAN ESTADOrealizando marchas en contra de los exámenes de evaluación no pertenecen a la CNTE, organización magisterial extremista que se opone a la reforma educativa y cuya fuerza se centra en Oaxaca, Chiapas y Michoacán y con una presencia importante en Guerrero. Son del SNTE y su oposición a la prueba de evaluación, no es a la prueba en sí, sino a la forma en que se ha venido implementando.

 

Consideran los mentores que las autoridades educativas deberían dialogar con los maestros o sus representantes, para que les digan en dónde ven fallas que podrían perjudicarlos y cuál sería la forma de corregirlas, para acabar con la desconfianza que por el momento existe.

 

Por lo pronto, el año escolar ha terminado, maestros y alumnos saldrán de vacaciones, unas vacaciones que no serán de dos meses, como antaño, sino de dos o tres semanas.

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus