Tuesday, 07 de July de 2020

Miércoles, 15 Julio 2015 01:37

El IMSS, no se privatizará: Leobardo Soto




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

DESDE LUEGO QUE LA CTM, LA CENTRAL obrera más importante del país y de la entidad poblana, se opone a la privatización del Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo el dirigente local cetemista, diputado Leobardo Soto Martínez.

Negó que hubiera esa intención del gobierno, la de entregar la seguridad social a la iniciativa privada, “a lo que de antemano nos oponemos”, señaló.

 


Lo que puedo afirmar es que por el contrario, se busca el fortalecimiento de la institución. Para resolver el problema a que se enfrentan con frecuencia las farmacias del IMSS, que es la escasez de medicamentos, se está trabajando ya en la creación de un Banco de Medicamentos, para que éstos no falten y los derechohabientes encuentren siempre los que requieran para la atención de sus necesidades.

 

Recientemente han circulado rumores en el sentido de que el gobierno federal pretende privatizar la seguridad social, una conquista de la clase trabajadora lograda después de la Revolución de 1910.

 

Las principales centrales obreras, entre ellas la CTM, se oponen a dicha medida, aunque, según señalan líderes sindicales, ninguna autoridad ha mencionado algo al respecto. Además, dijo Soto Martínez, el IMSS es propiedad de los trabajadores.

Y HABLANDO DE RUMORES, AYER EN PLÁTICAS de café, el tema recurrente fue el de la escapatoria de “El Chapo” Guzmán, (Joaquín Guzmán Loera) el delincuente más buscado no sólo de México, sino de los Estados Unidos.

 

Se hablaba de la recompensa que se ofrece (sesenta millones de pesos) a quien o quienes aporten datos para su recaptura y de muchas cosas más.

 

Pero ya empezaron a escucharse voces sobre que no existe tal túnel, que nadie lo ha visto y que el penal de alta seguridad del Altiplano cuenta con cimientos tan profundos y gruesos, que sería imposible perforarlos sin que nadie se diera cuenta. Así las cosas, el Chapo debió salir por la puerta grande del penal, como salió hace trece años, en su primera escapatoria, durante el gobierno de Vicente Fox.

 

Pero lo que nos pareció más importante, fue la versión de que la fuga fue planeada con la participación de políticos de alto nivel, que pretenden desbancar al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de la carrera presidencial.

El golpe, señalan, fue dirigido contra el funcionario mencionado. Si también le pegó al presidente Peña Nieto, era lógico, pero el objetivo primario era el responsable de la política interior del país.

 

De ahí que una de las preguntas que le hicieron al titular de Gobernación, la noche del lunes, los reporteros que acudieron a la conferencia de prensa, versó sobre si renunciaría al cargo.

 

La respuesta de Osorio Chong fue categórica: “No tengo por qué renunciar. Los problemas hay que enfrentarlos y es lo que estamos haciendo”.

 

La idea de que la estratagema se dirigía a uno de los más importantes funcionarios federales, mencionados como posibles candidatos del PRI para abanderarlos en 2018, en la lucha por la Presidencia de la República, no suena descabellada.

Conociendo los modus, las formas de hacer política en el sistema mexicano, eso es posible.

 

Cuando el precandidato más aventajado para suceder a Adolfo López Mateos era Gustavo Díaz Ordaz, se crearon muchos problemas en diversas partes del país, problemas que correspondía resolver a la Secretaría de Gobernación.

 

En Puebla arreciaron los conflictos políticos entre la derecha y la izquierda, representados por el sector privado, el clero, los grupos liberales, estudiantes y maestros de la Universidad Autónoma de Puebla.

 

Esos conflictos fueron aprovechados por los enemigos del ya presidente electo, quienes hacían un viaje a Europa después de la campaña y proceso electoral, para derribar al gobierno de Puebla, encabezado por el general Antonio Nava Castillo, del grupo “diazordacista”.

 

De modo que lo que se afirma respecto al problema actual, que puede ser un tema político y venir del interior del partido gobernante, con un objetivo muy preciso, podría ser real. Aún así, esto no se conocería sino hasta ya pasada la tormenta.

OTRO RUMOR QUE EMPEZÓ A CIRCULAR, es el de los cambios en el gabinete presidencial.

 

Se habla de que uno de los personajes más importantes de la política priista, Manlio Fabio Beltrones, quiere ser el presidente nacional del PRI, pero que hay oposición de los grupos de Hidalgo y del Estado de México, que son los fuertes en este gobierno.

 

Se asegura que, como el gobierno peñanietista no puede mandar por un tubo a don Manlio Fabio, por muchas razones, una de ellas los servicios que ha prestado al gobierno y al país como coordinador de la fracción priista en el Congreso, se le ubicará en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, no en una posición eminentemente política, porque se le considera “peligroso” para los grupos que ya están trabajando en la sucesión presidencial.

 

Bueno, todos estos son rumores y los rumores en política “a la mexicana”, pueden tener poco o mucho de verdad. Ya veremos cómo se van desenvolviendo los acontecimientos.

 

POR LO QUE A PUEBLA SE REFIERE, SE asegura que el 19 de este mes, se harán cambios en el gobierno local, pues hay funcionarios que sólo están encargados del despacho por licencia solicitada por los titulares, para participar en las elección del pasado 7 de junio.

 

Es posible que los que están provisionalmente al frente de algunas dependencias sean ratificados o se les ubique en otra parte y nuevos elementos sean designados para ocupar la titularidad de los diferentes cargos públicos.

 

El gobernador Rafael Moreno Valle ya debe estar preparado para renovar su administración, que entrará en la etapa final de su mandato.

 

LOS PRIISTAS, DISCIPLINADOS COMO SON, acatan ya la disposición de su dirigente nacional, don César Camacho Quiroz, de “no comer ansias” y esperar a que el partido emita la convocatoria, para salir a buscar la candidatura a gobernador del estado.

 

Nadie se mueve, pues saben que después de esa petición del jefe máximo del partido tricolor, “el que se mueva no saldrá en la foto”, como en los viejos tiempos.

 

Y hacen bien, pues aquí hemos dicho siempre que los tiempos políticos no están escritos en ninguna parte, pero fueron establecidos por gente muy experimentada en cuestiones políticas, que sabía que adelantar esos tiempos trae como consecuencia, serios problemas a los ciudadanos en general. Además, se distrae a los políticos de sus actividades normales, para ocuparse de hacer “grilla” que no conduce más que a enfrentamientos y divisiones internas, en perjuicio de la ciudadanía.

Por el momento, los panistas y los perredistas están enfrascados en guerras intestinas que los dejarán muy debilitados para las luchas electorales que se avecinan en el 2016 y en el 2018. Tiempo al tiempo.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus