Tuesday, 07 de July de 2020

Jueves, 23 Julio 2015 01:54

No cede la pobreza en México: OCDE




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

SEGÚN AFIRMA LA ORGANIZACIÓN PARA la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México es el único país de Latinoamérica, que tiene una tendencia regresiva en lo referente a la reducción de la pobreza.


Para nadie es un secreto que desde la llegada de los neoliberales priistas capitaneados por Carlos Salinas de Gortari y luego en los dos gobiernos panistas encabezados por Vicente Fox y Felipe Calderón, este país empezó a tener bajísimos niveles de crecimiento.

 

Eso provocó desempleo y el que no se crearan fuentes de trabajo para dar ocupación a los cientos de miles de jóvenes que llegaban a la edad de ingresar al mercado laboral.

 

El número de pobres creció, nuestro desarrollo, que era la envidia de nuestros hermanos de Latinoamérica se detuvo; Calderón inició su guerra contra la delincuencia organizada sin contar con los elementos necesarios para enfrentarla, sobre todo en inteligencia y el país cayó en una espiral de atraso de la que todavía no salimos.

 

Según un estudio de la OCDE, presentado el lunes de esta semana, los niveles de pobreza en México no han cambiado en las últimas dos décadas.

 

Influyen en esto, la baja tasa de crecimiento de la economía en esos años y la desigual distribución de la riqueza.

 

En América Latina se encuentran diez de los quince países más desiguales del mundo y México ocupa uno de los primeros lugares con ese problema. Hay una reunión Internacional en México convocada por la Red Latinoamericana de Políticas Públicas de Desarrollo Regional, que hoy preside el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano de México, Jesús Murillo Karam, quien afirmó que la desigualdad es más grave que la miseria, porque quien la sufre se siente fuera de las condiciones para mejorar su nivel de vida.

 

Señaló que la desigualdad constituye un gran reto para los gobiernos de la región.

 

Nos dice un sociólogo, que lo que no se dice casi nunca,  es que esa terrible desigualdad social que existe en América Latina, es una de las peores herencias que nos dejó la Colonia española.

 

Además de las terribles desigualdades que surgieron a través de los 300 años de dominación en nuestro continente entre españoles peninsulares, criollos, mestizos, indios y toda esa absurda división racial que se hizo, los prejuicios que surgieron en esa sociedad contra los que no eran blancos, quedaron vigentes durante la mayor parte de nuestra vida independiente y todavía perviven algunos.

 

Los gobiernos surgidos después de la independencia de nuestros pueblos, no han acertado para brindar a toda la población latinoamericana, en el caso nuestro a la mexicana, de los servicios que podrían sacarnos de la situación de atraso en que nos encontramos, como son educación, trabajo, salud y vivienda.

 

Las revoluciones y movimientos sociales que han surgido en diferentes épocas en nuestros pueblos, nos hicieron avanzar en forma importante, sobre todo en México, pero el neoliberalismo y sus consecuencias como la concentración de la riqueza en pocas manos, han anulado lo que se había logrado con años de esfuerzo, de trabajo.

 

Para salir de la difícil situación en que nos encontramos, se hace necesario cambiar el modelo económico neoliberal y volver a la política social ahora más necesaria que nunca. Pero de eso nadie habla.

 

LOS VEINTE AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL gran humanista poblano, diplomático y maestro don Gilberto Bosques, fueron recordados con diversos actos por el Congreso de la Unión, que en el recinto legislativo de San Lázaro, inauguró un monumento en su memoria; en la secretaría de Relaciones Exteriores y en varios medios de comunicación de proyección nacional.

 

Muy mal se hubiera visto Puebla, de no ser por el acto organizado por el comité estatal del Partido Revolucionario Institucional, que resultó concurrido y muy digno.

 

En su edición del miércoles 22 de julio, la conocida escritora y periodista Elena Poniatowska, le dedica un artículo en el diario nacional La Jornada, lleno de afecto por el hombre que en medio de la barbarie nazi de Adolfo Hitler y del fascismo franquista de España, logró salvar la vida de casi 40 mil judíos y españoles, así como de otras nacionalidades, que eran perseguidos en la Europa de los años treinta, por cuestiones raciales o ideológicas.

 

Es un artículo ameno, interesante e ilustrativo que ojalá y todos los poblanos lo leyeran.

 

La memoria de don Gilberto, como ya lo hemos dicho, fue borrada de Puebla por el odio que los avilacamachistas le profesaban, ya que fue el opositor a la candidatura de Maximino Ávila Camacho, para la gubernatura del estado.

 

Ojalá y que la fecha de su fallecimiento a los 103 años de edad, sirva para que en su estado natal, se reivindique su memoria, pues hasta ahora su nombre no sólo no aparece en los muros del Congreso local, sino que ninguna escuela, ningún hospital, ninguna avenida de esta capital.

 

Hubo un político poblano,  Guillermo Jiménez Morales, que el día de su elección como gobernador del estado, como no podía votar por sí mismo, lo hizo por el maestro Gilberto Bosques, por considerarlo, lo dijo después de depositar su boleta en la urna, un gran mexicano. Todavía vivía el heroico chiauteco que falleció en 1992.

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus