Tuesday, 07 de July de 2020

Viernes, 24 Julio 2015 01:58

Las opiniones por la intervención del gobierno federal en Oaxaca, son favorables




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

ES MUCHO MAYOR EL NÚMERO DE OPINIONES favorables al gobierno federal, por su intervención en el asunto de la CNTE oaxaqueña, que las críticas.


En las mesas de café, en pláticas con maestros, políticos de todos los partidos, comerciantes y prestadores de servicios de Puebla, se aprueba la decisión de quitar a la mencionada organización sindical el control de la educación del estado suriano, que se utilizaba para crear problemas y conflictos políticos, según se ha comprobado plenamente.

 

La forma en que se manejaba la dependencia encargada de la educación en Oaxaca desde 1992, propició un serio atraso en el renglón educativo, con repercusiones en el desarrollo económico y la degradación social.

 

En Oaxaca, los niños y jóvenes recibían entre 80 y 100 días de clase, en vez de los 200 correspondientes al año escolar, porque los maestros tenían que andar en manifestaciones, plantones y haciendo paros de labores por cuestiones meramente políticas o de exigencias que el gobierno estatal no podía cumplir.

 

El manejo de millones de pesos del presupuesto educativo, estaba en manos de la mencionada organización sindical, que canalizaba la mayor parte de esos recursos para sostener sus “movimientos”.

 

Las cuentas bancarias del Instituto de Educación de Oaxaca, han sido intervenidas y se cree que saldrán a la luz los malos manejos que la CNTE realizó durante los años que tuvo en sus manos a la dependencia.

 

La opinión mayoritaria, más de un 67 por ciento de las personas con las que dialogamos, afirman que además de afectar a la educación, sobre todo a la llamada “básica”, los maestros de ese organismo sindical, afectaron a comerciantes, a prestadores de servicios y a un sector grande de la población, principalmente de la capital, porque con sus constantes movilizaciones y plantones, muchos negocios tuvieron que cerrar.

 

Se ahuyentó al turismo en una ciudad cuyos mayores ingresos están en ese renglón de la economía y en general a toda actividad productiva, pues el número de visitantes se desplomó y quienes tienen como actividad económica el comercio o la prestación de servicios de restaurante, hotel, venta de artesanías, sufrieron las consecuencias de la negativa actitud de los mentores.

 

Muchos poblanos van a Oaxaca en esta época para asistir a la Guelaguetza, un festival de danzas tradicionales que llama la atención del turista nacional y extranjero, pero que ahora son sólo unos cuantos, de acuerdo a los poblanos que fueron.

 

Varios comerciantes y un par de hoteleros con los que platicamos nos informan que muchos turistas nacionales procedentes del Distrito Federal, que iban a Oaxaca, se quedaron unos días en Puebla y ya no continuaron el viaje a la vieja Antequera, precisamente por los problemas políticos provocados por los mentores, pues eso ha originado la degradación de los servicios turísticos, por razón lógica.

 

“Nos benefició esa situación, pero entendemos el enojo de nuestros colegas oaxaqueños, ya que a nadie le gusta perder en épocas que son ideales para obtener mayores beneficios de nuestros negocios”, nos dijeron algunos de ellos.

 

LOS MAESTROS CON LOS QUE PLATICAMOS, algunos se mostraron renuentes para opinar, consideraron que el ceder el manejo de un renglón tan importante de la administración pública, como es el educativo, a una organización sindical, no puede ser bueno, pues autoridades y dirigentes sindicales, tienen funciones distintas. Lo único que se logró fue politizar el manejo de la educación en Oaxaca, que se chantajeara a los gobiernos locales y que la educación en esa entidad sufriera un gran retroceso.

 

Algunos de los mentores, todos del SNTE, dijeron tímidamente que están contra la represión a sus compañeros, pero que el gobierno federal ya ha afirmado que no lesionará a sus compañeros, en sus derechos como trabajadores de la SEP y eso lo consideran como bueno.

 

Uno de los entrevistados señaló que “los compañeros se lo buscaron, pues abusaron de su poder, del manejo de los recursos destinados a la educación y eso no debe ser”.

 

Nos exponen, que el Partido Revolucionario Institucional, en realidad tiene a tres aspirantes a la mini-gubernatura: la dirigente estatal del PRI, Ana Isabel Allende Cano y a las senadoras Blanca Alcalá y Lucero Saldaña. Por su parte, el PRD cuenta con una aspirante del sexo femenino, la ahora diputada federal, Roxana Luna Porquillo, quien disputará la candidatura del partido del Sol Azteca, al senador poblano Luis Miguel Barbosa Huerta, que se ha desempeñado muy bien en la presidencia del Senado durante el año que le ha tocado ocupar dicho cargo. En el PAN no hay más cera que la que arde: el precandidato es don Antonio Gali Fayad, actual presidente municipal de Puebla capital. Es muy posible que cuando lleguen los tiempos de las decisiones, surjan otros aspirantes, pues en el PAN, no hay muchas tribus como en el PRD, pero hay dos grandes bloques dispuestos a “romperse toda la mamá”, en el momento oportuno. Ya lo verá.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus