Sunday, 09 de August de 2020

Miércoles, 12 Agosto 2015 02:32

Los juicios orales en México




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

Al primero que escuchamos criticar laadopción del sistema de juicios orales en nuestro país fue a don Bernardo Bátiz, quien fuera procurador del Distrito Federal en los tiempos en que a la capital del país la gobernaba Andrés Manuel López Obrador.


Don Bernardo había sido panista destacado y llegó a ser secretario general de su partido, el PAN, y diputado federal.

 

Cuando llegaron al blanquiazul los empresarios derechistas y se adueñaron del partido fundado por Manuel Gómez Morín en 1939, él fue de los que abandonaron ese partido representante de la derecha y junto con otros panistas conformó la corriente doctrinaria.

 

Con el andar del tiempo, llegó a ser miembro del PRD y cuando apoyado por ese partido, López Obrador llegó a la jefatura del gobierno del Distrito Federal, fue designado Procurador.

 

Vino a Puebla invitado por Teodoro Ortega y Rosalía Ramírez, también ex panistas y miembros de la corriente doctrinaria, para dar una conferencia sobre los juicios orales en un salón de la Casa de los Muñecos, hoy museo de la BUAP, y ahí afirmó que esos juicios orales eran una imposición de Estados Unidos a México, como parte del proyecto neoliberal que nos impusieron en la época de Salinas de Gortari, pero auguró su fracaso.

 

Ya en algún tiempo, ese tipo de juicios habían existido en nuestro país y no dieron resultado, por lo que tuvo que establecerse el sistema de juicios escritos.

 

Bueno, pues cuando en Puebla está por imponerse dicho sistema, como en todo el país, un abogado, David Castillo Solano, con años de práctica jurídica como litigante, nos dice que el sistema oral va a fracasar.

 

“¿Quieren juicios orales?” Pregunta, y él mismo responde: “Para eso hay que reformar la Constitución, las leyes reglamentarias y modificar los códigos de procedimientos penales de los estados. Ah, y contratar jueces. No se pueden imponer los juicios orales que no están establecidos en la ley”.

 

-¿Le ves inconveniente a la adopción de este sistema? Le preguntamos.

 

Claro, para empezar el defensor y los agentes del Ministerio Público deben ser buenos oradores, conocer las reglas técnicas y prácticas de la oratoria. No se puede ser un orador jurídico de la noche a la mañana, así como así, como se quiere aplicar esta ley.

 

Ni los mismos magistrados serían capaces de llevar adecuadamente juicios orales, dijo.

 

No van a tener éxito. Organizados bien los juicios orales, no tenemos por qué recurrir a la mediación.

 

-Bueno, pero esto ya es un hecho. En algunos estados se están realizando y en otros, como en Puebla, están por iniciarse.

 

La Ley Penal debe distinguir entre dos elementos: causalidad e imputabilidad; la sociología y el derecho, ley causal y norma. Yo creo que los jueces requerirán una capacitación especial.

 

-Dicen que Chihuahua es el número uno en juicios orales.

 

Ni en Estados Unidos, con toda su tradición al respecto, llega a los juicios orales perfectos. En el siglo XIX, con don Benito Juárez, se establecieron aquí los juicios orales y se interrumpieron a partir del triunfo de la Revolución.

 

-Entonces de plano, no sirven.

 

Mira, tenemos una tradición de un siglo con juicios escritos. Se ha hecho de este sistema una costumbre que será muy difícil cambiar. Como te acabo de decir, no se puede modificar radicalmente un sistema que ha funcionado por décadas y menos en la forma en que se quiere hacer, sin modificar la Constitución, las leyes reglamentarias, los códigos de procedimientos y sin tener oradores jurídicos capaces, tanto para la acusación como para la defensa. No puede imponerse un cambio radical, como serían los juicios orales.

 

Te dicen que los juicios escritos son muy lentos, pero eso no se debe al sistema, sino a la falta de personal en los juzgados. Hay muchos que acumulan numerosos juicios por falta de empleados capaces para desahogarlos. Que pongan personal capacitado y suficiente y verán si la justicia no se agiliza. Los litigantes sabemos de los problemas que confrontan los juzgados, pero de eso nadie habla.

 

Así como pretenden arreglar el problema, en vez de mejorar las cosas las van a empeorar. Ya verás los resultados.

 

Nos dicen que el Partido del Trabajo, siempre noperderá su registro.Que en diez días se resolverá el problema, pues las razones que esgrimían los funcionarios del Instituto Nacional Electoral, ya se agotaron y el PT tiene comprobado que obtuvo el porcentaje de votación necesaria para mantener su registro. ¿Será?

 

La designación de Manlio Fabio Beltronesha venido no sólo a unificar a los priistas, sino que también han influido para incrementar la lista de aspirantes a la gubernatura del 2016. Juan Carlos Lastiri Quirós, que había dicho que no aspiraría a ocupar la candidatura en la elección próxima, ya fue lanzado por un fuerte contingente de priistas reunidos en La Ceiba, población que se encuentra entre Huauchinango y Xicotepec de Juárez. También se habla de que el todavía diputado federal por Tepeaca, Jesús Morales Flores, ha levantado la mano para decir: “Aquí estoy”.

 

Hay preocupación entre diversos sectoresde Tehuacán,por la ola de secuestros, feminicidios, asesinatos, robos y asaltos que han venido ocurriendo, y que la convierten en una ciudad insegura. El problema es que no hay coordinación entre la autoridad municipal y la estatal, y en que Tehuacán, la segunda ciudad del estado, está entre los estados de Veracruz y Oaxaca, entidades con serios problemas políticos y de inseguridad, además de ser paso de emigrantes centroamericanos.

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus