Sunday, 09 de August de 2020

Martes, 18 Agosto 2015 01:45

El compromiso que tienen los partidos con el país




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

Los partidos políticos, especialmente losque han sido ubicados como cabeza de las tres corrientes ideológicas principales: el PAN, de la derecha; el PRD, de la izquierda, y el PRI, del centro, están obligados, ahora que proceden a la renovación de sus dirigencias nacionales, a escoger líderes a la altura de las circunstancias por las que atraviesa el país en este siglo.


El PAN ya eligió el domingo a Ricardo Anaya como su dirigente nacional; el PRI ya registró a su candidato único, Manlio Fabio Beltrones, para presidirlo, y el PRD ha iniciado el proceso de cambio.

 

Acción Nacional, por primera vez en su historia, realiza una elección abierta en la que tuvieron participación sus bases. Este partido, que siempre presumió de demócrata, nunca había tenido elecciones democráticas en sus procesos internos. Es más, el PAN fue manejado hasta los años setent, por las llamadas familias custodias,que eran las que se encargaban de decidir todo, sin el menor asomo de democracia.

 

Las familias custodias cedieron los derechos sobre el partido a los grupos empresariales derechistas, especialmente la Coparmex, en los años ochenta.

 

Esos organismos empresariales tomaron al PAN como una franquicia comercial. Su primer candidato a la Presidencia de la República, don Vicente Fox Quezada, fue producto de un acuerdo entre amigos empresarios, que llevaron al poder federal a un presidente que era empleado de una empresa gringa, la Coca-Cola, y según dijo él mismo, formó un gobierno para empresarios, no para todos los mexicanos.

 

El segundo gobierno panista fue presidido por un auténtico militante de ese partido, hijo de uno de los fundadores, don Luis Calderón Vega, quien renunció a su militancia precisamente por la entrega que se hizo del partido a los grupos empresariales.

 

Felipe Calderón, al igual que su antecesor y correligionario Fox, fue ineficiente en el ejercicio del poder y entre los dos descompusieron al país más de lo que ya estaba por acción de dos gobiernos tecnocráticos priistas (Zedillo y Salinas).

 

En lo económico no dieron una. El país inició en ese campo una caída que se prolongó por doce años, los dos periodos panistas, en los que el mayor problema fue la pérdida del poder adquisitivo y el desempleo.

 

Además, Calderón inició en forma torpe, sin estrategia ni elementos capaces, una guerra contra el crimen organizado, que todavía no termina. Fue el responsable del deterioro de su partido, al querer ser como los presidentes priistas, los jefes máximos de la organización política de la que proceden y como jefe de Estado, fue el responsable de la ola de violencia e inseguridad que sufre el país. En su sexenio hubo más de cien mil muertos y más de veinte mil desaparecidos.

 

Por todo eso resulta extraño que el nuevo dirigente nacional panista, el señor Anaya, afirme que “seremos una oposición crítica frente a un gobierno que provocó un estancamiento que lastima a los mexicanos”. Durante los dos gobiernos panistas, México fue el país de Latinoamérica que menos crecimiento económico tuvo y el que padeció los mayores incrementos en la delincuencia y la pobreza, entre otras cosas.

 

El triunfo de Ricardo Anaya ya fue aceptadopor su contrincante, Javier Corral, pero afirmó que se registraron en el proceso electoral numerosas anomalías, como padrón “inflado”, acarreo y pago por voto, entre otras cosas.

 

Sin embargo, él, Corral, conformará una corriente crítica dentro de su partido y no provocará una división interna.

 

Pero el PAN tuvo serios problemas el domingo en Nuevo León, donde se eligió también nuevo comité estatal. Ahí una candidata a dirigir el partido en esa entidad renunció a su militancia, tras las elecciones que calificó de fraudulentas. Dicen que su ejemplo, de renunciar a la militancia panista, la seguirán otros miembros del blanquiazul neoleonés.

 

Habiendo reconocido que en su partido hay, desde que llegaron al poder, un alto grado de corrupción, el nuevo dirigente panista afirmó que iniciará una campaña contra la corrupción entre los miembros de ese partido y que será implacable en la aplicación de los castigos por imponer.

 

Por su parte, el candidato único a la dirigencianacional del PRI,Manlio Fabio Beltrones, habló de las elecciones del 2018 y dijo que para la candidatura a la Presidencia de la República, hay más que Videgaray, Nuño y Osorio.

 

El PRI tiene elementos con capacidad suficiente para aspirar a la Presidencia, tal vez no tan notorios como los mencionados, pero sí gente capaz y valiosa. El PRI, tiene, dijo, muchos más políticos valiosos que cualquier otro partido.

 

Sobre si él mismo se ve como candidato, afirmó que “si para entonces soy árbitro del PRI, no seré jugador”.

 

Acerca de los candidatos independientes, opinó que éstos constituyen un acicate para los partidos.

 

Ya se da como un hecho que el senador poblanoMiguel Barbosa Huerta seguirá siendo el coordinador de la bancada de su partido, el PRD, en el Senado de la República, una vez que deje la presidencia de la Cámara Alta.

 

Por lo pronto, Barbosa está preparando su informe como presidente del Senado, que se realizará a lo grande en la antigua sede de esa cámara, en la calle de Xicoténcatl, con un palacio legislativo totalmente restaurado.

 

Se anuncia que en el acto estarán altos funcionarios del gobierno federal, entre ellos el secretario de Gobernación, el presidente del Banco de México, el secretario de Relaciones Exteriores y el jefe del Departamento del Distrito Federal, entre otros, así como el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus