Sunday, 09 de August de 2020

Viernes, 28 Agosto 2015 03:11

El PRI no ha sabido defenderse




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

En una plática con militantes priistas, de esosque tienen bien puesta la camiseta, se llegó a la conclusión de que su partido no ha tenido la capacidad para defenderse de los constantes ataques por parte de la oposición.


Estuvieron de acuerdo, que ni siquiera la Presidencia de la República, nuevamente en manos del PRI, después de 12 años de nefastos gobiernos panistas, se atrevió a informar al pueblo sobre la situación en que Acción Nacional dejaba al país.

 

Los panistas, hábiles opositores desde su fundación en 1939, ahora culpan al PRI de la ola de violencia que asola al país, de los secuestros, de la inseguridad, del desplome de la economía y de la corrupción, aunque en este tema ya aceptaron que ellos también han sido corruptos, “pero la van a combatir”.

 

La incapacidad priista como partido de oposición ha sido evidente en Puebla, dijeron, ya que sus cúpulas han actuado con una tibieza que espanta.

 

El PRI fue cómplice del PAN en la privatización del servicio de agua potable; fue cómplice en la aprobación de la llamada Ley Bala y ya estaban a punto de dar el “sí” para la aprobación de la llamada “Ley antiBronco”, pero hubo una orden terminante que vino desde México, que impidió que los diputados locales del PRI se metieran en otra bronca.

 

Por eso, por decir a todo que sí, por no hablar claro, por no hacer propuestas transparentes y sobre todo convincentes, los diputados del partido tricolor, que han actuado durante el primer gobierno panista de la historia de Puebla, han estado tan desprestigiados ante la opinión pública.

 

“Leí en su columna —nos dijo uno de los priistas con los que nos tomamos un café— eso de que los diputados locales siempre han estado sujetos a la línea que les dan desde arriba, pero eso, cuando los gobiernos eran también del PRI, aun así guardaban las formas, como usted afirma, eso es precisamente lo que éstos no hacen. No se comportan como miembros de un partido de oposición, que no es cosa de andar echando pleito, sino de ser congruentes con los postulados y la línea de nuestro partido, nada más”.

 

Bueno, pero según sus expresiones, las cosas ya empezaron a mejorar. Todos están felices por la llegada de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional, pues afirman que tiene formación política de primera, tiene carácter y es totalmente hecho en México.

 

Consideran que las posibilidades del Revolucionario Institucional para triunfar en las elecciones del 2016, son altas. Estamos mejor que nunca, nos dijo uno y los demás estuvieron de acuerdo.

 

“Todos los aspirantes, como usted lo dijo en una columna, tienen oficio y sensibilidad política, han desempeñado cargos administrativos tanto estatales como federales y de representación popular, tanto en municipios como en los congresos federal o estatal y sobre todo, han tenido cargos partidistas, por lo que tienen una formación completa”.

 

“Eso indudablemente hace que como también lo afirmaste —afirmó otro—, la caballa esté gorda”. Pero de todos modos no hay que confiarse, hay que trabajar duro. En noviembre ya debe decidirse la candidatura para que se inicie la precampaña que debe ser por tierra. Ya en marzo, la campaña podrá hacerse por aire, pero el trabajo inicial debe ser al ras del suelo”.

 

¿No es muy adelantado designar al candidato en noviembre?

 

“No, dijeron casi todos al mismo tiempo, al contrario, es el tiempo justo. Tenemos que recobrar el terreno perdido y aprovechar el descontento que en el ejercicio del gobierno han provocado ayuntamientos y el mismo gobierno estatal, por razón natural de desgaste, pero también por esa falta de sensibilidad social de que muchos funcionarios han hecho gala”.

 

Recordaron que de los 217 municipios de la entidad, sólo 85 ganó el PRI y a excepción de dos: Tehuacán y Tepeaca, los demás ayuntamientos importantes quedaron en manos de la oposición.

 

Ya le continuaremos platicando de este interesante diálogo con priistas, por cierto muy activos dentro de su partido, en las actividades que los buenos militantes desarrollan en organizaciones políticas.

 

Hoy viernes, a las 17 horas en la Universidad Mesoamericana, institución de educación privada que se inició con la carrera de Medicina Veterinaria, habrá un acto para declarar doctor honoris causa al ingeniero Alberto Jiménez Merino, actual delegado de la Sagarpa.

 

El ingeniero Jiménez Merino, es un técnico agropecuario de primer orden, egresado de la Universidad de Chapingo, de la que fue rector y es autor de varios libros que están siendo utilizados con éxito, para el desarrollo de una agricultura y pequeña ganadería sustentables, en pueblos y comunidades pobres, la mayoría de nuestro país tiene este tipo de poblaciones y para la captación del agua de lluvia y su buen uso.

 

Sus libros han sido conocidos y apreciados en varios países, principalmente los que se refieren a la captación, conservación y uso del agua y ha sido invitado a hablar de este tema a la India y a Argentina.

 

Jiménez Merino es uno de los once aspirantes a la gubernatura que se elegirá el 5 de junio del año próximo y como hemos comentado aquí, ha sido dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias, dos veces diputado federal y ha desempeñado importantes cargos administrativos federales y estatales.

 

La derecha mexicana. Historia y Desafíos,es el título de un libro de Hugo Vargas, que será presentado hoy a las 18 horas en la sala lúdica de la Librería Universitaria del Complejo Cultural de la BUAP.

 

Los presentadores de esta interesante obra, que hace un análisis de lo que ha sido la derecha en México y su desempeño durante 12 años que ocupó la presidencia de la república (Fox y Calderón) serán el periodista y contador Alfonso Yáñez Delgado, la licenciada Lilia Vélez Iglesias, de la Ibero Puebla y Víctor Manuel Reynoso, de la Universidad de las Américas, Puebla.

 

El libro que se presenta de Hugo Vargas, ayudará a entender, no sólo lo que ha pasado últimamente en el país, sino lo que ocurrió en Puebla hace medio siglo, en esa lucha denominada “de la Reforma Universitaria”, que dividió a la sociedad poblana en dos bandos que estuvieron peleando durante una década y que al final, cambió la historia de esta ciudad y de este estado.

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus