Saturday, 29 de February de 2020

Jueves, 29 Octubre 2015 02:54

El PAN prácticamente ya tiene candidato




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

El anuncio hecho por Antonio Gali Fayad, presidente municipal de Puebla Capital, es un claro indicio de que el PAN ya no tiene ningún problema para designar a su candidato a la minigubernatura. El candidato será Tony, como le dicen los panistas, pues ha anunciado que solicitará licencia para retirarse del cargo que ocupa, el 3 de marzo próximo, es decir, después de rendir su segundo informe.


Y a demás, el PAN no tiene otro personaje con la popularidad y el carisma que tiene el presidente municipal poblano, que por cierto no pertenece a ese partido.

 

Es casi un hecho que el PRD se unirá al PAN para apoyar la candidatura de Gali. Incluso, el PRD ha dado a conocer los resultados de una encuesta en la que el partido de la izquierda sale muy mal parado en simpatía e intención de voto y tiene que buscar aliarse hasta con el mismo diablo para salir adelante y no correr el riesgo de perder su registro en Puebla.

 

Lo interesante de esa encuesta es que la ciudadanía está muy mal informada del próximo proceso electoral.

 

El 55 por ciento dijo desconocer qué se va a elegir. Sólo el 15 por ciento sabe que quien resulte electo únicamente estará 20 meses en el poder.

 

El 29 por ciento de los encuestados dijo tener un alto interés en dicha elección que se va a realizar el 7 de junio del año próximo; el 31 por ciento tiene un mediano interés y el 35 por ciento tiene un bajo o ningún interés en eso.

 

Sobre simpatía partidista, hay casi un empate técnico entre el PRI y el PAN, con un mayor porcentaje del primero.

 

La simpatía hacia el PAN y el PRD es más sólida, que la que tiene el PRI, que es volátil.

 

El PRD anda mal en este renglón, pues tiene una simpatía de sólo el 6 por ciento.

 

Los simpatizantes del PRD tienen una mejor imagen del PAN que los panistas del PRD.

 

Las simpatías para el PAN fueron del 24 por ciento, según la encuesta perredista y las del PRI, un 27 por ciento.

 

A la pregunta de quién cree que ganará la elección, la respuesta fue favorable al PAN en un 35 por ciento y al PRI en un 33 por ciento; por el PRD sólo se pronunció el uno por ciento, lo que índica que el partido del sol azteca al aliarse con su más duro opositor ideológico, busca alcanzar el porcentaje de votos que le permita continuar con su registro aquí en Puebla.

 

La respuesta a la pregunta de con cuál partido se identifica, el resultado fue de 23 por ciento para el PAN; el 27 por ciento para el PRI; el 6 por ciento para el PRD y el 6 por ciento para Morena.

 

¿Cuál es el mejor partido? El 20 por ciento opinó que ninguno; el 24 por ciento dijo que el PAN; el 27 por ciento dijo que el PRI; El 5 por ciento dijo que el PRD y el 6 por ciento afirmó que Morena.

 

¿Cuál es el peor partido? El 19 por ciento respondió que el PAN; el 29 por ciento afirmó que el PRI; el 14 por ciento que el PRD y el 5 por ciento que Morena.

 

Finalmente, las respuestas sobre la opinión que los ciudadanos tienen sobre los partidos fueron: para el PAN, el 4 por ciento muy buena, el 45 por ciento buena, el 41 por ciento mala y el 7 por ciento muy mala; para el PRI, la muy buena tuvo el 5 por ciento, la buena el 40 por ciento, la mala el 43 por ciento y la muy mala el 9 por ciento.

 

Si usted todavía cree en las encuestas, ahí tiene unos datos para meditar.

 

Las encuestas son orientadoras, dicen los expertos sobre la opinión pública en un momento dado, pero en México ya casi nadie cree en ellas, porque hay cosas que no encajan y porque muchas veces han fallado sus pronósticos.

 

En la que nos ocupa, que realizó Covarrubias y Asociados y Mas data, por encargo del PRD, hay una parte sobre personajes de los tres partidos más renombrados: PRI, PAN y PRD, muchos de los cuales siendo personas que han estado en la vida pública desde hace tiempo, resultan peor calificados que ilustres desconocidos para el gran público, pues sólo se les conoce en los pequeños círculos de sus respectivos partidos.

 

Esta semana falleció en Acapulco, Guerrero, donde residía, por enfisema pulmonar, el general poblano Miguel Ángel Godínez Bravo, quien fuera jefe del Estado Mayor Presidencial, de José López Portillo.

 

Era originario de Atoyatempan, una población que se encuentra por el rumbo de Ixcaquixtla.

 

Durante su mejor época, nunca se olvidó de su pueblo al que ayudó en todo lo que pudo.

 

Era estimado por toda la población, pues pese a su alto rango militar, general de división, nunca perdió la sencillez ni se le subieron a la cabeza los altos cargos que llegó a ocupar.

 

Sus restos fueron trasladados a la ciudad de México, donde fueron sepultados.

 

Le sobreviven su esposa Miriam Sotres y sus hijos Aurora, Patricia, Angélica y Miguel Ángel.

 

Altos mandos militares, y quienes fueron funcionarios importantes durante el régimen de López Portillo, estuvieron en las honras fúnebres.

 

El general Godínez Bravo, era jefe de la zona militar en Chiapas, cuando el levantamiento zapatista del subcomandante Marcos en 1994.

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus