Saturday, 29 de February de 2020

Viernes, 30 Octubre 2015 02:35

Se activan los aspirantes del PRI




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

Algo está pasando dentro del Partido Revolucionario Institucional dado que sus aspirantes a la minigubernatura se están moviendo como no lo habían hecho hace algunas semanas, salvo algunas excepciones.


Alberto Jiménez Merino, Enrique Doger Guerrero, Javier López Zavala, Juan Manuel Vega Rayet y Lastiri Quirós, eran los que se notaban más, porque estaban desarrollando actividades tanto en esta capital como en el interior del estado.

 

Alejandro Armenta está empeñado en realizar un buen trabajo como diputado federal, aunque se considera dentro de la jugada para la candidatura de su partido a la gubernatura.

 

Jesús Morales, que había estado parco en su aspiración, ayer recibió el apoyo de trabajadores migrantes de los Estados Unidos quienes a través de uno de los líderes de las casas de Puebla en Nueva York, Los Ángeles y Nueva Jersey, le afirmaron su apoyo, asegurando que son priistas y que solicitarán a su partido que lo tenga en cuenta para la candidatura.

 

En la reunión, en la que también estuvieron representantes de la Asociación de Madres Solteras que preside Charo Sarmiento, le expresaron su apoyo.

 

Dicen que tiene todos los merecimientos para ser gobernador: ha sido diputado local y federal seis veces, director de Gobernación del Estado, Secretario de Educación y ha desempeñado importantes cargos partidistas, como dirigente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias y secretario general de la CNC.

 

Javier López Zavala ha venido realizando desde hace meses, un trabajo entre sus correligionarios del interior del estado, donde cuenta no sólo con simpatizantes, sino con estructura entre sus seguidores desde que aspiró en el 2010 a la gubernatura.

 

Dice que las encuestas que se han dado a conocer en últimas fechas, parecen haber sido realizadas sólo en la ciudad de Puebla, pues dan como “poco conocidos” a políticos priistas que han destacado en el desempeño de cargos públicos importantes y han ocupado puestos de elección popular.

 

Las encuestas son importantes, dijo, para darse una idea de lo que piensa la gente, pero si no se hacen bien, si sólo se realizan en una parte de la entidad, dan resultados falsos, cuya finalidad es halagar a quienes las pagan.

 

El licenciado Mario Marín Torres, ex gobernador del Estado, fue recibido por el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, en la ciudad de México, lo que índica que el PRI lo reincorpora a la actividad política, una vez que está por terminar el periodo de quien lo sustituyó en el poder.

 

Durante todo el tiempo que va del 2010 a la fecha, el ex gobernante poblano voluntariamente se alejó del escenario político local, como debe ser, para no interferir en las actividades del nuevo gobierno.

 

Generalmente, eso hacen los ex mandatarios priistas hasta cuando son sustituidos por alguien de su partido, mucho más cuando el triunfador de la elección pertenece a otro instituto político, como fue el caso de Puebla.

 

Desde hace algunas semanas, Marín Torres se ha venido reuniendo con grupos priistas del interior del Estado, con el objetivo de unificar al priismo que se dividió a raíz de la pérdida electoral del 2010.

 

En esas reuniones el invitado de los grupos que las organizaban lo invitaban por ser el único ex gobernante poblano que vive en Puebla y que mantiene lazos de amistad con muchos grupos de priistas del estado.

 

Su encuentro con Manlio Fabio, tuvo el objetivo, al parecer, de incorporarlo a la actividad priista en vísperas de que se resuelva la candidatura del PRI a la minigubernatura que por primera y única vez, sólo tendrá una duración de veinte meses.

 

En estos días en que ya se sabe que la decisión sobre la candidatura priista se tomará hasta enero, han empezado a correr rumores que a veces parecen serios, pero que también son desmentidos con seriedad por los interesados.

 

Se ha venido diciendo en estos días, que la gubernatura estatal de 20 meses, ya ha sido negociada por el Gobierno de la República con el gobierno estatal, lo que priistas bien informados, niegan rotundamente.

 

La lucha electoral del 2016, va a ser en serio, nos dice uno de los aspirantes del Revolucionario Institucional.

 

El PRI se siente obligado a recuperar a la entidad poblana y por eso está poniendo especial cuidado en la selección del candidato y está trabajando para lograr la unificación de todos los grupos en torno al que sea designado como abanderado del priismo.

 

En la otra esquina, en el PAN, parece que ya no hay problema: el candidato será Antonio Gali Fayad, presidente municipal de Puebla, que aunque no es militante de Acción Nacional, es la única figura importante dentro del panismo, que lo apoyó para llevarlo a la Presidencia municipal de la capital.

 

Su anunció en el sentido de que solicitará licencia por tiempo indefinido el 3 de marzo, una vez que haya rendido su segundo informe e indicó que tiene la seguridad de ser el abanderado panista para la próxima elección de junio del 2016.

 

Gali es un personaje carismático, que se ha ganado la simpatía de mucha gente, pero tiene en contra a un sector importante de su partido, que lo considera ajeno a Acción Nacional y muy cercano al morenovallismo.

 

Sin embargo, los opositores de dentro de su partido, no tienen la fuerza suficiente para influir en la decisión y lo más seguro es que él sea el elegido para abanderar al partido blanquiazul.

 

El PRD está dividido, lo cual no es ninguna novedad. Sólo que ahora su división puede ser decisiva, pues hay quienes quieren una alianza con el PAN y quienes la rechazan rotundamente.

 

El problema para el PRD, es que quienes rechazan aliarse con el partido de la derecha, pueden salir del partido del Sol Azteca, para ir a engrosar las filas de Morena, el partido creado por Andrés Manuel López Obrador.

 

El surgimiento de Morena, ha debilitado mucho al perredismo en todo el país.

 

Por poner un ejemplo reciente: si no hubiera surgido el partido lopezobradorista, el PRD, pese al asunto de Iguala-Ayotzinapa, hubiera ganado la elección para gobernador en Guerrero y se hubiera quedado con una buena parte de los ayuntamientos más importantes de esa entidad.

 

La división de la izquierda guerrerense, permitió al PRI, ganar con relativa facilidad las elecciones y después de dos sexenios de perredismo, volver a Casa Guerrero, con Héctor Astudillo, quien por cierto se sacó la rifa del tigre, según opinan muchos comentaristas, por la crisis política, económica y social en la que se encuentra la entidad suriana.

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus