Saturday, 29 de February de 2020

Lunes, 09 Noviembre 2015 02:01

¿Hay futuro para el PRD?




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

Agustín Basave y Beatriz Mojica, fueron designados el sábado, por el Consejo Nacional perredista, presidente y secretaria general, respectivamente, del comité nacional del Partido de la Revolución Mexicana.


El consenso de los consejeros para determinar su elección, fue casi unánime.

 

En su discurso de toma de posesión, el nuevo dirigente perredista, dijo que la tiene difícil.

 

Su objetivo será luchar contra la corrupción, no aceptar a ningún delincuente dentro de sus filas, por útil que sea; luchará por la unidad y durante el tiempo que estará al frente del partido, dos años, trabajará al margen de las corrientes o tribus que integran ese partido. “Haré lo que tenga que hacer para lograr la unidad y restañar las viejas heridas”.

 

Para la dirigente estatal del PRD en Puebla, Socorro Quezada Tiempo, el cambio de dirigencia nacional, debe implicar un cambio de postura en lo referente a alianzas con otras organizaciones políticas.

 

“Ojalá y Basave adopte una actitud diferente a la de Carlos Navarrete, como lo ofreció antes de asumir el cargo, de no seguir pensando que para vencer al PRI, el PRD tenga que aliarse con la derecha.

 

“Debe haber un replanteamiento en este tema, como ya lo señaló la Comisión Nacional del Diálogo con la Izquierda que preside Ifigenia Martínez”.

 

“Nuestras alianzas deben ser con los partidos de izquierda y no con el que representa y siempre ha representado a la derecha mexicana”.

 

En el mismo sentido, se pronunció la ex diputada federal, Roxana Luna Poquillo.

 

Dijo que el PRD debe analizar a profundidad su alianza con la derecha poblana, para no cometer el error que en el 2010 se cometió. “El nuevo dirigente ya no estará bajo las órdenes de la corriente Nueva Izquierda, que propició esa alianza”, señaló.

 

Los perredistas poblanos dijeron estar dispuestos a colaborar con los nuevos dirigentes nacionales, para fortalecer a su partido en la entidad, buscando nuevos afiliados entre personas que nunca han militado en las filas de ese partido, como pidió Agustín Basave.

 

La dirigencia nacional perredista está encabezada por un académico, de gran trayectoria, diputado federal con licencia, que cree en la posibilidad de fortalecer a su partido, unificándolo y llevando sangre nueva a sus filas.

 

Habrá según ofreció, diálogo con el PRI, pero ya no firma de pactos. “Los pactos, han terminado”.

 

Es curioso, el PAN también se propone luchar contra la corrupción. Está en estudio una reforma estatutaria de ese partido donde se establecerá que la Comisión Anticorrupción, tendrá el fin de prevenir e investigar “posibles” prácticas de militantes, funcionarios y dirigentes partidistas, consistentes en la utilización de sus funciones y medios, para obtener un lucro o beneficio.

 

Ambos partidos, PAN y PRD, tenían un tema que parecía único en sus discursos: el de la corrupción priista.

 

Los panistas, mucho más que los perredistas se erigían como los máximos representantes de la honestidad  y de la eficiencia en política.

 

El problema era que nunca habían ocupado posiciones de poder.

 

Cuando empezaron a ocupar gubernaturas y presidencias municipales importantes y sobre todo cuando llegaron, en el año 2000, a la presidencia de la república, se dieron cuenta ellos y todos los mexicanos, que la corrupción somos todos, no más que nos pongan donde hay. Y que en eso de la eficiencia, ellos demostraron ser sólo aprendices de políticos.

 

La llegada del PAN a Los Pinos y del PRD a varias gubernaturas, hizo que la percepción de la ciudadanía fuera de que todos los partidos políticos son iguales, en eso de apropiarse de importantes cantidades de recursos públicos.

 

Y en lo que se refiere a eficiencia, nomás hay que ver cómo dejaron al país Vicente Fox y Felipe Calderón en sólo doce años de tener la presidencia de la República en sus manos.

 

La corrupción es un mal universal que será muy difícil de erradicar. Lo que en una primera etapa debe buscarse es reducir la corrupción a límites tolerables, como estaba antes de que los tecnócratas priistas y luego los honestos y eficientes panistas llegaran al poder.

 

El arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa dijo ante los medios de comunicación ayer, que las campanas de los templos son para convocar a los fieles a la oración y a los actos religiosos importantes.

 

“No son para llamar a un pueblo a la violencia”, dijo, respondiendo a una pregunta sobre el repique de las campanas del templo de Ajalpan donde fueron linchados dos jóvenes trabajadores de una empresa encuestadora.

 

Afirmó no tener información detallada de si se usaron las campanas para convocar a los habitantes de ese pueblo. Pero dejó bien claro, que las campanas de los templos católicos no deben ser utilizadas para otros fines que para los que les han sido asignados.

 

Por otra parte consideró difícil que el Papa Francisco, durante su visita a México,  visite Puebla: “A mí me gustaría, pero estas cosas se deciden en otra parte”.

 

Hasta el pasado mes de agosto, según informes delMovimiento Alternativa Social, MAS, en el estado de Puebla, según informe del INEGI, hay 2 millones 600 mil personas que desarrollan alguna actividad económica, pero el 72.4 por ciento de esa cifra, trabajan en la informalidad, lo que ubica a Puebla en el quinto lugar en el país, con el más grave problema de desempleo.

 

Ese mes, agosto, Puebla cerró con 86 mil 159 personas en el desempleo.

 

Expresaron su preocupación porque el problema puede agravarse, ya que el problema que enfrenta la Volkswagen tendrá repercusiones graves en la economía local.

 

Y no hay que olvidar, señaló MAS, los despidos que ha habido en el gobierno estatal que son superiores a los 10 mil.

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus