Monday, 20 de January de 2020

Martes, 01 Diciembre 2015 03:11

Los maestros poblanos y las evaluaciones




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

Los maestros de la entidad poblana, siempre han sido respetuososy disciplinados a las autoridades educativas federales y estatales, pero eso no quiere decir que no tengan sus propias opiniones respecto, en este caso, de la Reforma Educativa.


Ya le comentamos la semana pasada, sobre la opinión que al respecto nos expresó un maestro con doctorado en pedagogía y con años de servicio tanto en el medio rural como urbano, ahora le comentaremos lo que nos dijo un grupo de maestros que no están de acuerdo con la forma en que se está implementando la prueba de evaluación, aunque consideran que es necesaria.

 

El problema no es de fondo, sino de formas: dicen que la SEP (Secretaría de Educación Pública) pretende imponer a como dé lugar, lo que llama “Reforma Educativa” y para muchos de ellos, es una reforma laboral y administrativa, que es necesaria, dicen, pero no mediante imposiciones sino con diálogo y negociación.

 

Los maestros tienen cosas qué decir al respecto y no se les permite opinar. Consideran que sus colegas de Oaxaca han abusado en muchos aspectos y que eso perjudica a todos los maestros, pero tampoco aceptan que se impongan las decisiones de las autoridades educativas mediante medidas policiacas.

 

Conscientes de que hay mucho que arreglar en el sistema educativo, tanto en la administración, como en cuestiones laborales y sobre todo en programas educativos, afirman no oponerse a ello, pero piden ser tratados como personas responsables, como maestros que son. Ellos están dispuestos a cooperar, sólo piden que se les escuche y se les tome en cuenta.

 

Para una buena Reforma Educativa, debe tenerse en cuenta la opinión de los maestros, no sólo de los expertos que desde los escritorios de sus oficinas en la Ciudad de México, hacen y deshacen a su antojo, sin conocer los problemas a que se enfrentan los mentores en sus lugares de trabajo.

 

No es lo mismo, para un maestro, trabajar en el medio urbano, que en el suburbano o el rural. Se enfrentan a problemas distintos, a situaciones diferentes a un entorno social relativamente más fácil en el medio urbano y difícil o muy difícil en los medios suburbano y rural. Todo eso tiene que tomarse en cuenta, afirman, de lo contrario la reforma que se pretende, se levantará sobre bases poco firmes, alejadas de la realidad.

 

Enrique Peña Nieto, llega a la mitad del periodo constitucional para el que fue electo.

 

Hoy, el presidente de la República cumple tres años en el poder, la mitad de su periodo.

 

Han sido tres años difíciles por diversos acontecimientos que los altos funcionarios federales no supieron manejar adecuadamente.

 

El problema se inició, desde el momento en que el propio presidente, no informó al pueblo la situación desastrosa en que los gobiernos anteriores habían dejado al país.

 

Los gobiernos priistas y panistas anteriores al actual, fueron los causantes de la debacle económica, política y social en que se encontraba México hace tres años.

 

El actual gobierno no tuvo ni la sensibilidad, ni el coraje, ni la voluntad, de denunciar lo anterior.

 

La consecuencia de ello, es que la culpa de lo que estamos viviendo, se la han achacado a Peña Nieto.

 

La crisis económica es consecuencia de la adopción del sistema neoliberal y del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, entregando todo sin recibir nada.

 

Los tecnócratas priistas, con el beneplácito de los panistas, son los culpables del derrumbe económico y consecuentemente de la descomposición social que estamos viviendo.

 

El neoliberalismo en México, como en todo el mundo, ha propiciado la concentración de la riqueza en pocas manos, más de lo que siempre ha estado y el empobrecimiento de las clases medias y no se diga de las llamadas clases populares.

 

Eso ha provocado el descontento, agravado por la inseguridad y la violencia que ha afectado a toda la República.

 

Nuestra democracia partidista, está hecha trizas, pues los partidos políticos, incluyendo al PRI, cayeron en una espiral de pérdida de ideología, de organización y de estructura.

 

Los partidos, todos, se han convertido en membretes que son aprovechados por muchos oportunistas, para escalar posiciones de poder.

 

La corrupción ha aumentado desde la llegada de la tecnocracia priista y de los panistas que durante toda su historia, hasta el año 2000, se la pasaron pregonando su honestidad y su eficiencia que no pudieron demostrar ya en el poder.

 

Las consecuencias de todo esto, han sido el derrumbe de la economía, de la paz y tranquilidad social, de los partidos políticos que han propiciado el deterioro de la educación y de los servicios de salud pública, el aumento de la pobreza y de la desigualdad y un descontento terrible, como no se había visto desde que concluyó la revolución de 1910.

 

La violencia y la inseguridad que se vive en casi toda la República se inició en el gobierno del panista Felipe Calderón, que sin estrategia, sin un previo estudio de lo que significaría enfrentar a la delincuencia organizada con cuerpos policiacos corruptos y no entrenados para un enfrentamiento como el que se originó, tendría a corto mediano y largo plazo.

 

Sobre la marcha se ha tenido que organizar esa lucha y entrenar a los organismos policiacos que deberán implantar el orden.

 

Muy activo está el diputado federal por Teziutlán, Juan Pablo Puña Kurzain.Su distrito está enclavado en la Sierra Nororiental de Puebla, donde en este tiempo los fríos son intensos.

 

Por eso realizó un recorrido por poblaciones rurales de los municipios de la cabecera distrital, Teziutlán, por los de Tlatlauquitepec y Guadalupe Victoria y entregó cobijas a dos mil familias.

 

Su campaña para proteger a las personas de menos recursos económicos contra el frío, continuarán en los próximos días.

 

Se iniciaron los foros “la Puebla que queremos” organizadospor el PRI a través de la Fundación Colosio de Puebla, para elaborar la plataforma política que se comprometerá a desarrollar quien resulte candidato o candidata del PRI para la mini gubernatura.

 

Este primer foro se llevó a cabo en Chignahuapan el viernes y en el estuvieron la dirigente estatal del PRI, Ana Isabel Allende Cano, el director del Icadep, del comité nacional del PRI así como el presidente de la Fundación Colosio en Puebla, Héctor SuleimanSafi.

 

Los dos primeros hicieron uso de la palabra, coincidiendo en que este tipo de eventos sólo los realiza el PRI, pues quiere escuchar los problemas y los planteamientos que para resolverlos hace la ciudadanía.

 

Su candidato tendrá una guía para desarrollar su trabajo, pues los priistas no pretenden hacer obras de relumbrón que poco o ningún beneficio reportan a la ciudadanía, sino resolver problemas que permitan mejorar el nivel de vida de los poblanos.

 

Entre las personas que intervinieron en el foro estuvieron: la senadora Lucero Saldaña, el delegado de Sagarpa y precandidato a la gubernatura Alberto Jiménez Merino; Maritza Marín Marcelo, diputada local y dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias; Fidencio Romero Tobón, Héctor René Becerra Toral, consejero y Gabriel López Castañeda, asesor de la Fundación.

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus