Saturday, 29 de February de 2020

Jueves, 09 Abril 2015 02:57

El homenaje al doctor y General Moreno Valle




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

LA ENTREGA DEL PREMIO GUILLERMO SOBERÓN Acevedo de desarrollo de instituciones por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al doctor y general Rafael Moreno Valle, quien fue gobernador de Puebla entre 1969 y 1972, es un acto de justicia.


El doctor y General Moreno Valle ocupó la Secretaría de Salud (entonces Salubridad y Asistencia) de 1967 a 1969, durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

 

Es un médico egresado de la Escuela Médico Militar en 1940, especializado en ortopedia, especialidad en la que fue considerado en su tiempo como uno de los mejores.

 

Fue director del Hospital Central Militar, catedrático en la Escuela Médico Militar y desempeñó otros cargos antes de asumir la secretaría del ramo.

 

Se caracterizó siempre por su espíritu humanitario en el desempeño de su profesión. Fue fundador y director de un hospital especializado en traumatología y ortopedia ubicado en la calle de Durango, de la colonia Roma en la Ciudad de México.

 

Muchos poblanos fueron atendidos ahí con especial interés por el doctor y general Moreno Valle. Uno de ellos recuerda: “estaba joven, no tenía dinero y fui para que me atendieran y él personalmente estuvo pendiente de mi evolución. Cuando me iban a dar de alta, mi gran preocupación era no poder pagar por carencia de recursos y cuando llegó el doctor Moreno Valle para informarme que ya podía salir, muy apenado le dije que no tenía dinero para pagar la cuenta. Él, sin un asomo de molestia, me contestó “¿Y quién te está cobrando?”

 

Cuando fue gobernador de Puebla, muchas personas de escasos recursos recurrían a él para solucionar algún problema y siempre obtuvieron la atención necesaria.

 

SU CAÍDA COMO GOBERNADOR DE PUEBLA no se debió a un movimiento popular en su contra ni a que hubiera un gran descontento entre la población.

 

El descontento que se percibía no era contra el gobernante, sino contra varios de sus colaboradores que tenían un comportamiento soberbio y altanero.

 

El comportamiento de varios de ellos no fue el adecuado. Eran militares y fuereños y su trato con la gente no era muy cordial que digamos.

 

El gobernador, por el contrario, fue siempre una persona amable con todo mundo.

 

En realidad no fue depuesto como gobernador. Él renunció en varias ocasiones por considerar que no era grato al presidente Luis Echeverría.

 

El doctor y General Moreno Valle no fue su partidario cuando estaba por decidirse la candidatura a la presidencia de la República. Él estuvo con el doctor Martínez Manatou y se mantuvo en esa posición.

 

La venganza de Echeverría fue aplicarle la “ley del hielo” cuando ya era presidente.

 

Moreno Valle renunció varias veces, pero la renuncia no fue aceptada y entonces solicitaba licencia por un tiempo alegando problemas de salud.

 

Era sustituido, de acuerdo con la ley, por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Mario Mellado, recientemente fallecido, quien nunca se presentó en el palacio de gobierno ni despachó como gobernador.

 

Una vez que se cumplió el término necesario para ya no convocar a elecciones, sino designar un gobernador sustituto, el gobernador solicitó licencia por tiempo indefinido y el Congreso del Estado designó al doctor Gonzalo Bautista O’Farrill para sustituirlo.

 

El doctor y general nació en la ciudad de Atlixco en 1917, es decir que tiene, a la fecha, 98 años. Sus padres fueron originarios de Tulcingo, en el sur del estado, que lleva el apellido de Valle en honor de un antepasado suyo que luchó en la Guerra de Reforma.

 

Recibió el reconocimiento oficial por las aportaciones que hizo para modernizar, ampliar construir y fortalecer diversas instituciones de salud. Junto con él fueron reconocidos otros nueve ex funcionarios del sector, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud.

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus