Saturday, 29 de February de 2020

Lunes, 13 Abril 2015 02:06

Tibio inicio de campañas políticas




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

TODOS LOS INICIOS SON DIFÍCILES y las campañas políticas no son la excepción. Acaba de pasar la primera semana en la que legalmente los partidos políticos y sus candidatos ya están en campaña para ganar las diputaciones federales a las que aspiran y todos se han visto muy lentos, o bueno tal vez dos o tres no, pero una golondrina no hace verano. Las campañas, que serán las más cortas de la historia reciente, parecen haber arrancado a paso de tortuga.


Los candidatos dicen que sus respectivos partidos no les han entregado los apoyos necesarios, dinero y propaganda, y esa puede ser una razón válida.

 

La democracia es cara y la democracia mexicana es muy cara y muy ineficaz.

 

Se requieren recursos para todo: para movilizar gente, para capacitar a los que serán representantes de casilla, para organizar mítines y reuniones en los municipios que forman parte de un distrito, en fin, para todo, hasta para repartir volantes y otro tipo de propaganda.

 

Muchos candidatos tienen que pedir prestado y al final de las campañas quedan endeudados y quienes ganan pueden recuperar lo perdido, pero quienes pierden, no. He ahí el problema.

 

Pero a medida que avance el tiempo las cosas se van a componer, es decir, va a haber campañas, esperamos que serias y honestas, para poder convencer a los ciudadanos de concurrir a las urnas, ahora en que según las encuestas se muestran apáticos para votar toda vez que se sienten defraudados por partidos y los políticos que los conforman.

 

ESTUVIMOS EN LA CONFERENCIA con la que el candidato del partido Humanista por el Distrito XI, Immanuel Brand Rivas y Taboada, inició su campaña.

 

En la reunión estuvo acompañado del candidato a diputado suplente, José Abraham García Bonilla y por el coordinador del nuevo partido en Puebla, José Uriza.

 

Jóvenes estudiantes de diversas instituciones de educación superior se vieron en la reunión apoyando al candidato, que también es un joven profesionista.

 

Ahí se dijo que el partido Humanista ve a la persona, al individuo, como la base de su atención, es decir, es un partido que defiende los derechos humanos y para el que el desarrollo significa allegar a los ciudadanos todas las facilidades para que alcance su plena realización en lo material y en lo espiritual.

 

Su ideología, como su nombre lo indica, es humanista, es decir, luchar porque todos los habitantes de este país puedan gozar de la vida en un ambiente de seguridad para ellos y sus familias, con trabajo bien remunerado, con instituciones para una educación de calidad para sus hijos, con instituciones de salud que garanticen su bienestar y con todo lo que contribuya a su realización como seres humanos.

 

Immanuel Brand, el candidato, manifestó que no podemos seguir siendo un país con legisladores entre los mejor pagados del mundo, es decir, con sueldos de primera y con rendimiento de quinta.

 

Propone revisar las disposiciones que rigen a los poderes Legislativo y Judicial y que no haya aumento de sueldos cada año, sino cada seis años. Así ocurre en países muy desarrollados, como Alemania, donde los sueldos de los legisladores son menores al que perciben los legisladores mexicanos.

 

El coordinador del partido Humanista en Puebla, José Uriza, afirma que su partido rebasará el 3 por ciento de la votación necesaria para mantener su registro y alcanzará el 10 por ciento en esta primera elección en la que participa.

 

Tiene candidatos a diputados propietarios y suplentes en los 16 distritos del estado de Puebla.

 

LOS MALOS GOBIERNOS EN MÉXICO han propiciado una gran desigualdad social: tenemos por una parte, dice Brand Rivas y Taboada, un país emergente, en el que hay familias que tienen todo lo mejor como si estuvieran en el primer mundo, y en la otra acera miles de personas viven en situaciones muy precarias, con carencia de servicios básicos, sin recursos para alimentarse correctamente y para educar a sus hijos o atenderlos en caso de enfermedad.

 

El Distrito XI, señaló, es un buen ejemplo de ello: hay colonias de primera y barrios y colonias de quinta o menos.

 

Esto sólo se debe a la ineficiencia de nuestros gobernantes, señaló, pues la Federación baja muchos recursos sin etiquetar, que se utilizan mal, en cosas que no tienen ninguna repercusión social.

 

Por eso tienen que hacerse campañas contra el hambre y por eso hay desconfianza de los ciudadanos hacia sus gobernantes y hacia las instituciones gubernamentales.

 

“Debemos fortalecer la institucionalidad, debemos evitar el deterioro de las instituciones, actuando con honestidad y con eficiencia. El debilitamiento institucional no fortalece a nuestro país y no nos lleva a la democracia”, dijo.

 

HASTA EL MOMENTO NO SE PERCIBEN CAMPAÑAS NEGRAS o de lodo y a la mejor a los candidatos no les da tiempo de entrar en una etapa de chismes y de arguendes de vecindad, y qué bueno.

 

Esas campañas “sucias” lo único que han dejado entre los ciudadanos es desconfianza y resentimiento. Porque nuestros políticos en su gran mayoría no son blancas palomitas y todos tienen cola que les pisen y cuando se inician esas campañas de lodo, todos salen salpicados.

 

Lo mejor es mantener la ecuanimidad, la decencia y evitar los pleitos de comadres que sólo deberían verse en telenovelas o en programas televisivos propios para eso. Como espectáculo corriente, nada más, pero no algo tan serio como debe ser la política.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus