Monday, 13 de July de 2020

Jueves, 14 Mayo 2015 01:30

Es increíble el desprestigio de los partidos




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

¿HA VISTO AUTOS PARTICULARES PORTAR propaganda política en los últimos dos meses, como se veía antes durante las campañas de los candidatos? No, ¿verdad? Eso se debe a que hay un rechazo de los ciudadanos hacia los políticos y los partidos.

 


Con alguna frecuencia hemos visto a jóvenes contratados por algún partido político pedir a automovilistas, detenidos en algún crucero por un alto, que les permitan colocar su propaganda y la respuesta en todos los casos que nos ha tocado ver ha sido un rotundo “no”.

 

Si los dirigentes de esas organizaciones tuvieran un poco de sensibilidad social y política, estarían preocupados y buscando la forma de recobrar la confianza de la gente, pero parecen no estar enterados de lo que pasa o no quererse enterar.

 

Y es que mientras las “prerrogativas” que los gobiernos federal y local entregan puntualmente a los partidos les sigan llegando, éstos no se preocuparán de otra cosa.

 

Los partidos son, para sus dirigentes, un lucrativo negocio. Los apoyos económicos que reciben sobre todo en época electoral son millonarios en todos los casos. Esos apoyos se dan con dinero público, proveniente de los impuestos y es para que los partidos funcionen como dice la ley, como instituciones de servicio público.

 

Su obligación es mantener organizaciones bien estructuradas y organizadas y capacitar a sus miembros para actuar en política con honestidad y eficiencia.

 

Manuel Gómez Morín, uno de los intelectuales más destacados del siglo XX y fundador del Partido Acción Nacional, dijo en 1939, año de la fundación del PAN, que los partidos deberían ser Escuelas de Política, y todos los partidos existentes hasta la actualidad, incluyendo al que Gómez Morín creó, están muy lejos, pero muy lejos de ser lo que el primer dirigente nacional del panismo dijo que deberían ser.

 

Los políticos de todos los partidos carecen en su mayor parte, de ideología: no saben de dónde vienen; no saben a dónde van, y lo peor del caso, no saben a dónde van a llegar. A poco no.

 

Lo único que sí saben, es que en este país, para ser rico de a de veras, hay que ser narco o político.

 

Muy pocos de los candidatos que aspiran a una diputación federal están conscientes de los problemas que confronta el país, su estado o distrito. Andan ofreciendo obritas que corresponden a un aspirante a presidente municipal y no a un representante popular ante el Congreso nacional.

 

Si los partidos, que son diez a nivel nacional, no hacen un esfuerzo, un gran esfuerzo para transformarse de membretes electoreros a verdaderos, a auténticos partidos políticos, con ideología, con planes y proyectos precisos para el país, cada uno de los estados y cada uno de los municipios. Si continúan esperando el término del proceso interno del PRI en cada elección, para “piratearse” a los que no obtuvieron la candidatura de ese partido, la democracia nacional no tendrá ningún futuro. Seguirá la corrupción, seguirá la ineficiencia, seguirá la improvisación, y siempre seremos un país del tercer mundo, con un montón de pobres desempleados, mal educados, buenos sólo para ser mano de obra barata, como han querido que sea México las grandes potencias, empezando por la del norte y apoyada en ese proyecto por los tecnócratas mexicanos.

 

SE ESTÁ PREPARANDO UNA CARAVANA Nacional por el agua, el territorio, el trabajo y la dignidad nacional. Esta caravana, nos informan, arrancará de Nuevo Necaxa, en la Sierra Norte, el lunes 18 del presente mes.

 

Participarán diversos organismos civiles, sindicatos y organizaciones campesinas.

 

AYER EN SAN NICOLÁS DE LOS RANCHOS, en las faldas del volcán, estuvo de gira el gobernador Rafael Moreno Valle.

Ofreció a la población para este mismo año un nuevo y moderno centro de salud integral y la ampliación y reconstrucción de las escuelas primaria y secundaria técnica.

 

Afirmó el gobernante poblano que para su gobierno los renglones de salud y educación, siempre han sido prioritarios.

 

YA ESTAMOS A TRES SEMANAS DE LOS comicios para elegir dieciséis diputados federales por mayoría y no se ve ni movimiento ni propaganda política por ninguna parte.

 

Esto se debe a dos motivos: los candidatos están convencidos de que los mejores rendimientos los obtendrán si realizan campañas de tierra, es decir, si se ponen a recorrer colonias, barrios, etc., para platicar con la gente, conocer sus problemas y buscarles solución.

 

Y segundo, porque sus partidos los han apoyado con muy poco dinero. Dicen que no tienen, pero cuando no había prerrogativas había más movimiento, campañas más dinámicas y hasta alegres.

 

Hoy no hay nada porqué alegrarse, pues tenemos un país en decadencia total y unos candidatos que en su mayoría no saben ni qué sería lo que tendrían que hacer si llegaran a ganar. Tal vez por eso las campañas de ahora se ven tan tristes, tan desangeladas.

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus