Sunday, 18 de April de 2021

Viernes, 27 Noviembre 2015 03:05

Párrocos exigen mayor seguridad tras asesinato de su colega en Cuyoaco

Los sacerdotes admiten que son vulnerables ante la ola de violencia en el país. Creen que es importante mantener bajo vigilancia el arte sacro que se resguarda en las iglesias principales del estado

 

  • Yessica Ayala/ Ixchel Rivera

Los párrocos de San Andrés Cholula y del ex convento de San Francisco en Atlixco, considera que es urgente que se refuerce la seguridad de los sacerdotes, así como en las iglesias para proteger el arte sacro, aunque ambos aseguraron desconocer de casos de extorsión que pudieran provenir del crimen organizado.

 

Tras el asesinato del clérigo de Cuyoaco, Erasto Pliego de Jesús, los sacerdotes se sienten vulnerables,ya que en otras partes del país han sido sujetos de ataques y constantes amenazas para que sus iglesias cubran una cuota a las bandas criminales.

 

Lucio Sánchez del Razo, párroco de la Iglesia del ex convento de San Francisco, admitió que tras este suceso, las autoridades deben garantizar paz a este sector.

 

“Es nuestro trabajo buscar que se implementen mejores medidas de seguridad, así como pasa en otros sitios que cuentan incluso con vigilantes o fiscales que se turnan por la noche. Y para avisar a la gente de un probable robo tienen las campanas”, comentó.

 

En tanto, el párroco de San Andrés Cholula, Miguel Sánchez Almaraz consideró que con más cámaras de seguridad se puede mantener mayor vigilancia, aunque indicó que en su caso, no ha sido víctima de ningún delito

 

Minimizan llamas de extorsión

 

“No existe alguna actividad de ese tipo en la parroquia de San Andrés, o que pudiera estar ligada con lo que sucedió con el sacerdote victimado. Las llamadas telefónicas que se han recibido son como las que desafortunadamente le pasan toda la población, pero procuramos no atender llamadas de números desconocidos, así como números de la ciudad de México”, dijo al ser cuestionado si ha sido chantajeado.

 

En tanto, el fiscal de la parroquia de San Andrés, Leónides Juan Tototzintle, aceptó que las 10 cámaras de seguridad del inmueble no son las adecuadas para mantener vigilado el templo, ya que no cuentan con un disco duro que registre lo ocurrido, y únicamente vigilan lo que sucede al momento pero no graban imágenes. 

 

Exige resguardar arte sacro

 

Por su parte, Lucio Sánchez del Razo de Atlixco dijo comprender que “la tentación es muy grande” para los delincuentes, dada la cantidad y calidad de lo existente, no sólo en San Francisco, sino también en la mayoría de las iglesias de la ciudad como es el arte sacro.

 

Contó que desde hace dos o tres meses, personal del ex convento sigue muy de cerca el movimiento de “varios autos y personas que sospechosamente entran al atrio para quedarse un rato. Por eso ya no permitimos estacionar los vehículos frente a la entrada principal. No sabemos cuáles sean sus intenciones”.