Monday, 21 de September de 2020

Lunes, 22 Junio 2015 02:30

Secuestros: cae incidencia pero hay más muertos y violencia

 

Con al menos 17 casos de secuestro conocidos de enero a junio del 2015, Puebla promedia cerca de tres casos al mes, según cifras de Alto al Secuestro A.C, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) y la PGJ. Aunque el número es menor que en 2014 —pues en el mismo periodo se registraron 23—, ahora destacan los plagios porque las víctimas han sido asesinadas pese al pago del rescate.

  • Alberto Melchor @_BetoMM

Con al menos 17 casos de secuestro conocidos de enero a junio del 2015, Puebla promedia cerca de tres plagios al mes según cifras de la organización Alto al Secuestro AC, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) y de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

 

Asimismo destacan los casos en los que las víctimas han sido asesinadas pese al pago del rescate que solicitan los plagiarios, siendo las principales víctimas estudiantes y empresarios, como los casos de los universitarios Sebastián Préstamo Rivera e Isarve Cano Vargas, en los cuales sus familiares pagaron fuertes cantidades de dinero pero no evitaron que fueran asesinados.

 

Todos los meses se han reportado secuestros

 

De acuerdo con la base de datos del Sesnsp con corte al 31 de mayo, se reporta que durante abril de este año se recibieron cuatro denuncias por secuestro en la entidad, siendo el periodo con más casos, pues en enero, febrero, marzo y mayo se recibieron dos, tres, dos y un caso respectivamente.

 

No obstante el reporte de la organización Alto al Secuestro, dirigido por Miranda de Wallace, difiere con las cifras del Sesnsp de enero, pues en dicho mes la asociación civil contabilizó cinco denuncias por secuestro, de las cuales tres fueron atraídas por la Procuraduría General de la República (PGR).

 

Aunque ambas estadísticas sólo reportan los datos oficiales de los primeros cinco meses del 2015, la Procuraduría General de Justicia ha hecho públicos dos casos más ocurridos en junio: el de un menor de edad plagiado el 1 de junio en el municipio de Amozoc y el de un empresario secuestrado en su domicilio en la colonia El Vergel.

 

Mientras que el joven de 13 años fue rescatado dos semanas después sin presentar lesiones, el empresario poblano fue ultimado por sus captores, entre los que según la PGJ figuraba su pareja sentimental como la autora intelectual, uniéndose a las víctimas que han terminado por ser asesinadas violentamente por sus plagiarios.

 

Disminuyen secuestros en 48 por ciento

 

Tomando en cuenta únicamente las estadísticas del Sesnsp, las cifras referentes al secuestro han disminuido con relación al número de investigaciones iniciadas en el 2014, pues de enero a mayo de ese año, las autoridades recibieron 23 denuncias, por lo que los 12 casos reportados este año en el mismo periodo significan una disminución del 48 por ciento.

 

Matan a sus víctimas pese a pagar los rescates

 

Aunque una de las principales características para que el móvil del delito sea calificado como secuestro es la exigencia de dinero a cambio de no dañar a las personas, los últimos secuestros ejecutados en Puebla se han caracterizado por ejecutar a las víctimas.

 

El primer caso con este modus operandi en el presente año, fue el de Sebastián Préstamo Rivera, estudiante del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, de 18 años de edad, quien fue secuestrado por su compañero de clase Edson Hernández y dos cómplices, Rafael Barradas y Christopher Reyes, quienes luego de asesinarlo tiraron su cuerpo junto a un río en el municipio de Xalapa, Veracruz.

 

En ese caso, la familia de Sebastián fue extorsionada solicitándole de forma inicial 15 millones de pesos, sin embargo, para cuando los plagiarios iniciaron las negociaciones, la victima ya estaba muerta, pues de acuerdo con los informes del caso, el universitario fue asesinado a las pocas horas de ser secuestrado en la ciudad de Puebla.

 

En una situación similar está el caso de la estudiante de psicología en la BUAP, Isarve Cano Vargas, que en abril fue secuestrada por Ángel de Jesús Carrasco López, Efraín Méndez Cabrera y Jairo Adán Gutiérrez Cabrera, de 21, 28 y 21 años de edad, quienes aprovecharon la cercanía con la joven originaria de Tehuacán para privarla de su libertad.

 

Aunque la familia realizó el pago de 140 mil pesos, los plagiarios lo cobraron pero no entregaron a Isarve, pues la joven ya había sido asesinada y sus restos fueron arrojados en un predio baldío donde permanecieron por más de un mes hasta que los ejecutores fueron detenidos y revelaron la ubicación de la osamenta.

 

 

Last modified on Lunes, 22 Junio 2015 02:44