Sunday, 27 de September de 2020

Lunes, 23 Noviembre 2015 01:31

De la desaparición de Pau a la desintegración del cuerpo: la PGJ no da una en el caso

Para la Procuraduría General de Justicia (PGJ) fue suficiente un perfil psicológico y una presunta prueba pericial que da cuenta que el cuerpo de Paulina Camargo se desintegró al llegar al relleno de Chiltepeque, para consignar a José María Sosa por los delitos de homicidio y aborto. 

  • Alberto Melchor / @_BetoMM

Con un perfil psicológico y una presunta prueba pericial que da cuenta que el cuerpo de Paulina Camargo Limón se desintegró al llegar al relleno sanitario de Chiltepeque, fueron elementos suficientes para que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) consignara a José María Sosa Álvarez, “Chema”, por los delitos de homicidio y aborto.

 

Debido a que la semana pasada el procurador Víctor Carrancá Bourget declaró que una segunda persona pudo haber sustraído el cadáver de la joven del contenedorde basura en donde presuntamente había sido dejado por el hoy procesado el pasado 25 de agosto, la defensa de José María recurrirá a un amparo ante un juez federal este lunes con el fin de echar abajo el formal prisión, pues la Procuraduría no ha mantenido una postura sobre lo que pudo haber ocurrido.

 

El padre del joven veracruzano, Luis Sosa Vázquez confirmó que la batalla legal ante un juez federal iniciará este lunes, al considerar que hay elementos suficientes para probar la inocencia de su hijo.

 

Cabe citar que Sosa Álvarez es el principal sospechoso de la muerte de Camargo Limón, quien al día de su desaparición, el 25 de agosto, tenía casi cinco meses de embarazo. Desde entonces, la Procuraduría ha dado diversas versiones sobre lo que pudo haber ocurrido, y a tres meses de los hechos, no ha logrado encontrar los restos de la joven de 19 años de edad.

 

Según dio cuenta el progenitor del procesado, la PGJ se negó a que se realice una prueba mecánica de hechos con especialistas contratados por la parte acusada.

 

“En los argumentos que utilizaron para consignar a mi hijo dice que el cuerpo se desintegró en el relleno sanitario, pero después que le dictaran auto de formal prisión, el procurador sale a decir que una segunda persona la pudo haber sacado del contenedor y por eso no la encuentra, ¿entonces? ¿Quién miente?”, cuestionó Sosa Vázquez.

 

Fue a finales de octubre cuando el Juez Tercero de lo Penal dictó auto de formal prisión contra José María por los delitos de homicidio y aborto en agravio de Paulina Camargo Limón, luego de que fuera encarcelado en un inicio por falsedad de declaraciones.

 

Las contradicciones de Carrancá

 

Sin el cuerpo del delito, la única persona que ha sido señalada como el autor intelectual y material del asesinato de Camargo Limón es José María, recluido en el penal de San Miguel y quien en su defensa, ha alegado que fue amenazado y torturado para declararse confeso.

 

En este caso, el propio procurador se ha enredado en sus declaraciones. En una entrevista el pasado 1 de septiembre, Carrancá Bourget dijo que tenía indicios en que Pau podría seguir con vida, y el 17 de septiembre aseguró que las diligencias probaban responsabilidad de Sosa. En cada entrevista en la que ha hablado del tema, ha dado una versión distinta, sin mencionar la llamada que recibieron los familiares ese 26 de agosto.

 

La última versión que dio sobre el caso fue el 11 de noviembre cuando indicó: "La hipótesis que tenemos es que el cuerpo pudo haber sido sustraído del contenedor por alguien más, que esa es una línea que estamos trabajando y obviamente ocultarla en algún otro lado".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Last modified on Lunes, 23 Noviembre 2015 03:08