Saturday, 04 de December de 2021

Miércoles, 02 Diciembre 2015 02:30

Trasladan a Puebla cuerpos de los 28 calcinados en Jalpan

Autoridades no avisaron a los familiares. Las pruebas de génetica para poder identificar los restosno han sido concluidas, en una muestra de lentitud e ineficacia a 10 días del incidente

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Familiares de las 28 personas que murieron calcinadas en el accidente de la carretera federal México-Tuxpan el pasado 22 de noviembre, acusaron que los cuerpos de sus familiares fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de la Capital poblana durante el fin de semana, pero fue hasta este martes cuando se enteraron y no por las autoridades.

 

Personal de la policía ministerial consultada por e-consulta ratificaron que los restos se encuentran en refrigeración en el Semefo de Puebla, pues hasta el momento las pruebas de genética practicadas para poder identificar los restos, no han sido concluidas en una muestra de lentitud e ineficacia a 10 días del incidente.

 

Del mismo modo, se sabe que los deudos conformaron una comisión que tiene como fin, reunirse con las autoridades de justicia poblana para que se pueda atender el problema con la línea Verdes Premium que protagonizó el accidente, pues hasta el momento no se han hecho cargo de los gastos ni han pagado los seguros de viajero a las 38 personas afectadas que viajaban la noche del 22 de noviembre de Poza Rica a Puebla.

 

Asociaciones religiosas y algunos vecinos del municipio de Jalpan se han ofrecido a atender a los familiares de las víctimas que han acampado a las afueras del Semefo de la Sierra Norte en espera de los resultados que permitan recoger los restos de sus familiares para darles sepultura.

 

Cabe señalar que minutos antes de las 19 horas de ese día, a la altura del kilómetro 146+300 de dicha vialidad, un automóvil particular modelo Yaris impactó el autobús 2823 de la línea Verdes Premium proveniente de Poza Rica, Veracruz, el cual tenía como destino la ciudad de Puebla.

 

Inicialmente el fatídico conteo de victimas estipulaba que eran 24 víctimas mortales y 10 lesionados, sin embargo, al hacer las diligencias en los fierros retorcidos del camión, se pudo constatar que existían otros cuatro cuerpos más que se habían fundido en el metal.