Wednesday, 23 de September de 2020

Viernes, 10 Abril 2015 02:30

Bajan precio del combustible y empleados reciben amenazas en la gasolinera de la 11 Sur y circuito

La estrategia de Servicar ubicada en el Circuito y la 11 Sur no agradó a estaciones vecinas. La encargada explica que decidieron bajar en 7 y 8 centavos el litro de combustible debido a que la competencia que apareció en la colonia durante los últimos meses provocó una disminución de la clientela.

  • Alberto Melchor @_BetoMM

La decisión de bajar los precios en el combustible por parte de la gasolinera Servicar, acarreó problemas para los trabajadores que durante las primeras horas de haber iniciado dicha estrategia comercial tuvieron que soportar agresiones físicas y verbales por parte de posibles emisarios de estaciones vecinas que compiten por la clientela.

 

La estación ubicada en la 11 Sur y el circuito Juan Pablo II, tomó la decisión de competir con tres estaciones vecinas bajando el precio del combustible en 7 y 8 centavos el combustible, quedando en 13.50 el litro de Magna y 14.30 por litro de Premium, medida totalmente legal tomando en cuenta que la Secretaría de Hacienda fijó precios máximos, pero no estipula que el costo deba de ser homogéneo.

 

En entrevista para CAMBIO, la encargada de turno de nombre Graciela, explicó que la decisión por parte de la gerencia se tomó ya que “en los últimos seis meses aparecieron tres estaciones de servicio en la zona de Prados Agua Azul, bajando considerablemente la clientela para la empresa que funciona desde 1997”.

 

Amenazados por “bajar el precio”

 

El descuento en el combustible entró en vigor a las 22:30 horas del miércoles, provocando que la primera amenaza por posibles emisarios de la competencia tuviera lugar a las 8 de la mañana de este jueves, cuando dos sujetos se detuvieron con el pretexto de cargar gasolina para un automóvil Dodge Attitude, color azul cielo, con placas de circulación TZJ 5419.

 

Luego de cargar combustible, ambos sujetos bajaron de la unidad para comenzar a agredir verbal y físicamente al despachador de nombre Josué Castelán Sepúlveda, al que incluso increparon por el precio de la gasolina mientras amagaban con golpearlo con un tubo y un desarmador.

 

El incidente no fue un tema aislado ya que la segunda amenaza verbal tuvo lugar pocos minutos antes de las 13 horas, cuando uno de los despachadores fue llamado por el ocupante de un automóvil BMW color arena, el cual con palabras altisonantes lo increpó por la medida tomada por la administración.

 

De acuerdo con la empleada, “las utilidades de Servicar se verán disminuidas en un 26 por ciento”, aunque se compensará cuando los automovilistas comiencen a llegar a la estación, por lo que también aprovecharon para solicitar un aumento en la seguridad y así evitar que se vuelvan a repetir las amenazas.

Last modified on Viernes, 10 Abril 2015 03:54