Tuesday, 20 de April de 2021

Viernes, 06 Marzo 2015 02:30

¡Son dos momias!: Murieron abrazados

El jefe de la expedición de rescate del Pico de Orizaba, confirmó que son dos momias las que se encontraron en el volcán, a una altura de 5 mil 270 metros sobre el nivel del mar, pero que los cuerpos no podrán ser rescatados por el momento debido al frente frío que entrará este viernes, por lo que aún no se pude definir una fecha. 

  • Alberto Melchor Montero @_BetoMM

Después de 14 horas de expedición de búsqueda y localización de los restos “momificados” de un alpinista en el Pico de Orizaba, Hilario Aguilar Aguilar, miembro del grupo de alta montaña de la Cruz Roja de Ciudad Serdán, confirmó que durante el rastreo en el volcán no sólo se constató de la existencia del peculiar cadáver, sino que además fue hallado un segundo cuerpo abrazado al segundo.

 

Los alpinistas describieron que dentro de la zona que indagaron, pudieron percatarse de que existe un segundo cadáver que está abrazando al cuerpo que fue mostrado en la fotografía que ha dado la vuelta a México a través de distintos medios.

Hilario Aguilar, presidente en Puebla del Club Alpino Mexicano y miembro del grupo de alta montaña de la Cruz Roja, fue uno de los dos alpinistas que ubicó el cadáver a pesar de sólo tener una altura aproximada de donde se realizó el hallazgo, sin embargo, logró acordonar la zona y marcarla para preparar el descenso de los cuerpos en los próximos días.

En conferencia de prensa realizada en el municipio de Ciudad Serdán, Aguilar relató que las condiciones de descomposición de los cuerpos impedirán que sean recuperados completos, por lo que algunas partes deberán de ser seccionadas para evitar daños que puedan afectar los tejidos y con ello que se haga más difícil reconocerlos.

 

Respecto a la zona en la que fue encontrado el cuerpo, explicó que no es posible revelar con precisión el lugar del hallazgo para evitar que el morbo que ha generado el descubrimiento provoque que algunos alpinistas busquen llegar a los cuerpos, pudiendo propiciar personas lesionadas o alguna otra pérdida.

De acuerdo con las aproximaciones que se tienen gracias a versiones de algunos alpinistas de la zona, se sabe que el cuerpo se encuentra en la cara noreste del Citlaltépetl, mientras que Hilario Aguilar indicó que su altura precisa es a cinco mil 270 metros de altura.

“No es uno, son dos cuerpos. Estuvimos haciendo una pequeña excavación pero al meter el piolet en la parte de abajo para ver el otro cuerpo salieron algunos gases (…) Nos percatamos al estar destapando la momia con mucho cuidado que había otra mano, entonces seguimos excavando un poco más, pudimos ver que eran dos cuerpos”.

 

Aguilar agregó que “hay restos de ropa desintegrada, hay un suéter de color rojo y tal vez una chamarra azul rey, pero ya desintegrado todo, ya en pedacitos, este cuerpo si llegara a bajar va a bajar muy descompuesto (…) Para evitar el morbo el día que se baje, por más cuidado que se tenga, va a ser imposible que se puedan bajar completos los restos”.

Frente frío retrasa el descenso del cadáver

 

 

Debido a que este día por la tarde entrará un frente frío en la región, las autoridades prevén que por seguridad de los rescatistas, las operaciones para desenterrar los cuerpos y bajarlos se pospondrán tentativamente hasta la próxima semana, tiempo que aprovechará el Ministerio Público de Ciudad Serdán para efectuar diligencias y otorgar poderes para autorizar el levantamiento del cadáver.

Asimismo, se indicó que las condiciones del terreno donde se encuentran los restos son de extrema peligrosidad, por lo que el operativo de recuperación requerirá la participación de alpinistas especializados en alta montaña, además de tener equipo adecuado para no arriesgar al personal.

Ante ello, el presidente municipal de Ciudad Serdán, Juan Navarro, se pondrá en contacto con el gobierno del estado para que proporcione el material adecuado para facilitar las maniobras pues la delegación de la Cruz Roja en esa región no cuenta con todo el material.

 

Al ser cuestionados sobre la manera en la que se realizaría el descenso de los restos, indicaron que no es posible que un helicóptero aterrice en la zona del hallazgo pues tiene una inclinación de 50 a 60 grados, además de que el hielo está cristalizado, por lo que deberán de bajar el cuerpo hasta una altura de cuatro mil 900 metros sobre el nivel del mar en el punto Nidos Altos, donde sí es posible el aterrizaje de alguna aeronave.

 

 
Last modified on Viernes, 06 Marzo 2015 12:36