Monday, 21 de September de 2020

Martes, 31 Marzo 2015 02:30

Estudiantes detenidas sí recibieron ayuda jurídica: Esparza

A pesar de que el incidente ocurrió fuera de las actividades escolares las estudiantes María René Escobar Torres y Daniela Hernández Bautista recibieron asesoramiento legal por parte de la universidad, informó el rector Alfonso Esparza Ortiz

  • Alberto Melchor @_BetoMM

Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, aseguró que las estudiantes María René Escobar Torres y Daniela Hernández Bautista, quienes fueron detenidas el viernes pasado por pintar el agua del zócalo, recibieron asesoramiento legal por parte de la universidad a pesar de que el incidente ocurrió fuera de las actividades escolares.

 

En entrevista, Esparza Ortiz reconoció la versión por parte de los uniformados al indicar que las jóvenes fueron detenidas tras ser señaladas como las responsables de arrojar colorante al agua de la fuente de San Miguel en el zócalo, acusación que fue negada rotundamente por las jóvenes de 16 años

.

“Ya estaban fuera del horario de clases, estaban en una actividad personal y fueron en teoría sorprendidas echando pintura a la fuente de San Miguel; eso por supuesto que daña el patrimonio cultural y fueron remitidas, les dimos seguimiento y me informó personalmente el presidente municipal —Antonio Gali—”.

 

Asimismo confirmó la amonestación que les fue impuesta a las estudiantes de la preparatoria Lázaro Cárdenas que tendrán que presentarse en las instalaciones del DIF municipal para participar en unas pláticas, además de la recomendación para no reincidir.

 

Respecto al apoyo legal, Esparza Ortiz indicó que se les dio seguimiento hasta que fueron puestas en libertad y se les ofreció apoyo legal, sin embargo las adolescentes y sus padres dijeron que ya contaban con una defensa legal.

 

Cabe recordar que de acuerdo con la versión que manejaron las jóvenes, éstas fueron detenidas la noche del viernes señaladas por arrojar pintura al agua de la fuente, hecho que negaron pero no impidió que fueran remitidas al Juzgado Calificador para Menores, el cual las mantuvo detenidas casi seis horas.

 

Tras su liberación, expusieron que tanto en la detención como en su estancia en el juzgado, sufrieron de violencia por parte de los uniformados de la Policía municipal, por lo que ayer ratificaron una queja interpuesta ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por la detención.

 

Last modified on Martes, 31 Marzo 2015 02:46