Monday, 28 de September de 2020

Lunes, 06 Abril 2015 02:30

Estudiante universitaria trabajará con científicos de primer nivel en el mundo

La estudiante de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP ganó el premio Leon Lederman 2015. Quiero ser una gran investigadora, aportar algo relevante a la ciencia y demostrar que aquí podemos hacer grandes cosas: Ivette Bermúdez

 

  • Carlos Rodríguez

Desde pequeña descubrió el placer por aprender. Tal gracia la arropó de aptitudes que hoy han dado frutos: el premio Leon Lederman. Su nombre: Ivette Jazmín Bermúdez Macías, de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, quien demostró ser la mejor estudiante en su área con el primer lugar nacional, que la dotó del galardón del Nobel de Física y su pase al Laboratorio Nacional de Aceleradores Fermi (Fermilab), el más importante de física de altas energías de Estados Unidos y el segundo a nivel mundial.

 

Auspiciado por la Fundación Hertel, el premio Leon Lederman –que lleva el nombre del Nobel de Física en 1988 por sus trabajos sobre los neutrinos– le confiere una estancia de investigación de tres meses, durante los meses de junio, julio y agosto próximos. En Fermilab, donde tanto el quark bottom como el quark top fueron descubiertos, será la única mexicana que formará parte del “grupo de honor” integrado por tan sólo diez destacados estudiantes del mundo de Reino Unido, Japón, China, México y Estados Unidos.

 

Situado en Batavia, Illinois, el Fermi National Accelerator Laboratory es el más grande de Física de Altas Energías de Estados Unidos y el segundo mayor del mundo, después del CERN. Allí, la estudiante de la BUAP será una de las afortunadas que trabajarán, codo a codo, con científicos de primer nivel en el mundo.

 

Estudiante con trayectoria

 

Ivette Bermúdez Macías cursa el octavo cuatrimestre de la Licenciatura en Física, en la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP. Desde el segundo cuatrimestre participó en los programas de divulgación científica de la Institución, como “Jóvenes investigadores” y “La ciencia en tus manos”, asistió a congresos y perfeccionó sus conocimientos del inglés y francés –este último lo aprendió durante sus estudios en la Preparatoria Urbana Enrique Cabrera Barroso de la BUAP–. Tal trayectoria le arrojó un buen historial académico: 9.7 de promedio.

 

Tras la publicación de la convocatoria de los Physics Awards 2015 de la Fundación Hertel –Leon M. Lederman y John N. Bahcall–, en agosto de 2014, Ivette se aplicó para participar. Uno de los filtros más importantes fue la entrevista que vía internet y en inglés sostuvo con el comité evaluador: científicos del CERN y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), sobre sus conocimientos de física e intereses académicos.

 

La estudiante de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, hija de una madre soltera, demostró ser la mejor en Física del país: el primer lugar nacional del Premio Leon Lederman.

 

Poblana de nacimiento, su núcleo familiar lo componen su madre y su hermano. Pese a la orientación de aquélla, quien sugería que estudiara Medicina, ella supo que quería ser Física. Y hoy sabe con certeza que anhela ser una gran investigadora: “aportar algo verdaderamente relevante a la ciencia”, que se traduzca en tecnología y beneficio social”.

 

-A sólo dos meses de tu partida, ¿cómo vas arropada a ese gran centro de investigación que es Fermilab?

 

-Ah –respira, sonríe, hay emoción– me he estado preparando con mis profesores, el doctor Mario Iván Martínez, principalmente, me orienta y me apoya.

 

Además de ser una estudiante de 9.7, Ivette Bermúdez Macías es soprano. Canta ópera. Desde hace un par de años acude a los talleres artísticos de la Escuela de Artes de la BUAP, y desde la secundaria aprendió a tocar el piano. “Me gusta mucho la música y escucho de todo, desde rock alternativo hasta clásica”. Su tiempo libre lo distribuye entre su formación profesional, su familia, pero también en ensayar la interpretación de On my own, la pieza que el personaje del musical de Los Miserables, Eponine, canta bajo la lluvia por las calles de París.

 

Formada en la máxima casa de estudios de Puebla desde el nivel medio superior, se siente orgullosa de su universidad que cuenta, dice, con “profesores calificados que se preocupan porque los alumnos aprendan”.

 

En el vecino país del norte, piensa no sólo “aprender mucho”. Piensa dar lo mejor de sí misma: “una buena imagen de México y demostrar que aquí también podemos hacer grandes cosas”.

 

Los conocimientos adquiridos en su alma mater, la BUAP, serán un espejo de México hacia el mundo: en Fermilab, el segundo más grande de Física de Altas Energías.En Fermilab piensa centrarse en la Física Experimental, “encontrar explicaciones físicas de los fenómenos. “Es un campo completo e implica retos”.

 

Last modified on Lunes, 06 Abril 2015 01:42