Wednesday, 21 de April de 2021

Miércoles, 16 Diciembre 2015 02:16

Esparza termina el 2015 con tradicional concierto navideño

El rector de la BUAP dirigió su mensaje de fin de año a la comunidad universitaria, la Orquesta Sinfónica y el Coro Universitario de la BUAP ofrecieron el show en la Concha Flotante, instalada sobre el lago del Jardín Botánico en Ciudad Universitaria

  • Carlos Rodríguez

La Orquesta Sinfónica y el Coro Universitario de la BUAP ofrecieron el tradicional Concierto Navideño en la nueva sede cultural de la Institución: la Concha Flotante, instalada sobre el lago del Jardín Botánico en Ciudad Universitaria, donde se dieron cita académicos, estudiantes y personal administrativo para escuchar el mensaje de fin de año del Rector Alfonso Esparza Ortiz.

 

“La música es el medio ideal para compartir emociones y expresar nuestros sentimientos. Por ello, en esta época navideña, de estar con la familia, amigos y seres queridos, de darnos esos momentos de paz y tranquilidad que nos hemos ganado, después de una larga jornada que representó el 2015, celebremos este fin de año con este concierto que ofrecen dos grandes instituciones: la Orquesta Sinfónica y el Coro Universitario de la BUAP”, expresó el rector a la comunidad universitaria.

 

A un año de haberse anunciado que la Concha Flotante sería el escenario del tradicional concierto navideño, este nuevo recinto cultural fue testigo del talento de los universitarios: 85 voces que interpretaron los tradicionales villancicos navideños como Las Posadas y Noche de Paz, entre otros.

 

Tras desear a la comunidad universitaria un feliz año 2016 e invitarlos a participar de la fraternidad universitaria, el rector de la BUAP disfrutó del programa musical que inició con la obra Gatatumba, interpretada por el Coro Universitario, seguida del popurrí de Leroy Anderson, y las piezas O holy night, Joy to the world, Las posadas, Adeste fideles yNavidad de Charly Brown, entre otras más.

 

Al finalizar el concierto navideño, los asistentes convivieron en el entorno natural del Jardín Botánico, iluminados por una luna menguante, y amenizados por el compás de un cuarteto de cuerdas. El colorido de juegos pirotécnicos iluminó el manto celeste que se reflejó sobre la quietud del espejo de agua, aposento del nuevo recinto cultural diseñado por estudiantes de la BUAP para la sociedad y los universitarios.

Last modified on Miércoles, 16 Diciembre 2015 03:43