Saturday, 25 de September de 2021

Miércoles, 06 Enero 2016 03:22

Edil de Ciudad Serdán paga a trabajadores de su rancho con dinero del erario, acusan

Aseguraron activistas que no es la primera vez que se les escapaba un hipopótamo. Señalaron que hasta el momento entre 15 a 20 ocasiones se han escapado especies del rancho del edil, Juan Navarro

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Tras la fuga mortal de un hipopótamo del Rancho Dolores, propiedad del edil de Ciudad Serdán Juan Navarro Rodríguez, activistas de dicha región señalaron que no es la primera vez que ocurren fugas de este tipo, además de que supuestamente el munícipe aprovecha la nómina del Ayuntamiento para emplear a gente que atienda la estancia de animales salvajes.

 

En rueda de prensa, José Bernardo Arellano y Erika Brenes denunciaron que en ocasiones anteriores han denunciado este tipo de negligencias en dicho rancho y han sido críticos de la administración, pues muchas obras que ha hecho el priista han sido deficientes y afectan a la población, situación que ha provocado una persecución en su contra e incluso agresiones por parte del personal de Juan Navarro.

 

Respecto de las fugas previas de animales salvajes del Rancho Dolores Bernardo Arellano indicó que “se habla de unas 15 o 20 veces, esto ya es de manera cotidiana. Tiene personal, incluso por palabras de él –Juan Navarro–, les dice que si se les llega a escapar un animal o si se les llega a morir, se los va a descontar de la nómina porque tiene gente del gobierno que trabaja en su rancho”.

 

Agregó que como parte de las fiestas decembrinas, el edil dispuso para el entretenimiento de la población “unos ponis y unos caballos en el Zócalo, que son parte del rancho que tiene”, además de que aseguraron que por versiones de sus trabajadores, presumen que no cuentan con los permisos necesarios para tener animales de este tipo, pues además del hipopótamo atropellado, posee tigres, cebras, entre otros.

 

Denuncian persecución en su contra

 

Por su parte, Erika Brenes, denunció que el pasado lunes fue amedrentada por policías municipales y el primo del presidente municipal, José Francisco Rodríguez Bautista, esto luego de que intentara documentar un delito de extorsión en un retén vial, sin embargo cuando este último se percató, forcejeó con la activista para despojarla de una cámara de video hasta romperla.

 

Detalló que no existe una queja formal ante el Ministerio Público, dado que teme una represalia mayor pues su esposo es servidor público, además de que desde hace un año fue despedida de su puesto como “escriba” del juzgado civil de Ciudad Serdán, para permitir que su lugar fuese ocupado por gente de confianza del edil.