Sunday, 26 de February de 2017

Viernes, 17 Febrero 2017 01:59

Moreno Valle no ha aclarado 4 mil 831 millones a la ASF

Rafael Moreno Valle dejó cuentas pendientes de su administración con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), debido a que entre 2011 y 2015 sus cuentas públicas arrojaron observaciones por 4 mil 831 millones de pesos que aún no han sido aclaradas, siendo la del 2015 la de mayores irregularidades encontradas por un monto de 4 mil 552.3 millones de pesos.

  • Karina Fernández / @FdezKarina


Al término de su sexenio Rafael Moreno Valle dejó pendiente la aclaración del gasto por 4 mil 831.8 millones de pesos a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), derivado de las observaciones acumuladas en sus cuentas públicas de 2011 a 2015, siendo esta última la de mayores irregularidades encontradas por un monto de 4 mil 552.3 millones de pesos.


Las principales irregularidades de dicho ejercicio fiscal radican en la ejecución del Segundo Piso de la Autopista México-Puebla, el Museo Internacional del Barroco (MIB), la Línea 2 del Metrobús, el Estadio Cuauhtémoc y obras en la zona arqueológica de Cholula, además de subejercicios en diversos fondos federales, como CAMBIO publicó ayer.


Según el reporte, de la cuenta pública 2014 el morenovallismo también dejó pendiente la justificación del gasto por 181.7 millones de pesos, en 2013 un monto por 58.1 millones de pesos y en 2012 300 mil pesos, mientras que de 2011 restan por solventar o recuperar 39.4 millones de pesos.


Es preciso señalar que durante los primeros cinco años de su administración, las observaciones hechas por la auditoría alcanzaron los 6 mil 278.1 millones de pesos, de los cuales fueron comprobados mil 446.3 millones, es decir, aproximadamente uno de cada cuatro pesos en los que se presume hubo irregularidades.



Irregularidades por año Cuenta pública 2015


La información publicada por la dependencia refiere que en 2015 la ASF hizo 24 auditorías por 4 mil 570.3 millones de pesos, de los cuales se recuperaron 18 millones de pesos, es decir apenas el 0.39 por ciento, puesto que siguen pendientes por solventarse o recuperarse 4 mil 552.3 millones.


Además de las megaobras morenovallistas en las que se detectaron irregularidades, también se encontraron subejercicios en diversos fondos federales de aportaciones en Seguridad Pública (FASP), para los Municipios (FAM), para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), entre otros.


Ayer, este medio informó que el subejercicio detectado en el FAM asciende a 337.3 millones de pesos y recuperaciones probables por 121.6 millones de pesos, adicionales a los 238.5 millones de pesos y recuperaciones probables por 167.7 millones de pesos relacionadas con el Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE).


Cuenta pública 2014


El reporte generado por la Auditoría Superior de la Federación refiere que el morenovallismo dejó pendiente en 2014 la comprobación del gasto por 181.7 millones de pesos que representan una tercera parte de los 501.1 millones de pesos observados en 21 auditorías realizadas.


Es preciso señalar que de la cifra inicial, la Federación recuperó 277 millones de pesos y aclaró 42.1 millones de pesos más.


Según el informe del organismo, las irregularidades recayeron en un presunto daño a la Hacienda Pública por 22.3 millones de pesos, derivado de las obras de remodelación del Auditorio Siglo XXI, hoy Auditorio Metropolitano, un sobrecosto por 42 millones 61 mil pesos en la compra de dos trenes para el Tren Turístico Puebla-Cholula, y pagos indebidos por 480 mil 349 pesos en la construcción del D9 del Periférico Ecológico.


La ASF también requirió la aclaración de 2 millones 884.4 mil pesos erogados en la remodelación del Estadio Cuauhtémoc que no fueron solicitados en la licitación del proyecto.


Cuenta pública 2013


De la cuenta pública 2013, la administración de Moreno Valle dejó pendiente la justificación del gasto de 58.1 millones de pesos, ya que de 649.2 millones de pesos en los que se encontraron irregularidades se aclararon 355 millones y se recuperaron 236 millones.


Del ejercicio en cuestión, destacaron irregularidades en la aplicación de recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal por 43 millones 139 mil pesos por la Secretaría de Educación Pública (SEP), a quien se le solicitó la reintegración de recursos.


Asimismo, se determinó un “daño a la Hacienda Pública federal” por 300 millones 660.3 mil pesos para programas de apoyo a Centros de Educación, y un daño patrimonial por 57.5 millones que no fueron devengados en dicho ejercicio fiscal en apoyo al programa de Escuelas de Tiempo Completo.


De dicha revisión, se encontró un subejercicio por 189 millones 797 mil pesos del Fondo para la Infraestructura Social Estatal (FISE).


Cuenta pública 2012


La ASF realizó un total de 15 auditorías a la cuenta pública 2012 del morenovallismo que derivaron en observaciones por 425.8 millones de pesos, de los cuales quedó pendiente la justificación del gasto por 300 mil pesos.


Las principales irregularidades encontradas estriban en la construcción de la Línea 1 del Metrobús, la calidad de las obras en la edificación del carril confinado, pagos excesivos por 16.2 millones de pesos a constructoras y supervisores externos, y la cancelación de obras por un monto de 121 millones de pesos, por mencionar algunas.


Asimismo, se expusieron irregularidades en el manejo de recursos del Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), que arrojaron la determinación de recuperar los 42 millones 131.2 mil pesos, después de calificar como ilegal la operación del programa de Desarrollo Institucional Municipal (DIM), debido a que el gobierno obligó a los municipios poblanos a entregar el 2 por ciento de los recursos que reciben de dicho fondo.


El reporte de la ASF refiere que se recuperaron 382 millones de pesos y el gobierno aclaró la aplicación de 43.6 millones de pesos más.


Cuenta pública 2011


La Auditoría Superior de la Federación encontró anomalías en el ejercicio de mil 131.7 millones de pesos derivado de 12 auditorías. De dicho monto se recuperaron 911 millones y se aclararon 181.3 millones, por lo que quedó pendiente la justificación del gasto de 39.4 millones.


Del reporte generado, la principal anomalía en la que incurrió el morenovallismo en el primer año de administración, fue en la aplicación del Presupuesto de Aportación Solidaria Federal para la operación del Seguro Popular, puesto que no se devengó el 47 por ciento del recurso otorgado.