Sunday, 09 de May de 2021


Tramoya en el Congreso




Written by 

En política no hay paseos dominicales. Aun cuando parezca que algunos lo son.

La política siempre pasa la factura, tarde o temprano. Siempre muestra las secuelas, las consecuencias, los efectos de los actos o de las omisiones de sus protagonistas.

 

 

En política nunca hay vacíos. Siempre se llenan por unos o por otros. Con propuestas edificantes o con acciones catastróficas, pero siempre se van a llenar.

 

 

En política nunca quedan deudas pendientes. Siempre se cobran. A veces pasan años antes de que se deban saldar.

 

 

La sumisión, la abyección del priismo en el Congreso poblano tarde o temprano tendrá consecuencias para sus protagonistas. Aunque como siempre quieran disimularlo.

 

 

Ahora con motivo del esquema llamado “Proyectos para Prestación de Servicios” (PPS) se da un roce, ya en la recta final de esta legislatura.

 

 

Se asegura que desde la cúpula del tricolor nacional se ha dado la orden de votar en contra de la medida.

 

 

Solo eso puede explicar la repentina, pero ficticia beligerancia de algunos diputados priístas, que durante los últimos dos años fueron completamente abyectos.

 

 

Este jueves en el Congreso se realizará una escenificación y algunos diputados se opondrán a las medidas morenovallistas.

 

 

Pero por favor, no olvidemos que todo es parte de un montaje; durante dos años y meses fueron peones del régimen local. Recibieron (sin pudor y sin rubor) las dádivas, las extraordinarias dietas, los bonos extras, el pago de gastos personales, los enormes beneficios.

 

 

Durante más de dos años vendieron su escasa congruencia partidista. Y la cotizaron alto.

 

 

Sin chistar asistieron a los cónclaves que se realizaban en Casa Puebla que a manera de reuniones preparatorias anticipaban las medidas, las propuestas, las modificaciones que los priístas aprobaron, igual de presurosos que los panistas.

 

 

Solo quedan unos cuantos meses a la presente legislatura.

 

 

Vendrá otra, en la que los priístas tendrán aun menos posiciones.

 

 

La oposición real que puedan presentar será mínima. La mayoría de los cuadros que llegarán no se caracterizan ni por su congruencia ideológica, ni por su solidez intelectual.

 

 

Será una bancada minoritaria y con escasas posibilidades de debate.

 

 

No llegaron Pepe Doger Corte, ni Victor Manuel Giorgiana, los cuadros pensantes y combativos que el PRI de César Camacho Quiroz envió a una guerra, pero sin fusiles.

 

 

El “efecto Pablo-Moreno”, la nefasta y funesta dirección de Pablo Fernández del Campo y Fernando Moreno Peña llevaron al PRI a la pulverización.

 

 

La más raquítica presencia tricolor que se vea en un congreso local, en todo el país.

 

 

Así pues, es muy probable que este jueves leamos a través de twitter los comentarios sobre un presunto, un supuesto “encontronazo” en el Congreso, pero para el enfoque de Cúpula solo se trata de una escenificación, un montaje, un acto de tramoya política.

 

 

Los diputados priístas no presentan una oposición real. Son legisladores de pastel y este jueves solo representarán un show.

 

 

Y los que vienen, los que tomarán protesta en la próxima legislatura serán más de lo mismo.

 

 

Solo que en menor número.

 

 

El PRI nada representa en el Congreso. Y esto tiene responsables con nombre y apellido.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en [email protected], sin mx.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus