Wednesday, 26 de January de 2022


Lalo Rivera o el Yunque, sin canicas




Written by 

Sus declaraciones sólo deben verse como parte del folclor local.

Su futurismo desbordado es una expresión más de la picaresca poblana.

 

 

Una organización que nada representa, de momento ya quiere hacerse dueña del estado.

 

Son los sueños de opio de la ultraderecha poblana hacinada en la organización Yunque.

 

 

Eduardo Rivera Pérez asegura que buscará la gubernatura.

 

 

¿La declaración realmente despertó alguna reacción política o social?

 

 

Vaya, fue como si no la hubiera hecho. Nadie lo tomó en cuenta, porque el exabrupto nada representa.

 

 

A la hora de una medición real y verdadera es claro que a la organización Yunque se le ha sobrevalorado, se le ha magnificado.

 

 

La realidad es que el Yunque es un grupúsculo sin fuerza alguna. Toda su estrategia estriba en utilizar los organismos camarales para desde ahí chantajear al aparato oficial en turno.

 

 

Siempre ha vendido caro su amor.

 

 

Unos y otros gobernadores han cedido al juego vano y frívolo de la agrupación sinarquista, como una forma de cortejarla, de limar cualquier tipo de roce.

 

 

Puebla lo sabe, los gobernadores han comprado los besos del Yunque.

 

 

Pero en realidad la organización nada representa.

 

 

Tuvieron su primer edil gracias a que iba montado en el aparato electoral morenovallista.

 

 

Solo eso.

 

 

En otras circunstancias y condiciones Lalo Rivera nunca hubiera ganado la presidencia municipal.

 

 

El niño dorado (o mejor dicho bronceado) de la extrema derecha poblana iba montado en una tabla de surf que tiene las iniciales “RMVR”.

 

 

Pero si el Yunque piensa que llegó al Charlie Hall por sus propios méritos y fuerza esta terrible y garrafalmente equivocado.

 

 

El Yunque no tiene ni figuras, ni estructura. Solo tiene mecanismos de chantaje. Son como Antorcha Campesina solo que en una versión “Ermenegildo Zegna”.

 

 

Son los perfumados del chantaje político.

 

 

Hoy el príncipe bronceado del Yunque sale a los micrófonos y asegura que buscará la gubernatura de Puebla, pero que hará una escala técnica en la presidencia nacional del PAN.

 

 

Por supuesto la expresión no puede tomarse en serio. Propios y ajenos la ven como parte del anecdotario, de la picaresca poblana.

 

 

¿Se imagina el lector a Rivera como candidato?

 

 

Los primeros que le negarían el voto serán las principales víctimas de su escasa habilidad política, de su nulo oficio para cumplir la encomienda de garantizar la seguridad pública; los primeros que se negarían a darle el voto serían los propios poblanos.

 

 

Hemos visto mediciones sobre los índices de aprobación y aceptación social del gobernador Moreno Valle, pero no hemos visto los mismos estudios demoscópicos sobre el edil Eduardo Rivera, porque se han hecho enormes esfuerzos en ocultar la verdadera percepción social que los poblanos tienen de su alcalde.

 

 

Hay que decirlo con todas sus palabras: Eduardo Rivera está peor que Blanca Alcalá.

 

 

Y eso ya es muy grave.

 

 

Pero el arquitecto de esta catástrofe siente que vive en “Lalolandia” y que ha sido un gran, un magnífico presidente municipal.

 

 

Cierra los ojos ante una ciudad azotada por la delincuencia y la inseguridad, ante una ciudad caótica. Pero a sus ojos yunquistas esta es la “Ciudad de Dios” de San Agustín.

 

 

Por otra parte no debe omitirse que el Yunque es un grupúsculo que solo opera en una zona de la Angelópolis. Fuera de ahí su presencia es inexistente.

 

 

Con grandes esfuerzos el Yunque logra incidir hasta Amalucan, pero nada más.

 

 

¿Cuál es la estructura del Yunque en la zona Xicotepec – Huauchinango?

 

 

¿Cuántos operadores tiene la organización sinarquista en la mixteca?

 

 

¿Cuánta con respaldos políticos en la región de Ajalpan y la Sierra Negra?

 

 

Opera solo en un reducido círculo. El sinarquismo poblano es una cofradía de un radical centralismo.

 

 

¿Así quieren llegar a la gubernatura?

 

 

Por favor. El Yunque no tiene canicas para jugar.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en [email protected], sin mx.

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus