Wednesday, 19 de January de 2022


El papel de las encuestas en el 2012




Written by 

El proceso electoral del 2012 en México resultó sumamente desafortunado para algunas compañías encuestadoras y los medios que difundieron sus estudios de opinión. Los resultados de la elección de presidente de la República demostraron que las casas encuestadoras con “prestigio” daban cuenta de preferencias electorales inexactas y con un sesgo favorable al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

 

Aquí les presento un cuadro con los resultados de las últimas encuestas publicadas por 10 casas encuestadoras comparadas con los resultados oficiales extraídos de la página electrónica del IFE.

 

 

Hay varias conclusiones técnicas interesantes. Solo dos empresas consiguieron resultados dentro del margen de error de sus muestras. La primera, es decir la encuesta de Ipsos-Bimsa, reportó una diferencia entre el primer y segundo lugar de 7 puntos, y el resultado oficial fue de 6.2, esto la coloca como la más precisa de las encuestas publicadas. Un dato interesante de esta encuesta es que fue la más antigua de todas, ya que se terminó de levantar el 19 de junio, mientras que la mayoría reportó haberse terminado de levantar el 24 del miso mes.


María de las Heras también hizo un buen trabajo que la vuelve a colocar entre las mejores encuestadoras del país, pues sus datos resultaron dentro del margen de error al compararse con los resultados oficiales.


La precisión conseguida por Ipsos-Bimsa y María de las Heras a nivel nacional y por otras encuestadoras locales como Mas Data, demuestra que las encuestas electorales si pueden ser instrumentos de medición confiables y que en las elecciones no ocurren “efectos imprevistos” que alteran significativamente el resultado con respecto a lo obtenido en encuestas, desde luego bien hechas. En mi opinión como profesional de la investigación, los errores tan grandes y repetidos de las encuestadoras no pueden explicarse por fallas técnicas.


Ocurre de vez en cuando que una encuesta sale mal por varias circunstancias que los encuestadores conocemos. Pero en este proceso electoral fueron muchas más las encuestas que salieron mal de las que salieron bien. Esta circunstancia nos lleva a sospechar que a partir de mayo la mayoría de las encuestas publicadas durante la campaña presentaron errores, imprecisión y sesgos como parte de una estrategia para crear una percepción que no coincidía con la realidad. La percepción de que Enrique Peña Nieto era inalcanzable y de que su ventaja se mantenía inalterada.

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus