Saturday, 23 de January de 2021


Se agravan problemas de cañeros




Written by 

El problema de los cañeros por el desplome del precio del azúcar, debido a la absurda importación de 240 mil toneladas del dulce, en el último año de Felipe Calderón, se ve agravado ahora, porque los ingenios bajaron el precio de compra de la caña, derivado de lo mismo, pero sobre todo, porque han surgido problemas internos en la Confederación de Productores Rurales, al pretender la destitución del dirigente en Atencingo, Arturo David García Montiel.

 

El problema radica en que es un grupo minoritario con la participación de la empresa, según se dijo en conferencia de prensa el que pretende derrocar a García Montiel, al no convenir a los intereses de ese grupo y de los propietarios del ingenio.

 

 

Resulta que no hay manifestación alguna de descontento entre los cañeros afiliados a dicha organización, por el contrario, han confirmado su apoyo a su líder, cuando se pretendió su destitución por un grupo minoritario encabezado por el dirigente estatal de la organización, Miguel Ángel Sosa Guzmán.

 

 

La empresa ha bajado el precio del azúcar alegando que no tiene suficiente sacarosa, lo que ha parecido muy extraño al comité de calidad cañera y por eso se solicitó la presencia de un químico de la dirección nacional, a fin de que haga los estudios necesarios, pues los cañeros de la región han realizado esfuerzos exitosos para mejorar la calidad de su producto.

 

 

Parece que esa fue la gota que derramó el vaso, pues no sólo cesaron a García Azcué como miembro del comité, sino que ha recibido amenazas si no renuncia a la dirigencia de la CNPR de Atencingo.

 

 

Los cañeros en asamblea dieron apoyo total a su dirigente y decidieron ir a la ciudad de México, no menos de 400 representantes, para solicitar la intervención del dirigente nacional Carlos Blakaller, a fin de que este asunto se solucione cuanto antes.

 

 

Los problemas de cañeros no son nuevos

 

 

Cuentan que desde los años 50, los problemas entre cañeros en la región de Atencingo han sido frecuentes.

 

 

Sin embargo, ha habido largos años de tranquilidad en la zona y se pensaba que esos problemas internos habían sido superados.

 

 

Los productores cañeros de la región están afiliados a la CNPR, unos y otros a la CNC. Pero ha habido buenas relaciones entre ambas organizaciones.

 

 

Lo que denunciaron ayer en conferencia de prensa efectuada en esta capital, debe investigarse con absoluta imparcialidad, para proceder en consecuencia a arreglar los problemas, pues sería sumamente perjudicial para toda una región del sur de Puebla, productora de caña y con niveles elevados de productividad, que aunado a los problemas de precio y comercialización del producto, que enfrentan, se agregaran problemas políticos, que en nada ayudan a mejorar las condiciones de los campesinos que se dedican a producir caña.

 

 

Aunque se trata de un asunto interno de una organización independiente, las autoridades federales o locales, deben estar muy pendientes de lo que ocurra, para que el ambiente de cordialidad y unidad para la defensa de sus intereses, no se rompa y se vuelvan a vivir situaciones difíciles que ya deben ser superadas en forma definitiva. El país no está para soportar una mayor descomposición social.

 

 

Peña Nieto hace lo que se puede hacer

 

 

Este problema de Atencingo es consecuencia de una mala decisión del gobierno federal que presidió Felipe Calderón Hinojosa, al importar una gran cantidad de azúcar pese a que el país es autosuficiente en este rubro.

 

 

Y el problema, que el año pasado originó a los cañeros grandes pérdidas, se está complicando por razones de política gremial.

 

 

El país fue dejado por los cuatro gobiernos federales anteriores al actual, dos priistas y dos panistas, hecho un verdadero desastre.

 

 

Aumentó la corrupción, el desempleo, la pobreza, bajó la producción de alimentos, subió la inseguridad y eso tiene inquieto al país entero y quiere y exige al actual gobierno resultados positivos y rápidos.

 

 

Arreglar todo lo que está mal en este país, va a requerir de tiempo. No hay una varita mágica para acabar con los grandes y gravísimos problemas que ha heredado de los gobiernos anteriores.

 

 

El problema de un ingenio, el más productivo según dicen, como el de Atencingo, no ha podido resolverse en dos años, por el contrario se agrava, ¿cómo se quiere que como por milagro se resuelvan todos los problemas pendientes?

 

 

El actual gobierno del presidente Peña Nieto tiene un año escaso en el poder. La problemática del país es tan amplia, tan diversa y tan grave, que se van a requerir muchos años para que se pueda llegar a reconstruir todo lo que se ha destruido.

 

 

Destruir es mucho más fácil que construir; construir es más fácil que reconstruir y lo que se tiene que hacer en este caso, es un gran esfuerzo de reconstrucción nacional. Nada fácil, sobre todo teniendo partidos tan deficientes como lo son el PRI, el PAN y el PRD, de los otros ni se diga, que han perdido ideología, estructura y organización o nunca la han tenido y se dedican sólo a buscar en forma oportunista, poder y dinero. Nuestro país tiene una “democracia partidista” con partidos caros, muy caros y malos, muy malos.

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus