Friday, 14 de August de 2020


¿Existe Tránsito municipal?




Written by 

Ya faltan unos meses para que termine el periodo para el que fue electo el actual Ayuntamiento del municipio de Puebla y, al parecer, el señor presidente Eduardo Rivera Pérez no ha atinado a encontrar a un experto en asuntos de vialidad, que por lo menos atenúe los graves problemas de tránsito que se han registrado en los casi tres años de su gobierno.

 

Desde el inicio de su periodo, los problemas viales, sobre todo los embotellamientos, han sido la constante.

 

 

Por construcción de obras, por manifestaciones, por eventos de diverso tipo, el caso es que el cierre de calles, el desvío de la circulación, se ven y se sienten por todas partes, y en todos los largos trayectos que los automovilistas se ven obligados a hacer para encontrar alguna salida no se ve a un solo agente que agilice las cosas, que oriente a los conductores para salir del laberinto que se ven obligados a recorrer, en fin, que hagan algo para evitar tantas molestias, tantos enojos de conductores y peatones.

 

 

Hay muchas quejas de las elevadas multas que tienen que pagar los automovilistas por alguna infracción o de las fuertes “mordidas” que pretenden cobrar algunos agentes, pero el mayor número de esas quejas es por la falta de operación del personal de Tránsito para agilizar la circulación y para destrabar los conflictos viales, que son casi diarios. Por lo menos en los últimos meses del trienio, algo podrán hacer las autoridades para congraciarse un poco con los ciudadanos.

 

 

La firma del Plan de Ayala

 

 

Fue en el estado de Puebla, concretamente en Ayoxuxtla, ahora de Zapata, donde el caudillo revolucionario del sur Emiliano Zapata firmó el Plan de Ayala hace 102 años, con lo que se inició la lucha por la tierra, acaparada por ricos terratenientes y por la libertad de cientos de miles de peones encasillados.

 

 

El Plan de Ayala fue el que le dio sentido social a la Revolución Mexicana de 1910, por lo que pasó a ser considerada como la primera revolución social del siglo XX en el mundo.

 

 

Y fue en un pequeño pueblo enclavado en la región Mixteca, que todavía ahora es junta auxiliar del municipio de Huehuetlán El Chico, donde se formuló el documento que firmaron Zapata y sus seguidores, planteando el problema de la tenencia de la tierra, que empezó a resolverse realmente hasta que Lázaro Cárdenas llegó al poder.

 

 

Pues con ese motivo, el 102 aniversario de dicho plan, diversas organizaciones agrarias y campesinas se reunirán en la pequeña población suriana para celebrar el acontecimiento.

 

 

Tanto campesinos de la CNC como de organizaciones independientes, realizarán un acto en el que diversos oradores harán referencia a ese hecho histórico.

 

 

El grito de “viva Zapata” volverá a escucharse en ese rincón suriano al término de la ceremonia, como cada año ocurre.

 

 

La imprudencia de ex presidentes

 

 

Era costumbre, muy elogiada por cierto, que los ex presidentes de México, una vez que dejaban el poder, se mantenían alejados de la política y sólo llegaban a participar en actos donde su presencia fuera requerida.

 

 

Durante seis años habían reinado a plenitud, durante seis años habían sido verdaderos emperadores de este país, pero terminado su periodo pasaban a ser, para bien o para mal, referentes históricos.

 

 

Su comportamiento como ex jefes de la nación era prácticamente irreprochable. Tenían la madurez de dejar en plena libertad a quien lo sucedía, para que ejerciera el poder a plenitud.

 

 

Este comportamiento fue asumido por los ex presidentes después de que Lázaro Cárdenas terminó con el caudillismo de Plutarco Elías Calles, que durante un tiempo después de su reinado quiso seguir ejerciendo el poder a través de presidentes que él imponía, haciéndose llamar “Jefe Máximo de la Revolución”.

 

 

Bueno, pues los dos ex presidentes panistas, don Vicente Fox Quesada y don Felipe Calderón Hinojosa, han querido imitar a Calles en eso de pretender seguir siendo caudillos, que nunca, ni siendo presidentes lo fueron y menos lo serán como ex presidentes.

 

 

De don Vicente todos conocemos sus exabruptos, que van con su carácter de ranchero enamorado. Ya ordenó a los ex gobernadores de su ex partido, que acusaron al líder de los diputados panistas de cobrar diezmo por gestionar recursos a presidentes municipales, “que presenten pruebas o que se callen el hocico”.

 

 

Más refinado, don Felipe pretende guiar al actual gobierno priista, en su lucha contra la delincuencia organizada, nomás hágame favor. Y dice que la delincuencia ha rebasado al gobierno, extorsionando a la gente, secuestrando, etc., y se echa sus flores, faltaba más, sobre lo que él hizo, eso dice, para impedirlo.

 

 

Bueno, el caso es que tenemos dos ex presidentes que no saben nada del comportamiento que deben guardar como lo que son, “ex”, y hay necesidad de que las actuales autoridades les exijan una conducta adecuada a lo que ahora son.

 

 

Tanto don Vicente como don Felipe, según informaciones de prensa, reciben los más elevados emolumentos como ex mandatarios de esta nación y se les pagan gastos elevados por la gente que tienen a su servicio.

 

 

Don Vicente se entretiene en su Centro Fox, donde, como si fuera chamaco, se ha mandado hacer una silla presidencial que está colocada en un despacho que le recuerda en el que estuvo cuando fue presidente, pues es una imitación. Ahí hay que dejarlo tranquilo.

 

 

Pero don Felipe quiere controlar a través de algunos de sus seguidores, muy pocos por cierto, pero ubicados en el Senado de la República, a su partido.

 

 

Muchos panistas rechazan esto, pero él y los suyos, Ernesto Cordero por delante, insisten en eso. No se resignan a dejar el poder. Y lo peor, creen que lo hicieron tan bien que la patria debe recompensarlos con una nueva oportunidad.

 

 

Ahora sí corresponde a los militantes panistas ponerlos en su lugar para evitar que sigan hundiendo a su partido. Por lo que respecta al gobierno de la República, podría dejarlos hablando solos o bien, castigar al jefe de la banda, a don Felipe, enviándolo de embajador, ahora que están nombrando embajadores, a las Islas Fiji, donde estuvo Luis Echeverría, en su momento, enviado por su amigo y sucesor José López Portillo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus