Sunday, 20 de September de 2020


A Gali ya solamente le falta tesorero porque ya tiene el núcleo duro del gabinete




Written by 

La transición ya entró a la recta final, y aunque parecen un mismo momento administrativo, a partir de este momento habrá más recepción que entrega. Las principales secretarías ya están repartidas, y aunque Luis Artasánchez era el candidato favorito para hacerse con el control de la hacienda municipal, su nombre no pasó el filtro, por lo que Gali ya busca otro experto en finanzas

A su regreso de España, al alcalde electo Antonio Gali Fayad le espera una noticia buena y una mala. ¿Cuál querrá primero? Empecemos por la segunda: aunque abiertamente se manifestó por la desaparición de cuando menos siete juntas auxiliares de la capital que ya no tienen sentido al haber sido absorbidos sus territorios por la mancha urbana, la reforma a la Ley Orgánica Municipal propuesta por Mario Riestra no contempla su eliminación, sino solamente su desmantelamiento. El peor de los mundos: las juntas auxiliares seguirán existiendo, demandarán presupuesto, pero no tendrán ninguna responsabilidad frente a los pobladores que los eligieron, ni siquiera para coadyuvar al orden de la comunidad, ya que no tendrán facultades de seguridad pública.

 

 

En lugar de jugársela por completo al desaparecer a las obsoletas juntas auxiliares, tal como lo deseaba Gali Fayad, los morenovallistas en el Congreso local fueron timoratos y no se atrevieron a cruzar la frontera en la reforma a la Ley Orgánica. Simplemente se quedaron a la mitad: ni les dieron más responsabilidades, ni las hicieron coadyuvantes del orden público, o las dotaron de mayores atribuciones. Las juntas auxiliares serán muertos en vida y un fardo pesado de cargar. Porque incluso en los artículos transitorios se establece que en el periodo de 4.8 años que durará el Ayuntamiento de Gali, habrá dos elecciones de presidentes de demarcación: una en 2014 —durarán tres años— y otra en 2017 —solamente 1.8 años—. ¿Por qué no elegirlos para los 4.8 años y acompañar todo el casi quinquenio?

 

 

La buena nueva es que a Antonio Gali Fayad ya solamente le falta tesorero municipal para terminar el armado del núcleo duro del próximo gobierno capitalino. La transición ya entró a la recta final, y aunque parecen un mismo momento administrativo, a partir de ahora habrá más recepción que entrega. Las principales secretarías ya están repartidas, y aunque Luis Artasánchez era el candidato favorito para hacerse con el control de la hacienda municipal, su nombre no pasó el filtro, por lo que Gali ya busca otro experto en finanzas para hacerse cargo de la delicada tarea.

 

 

Como lo revelaron previamente otros columnistas, Óscar Santizo será designado secretario de Seguridad Pública Municipal. Este personaje, al ser parte del grupo de Facundo Rosas Rosas, provocará en los hechos el ansiado Mando Único Policial. El secretario estatal de Seguridad Pública será el jefe del Municipal, creando una cadena única de mando entre ambos. En el camino quedó como otra opción el eficiente Eduardo Vázquez Rossáinz, aunque todo indica hasta el momento que permanecerá en el Ayuntamiento porque su trabajo es muy valorado en Casa Puebla, aunque también tiene otras ofertas.

 

 

En apenas tres años, Verónica Mastretta pasará de activista a representante popular y luego a funcionaria municipal. Se sacó el billete de lotería. Luego de abanderar durante años las causas del medio ambiente a través de la asociación Puebla Verde, fue incluida como regidora ciudadana en la planilla de Eduardo Rivera. Ahora le tocará estar del otro lado, pues recibirá de manos de Alejandro Fabre Bandini la secretaría de Servicios Públicos municipales. Mastretta se encargará de poner orden en el Relleno Sanitario de Chiltepeque, pues es la principal crítica de la operación de la empresa Resa, de los hermanos Abed. Su poder será mucho si tenemos en cuenta que su hija, Daniela Migoya Mastretta, es delegada federal de la Semarnat.

 

 

El profe Guillermo Aréchiga será un hueso duro de roer en la Secretaría de Gobernación municipal. Formado en la grilla sindical del SNTE, ha recorrido prácticamente todo en su larga carrera política que incluye la Coordinación de Delegados Federales del ISSSTE. Su experiencia es más que necesaria en un área que funciona 24 horas al día y requiere talento en la operación para destrabar cualquier clase conflictos.

 

 

Ningún grupo de poder está completo si un gran estratega mediático y de imagen, papel que desempañará Marcelo García Almaguer luego de su eficiente trabajo en la campaña electoral. Es el primer morenovallista puro que desembarcará en el Charlie Hall y será el puente natural de comunicación entre ambas administraciones. Solamente el observador novato de la política podría pensar que salir de Puebla Comunicaciones para irse al Ayuntamiento es un descenso: su transición de un grupo a otro le permitirá tener vigencia política los próximos 4.8 años, y si se consolida el proyecto tonygalicista de la gubernativa de 2018, podrían ser otros seis años más.

 

 

Josefina Buxadé es la prueba viva de la Ley de Hierro de la Oligarquía de Roberto Michels: los ciudadanos, al volverse políticos profesionales, se convierten en una clase dominante que protege sus propios intereses. Respetada por su papel en la primera Comisión de Acceso a la Información, lo que le valió ganarse una diputación como un reconocimiento, ahora es la peor enemiga de la transparencia en Puebla. Tanto que incluso la semana pasada se atrevió a votar en contra de la comparecencia de Federico González Magaña en el Congreso. Pero su abyección será bien pagada con la Comisión de Transparencia Municipal.

 

 

Aunque la idea no termina de convencer a nadie, Federico Baustista Alonso se perfila para convertirse en el titular de Obras Públicas municipales. Archiconocido su papel como asesor estrella externo del morenovallismo en materia de obras públicas, en las sombras tiene un mayor margen de operación que a plena luz pública. Pero su regreso al servicio público haría el gozne perfecto con Infraestructura estatal para empatar dinámicas de trabajo.

 

 

Por último, aunque en la planilla de regidores hay personajes con mayor experiencia, todo indica que Ángel Trauwitz Echegueren será el coordinador del cabildo. Goza de toda la confianza del alcalde electo, durante la campaña electoral incluso se inauguró como operador electoral en Zacatlán para ganar la región. Su único problema es su explosivo carácter y su intolerancia a los medios de comunicación. Su segundo de abordo será Xabier Albizuri, quien fuera secretario particular de Gali en la Secretaría de Infraestructura y también goza de una confianza absoluta.

 

 

Por último, Gabriela Ruiz Viveros, la joven presidente de la junta auxiliar Romero Vargas es la candidata número uno a ocupar el Instituto Municipal de la Mujer, Luis Eduardo Graham parece que se convertirá en el titular del Implan como cuota para Fernando Manzanilla Prieto.

 

 

Hasta ahí la lista confirmada. Todo indica que la lista palomeada en Casa Puebla pronto comenzará a desembarcar en el gobierno municipal para empezar a tomar las riendas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus