Saturday, 23 de March de 2019


El día que Precioso y Horroroso volvieron de ultratumba




Written by 

Los ex gobernadores de Oaxaca y Puebla tienen, finalmente, otro punto en común: son símbolos de la impunidad. Viven tranquilos, se pasean libremente, disfrutan las riquezas mal habidas que obtuvieron. Gabino quiso ajustar cuentas, pero no pudo. Moreno Valle solamente quiso administrar el desprestigio del Precioso, y lo hizo con bastante éxito.

Suena disparatado, pero en la Presidencia Imperial Restaurada del PRI todo es posible. La versión de que en el CEN tricolor preparan el regreso político de dos de sus peores especímenes, difundida ayer en “El Astillero” de Julio Hernández en La Jornada, parece tener bases sólidas. Los ex gobers Precioso y Horroroso, Mario Marín Torres y Ulises Ruiz, vivirían un cambalache de época: el primero iría a la tierra natal del segundo en calidad de delegado del CEN, mientras que Ulises vendría al terruño de su compadrito para reorganizar a los alicaídos priistas poblanos rumbo al 2015 y 2016. ¡Qué Dios nos agarre confesados a poblanos y oaxaqueños! ¿Qué hicimos para que estos personajes regresen del inframundo?

 

 

Mario Marín Torres y Ulises Ruiz tienen más puntos en común de los que quisieran. Los dos ganaron sus respectivas gubernaturas en 2004, pero fue en 2006 cuando se convirtieron en personajes del folklore nacional. El góber Precioso de Puebla. El góber Horroroso de Oaxaca. Ambos calificados de corruptos, autoritarios, y con sus escándalos a cuestas, fueron causa eficiente de que el PRI se fuera al tercer lugar en la elección presidencial de ese aciago año.

 

 

Preciosoy Horroroso, pese al repudio de sus ciudadanos, no abdicaron, sino que siguieron medio gobernando sus estados hasta que, nuevamente, en 2010 sus destinos volvieron a unirse, ahora en la derrota. Mario Marín y Ulises Ruiz perdieron sus sucesiones a manos a megacoaliciones opositoras. A Precioso le ganó Rafael Moreno Valle y a Horroroso lo derrotó Gabino Cué. Ambos, perdedores, entraron al inframundo de la política del que uno y otra vez tratan de volver, especialmente con el retorno del PRI a Los Pinos.

 

 

Pero los ex gobernadores de Oaxaca y Puebla tienen, finalmente, otro punto en común: son símbolos de la impunidad. Viven tranquilos, se pasean libremente, disfrutan las riquezas mal habidas que obtuvieron. Gabino quiso ajustar cuentas, pero no pudo. Moreno Valle solamente quiso administrar el desprestigio del precioso, y lo hizo con bastante éxito. El único castigo que Precioso y Horroroso sufren es la imposibilidad, de momento, de disfrutar de las mieles de la Restauración tricolor con Peña Nieto. Pero ese castigo estaría por llegar a su fin.

 

 

Según Julio Hernández, Marín y Ulises serán rehabilitados en un cambalache de ex gobers: el Precioso a Oaxaca y el Horroroso a Puebla, ambos en representación del CEN tricolor. ¿La causa? Según las fuentes consultadas, la instrucción que recibió César Camacho es colocar a esos auténticos hijos de la chingada como actos preparatorios para recuperar esas dos entidades en 2015 y 2016. La antesala del infierno electoral.

 

 

No sé qué tan efectivo pueda ser la rehabilitación de públicos de esos dos ex gobernadores para enviarlos como operadores electorales del PRI. Sí, son puercos como ellos solos, tienen mucho dinero y, sobre todo, deseos de venganza. Pero su imagen no es la mejor. Si con el capo del cártel de Colima, Fernando Moreno Peña, tuvimos un personajazo, imaginen a Ulises Ruiz enfrentando todos los días a los medios de comunicación.

 

 

Por supuesto, los medios oaxaqueños se darían un festín con el góber precioso en su tierra como comandante en jefe de los ejércitos tricolores para enfrentar a Gabino Cué. Otra posibilidad, menor, dicen, es que sus huesitos fueran a dar a Quinta Roo, donde podrá vivir sin freno las delicias de Cancún.

 

 

A mí me suena absurdo revivir a personajes tan desprestigiados, símbolos del autoritarismo, corrupción e impunidad. Pero a lo mejor en el gobierno federal andan ya tan confiados de que nada les puede salir mal después de obtener sus reformas, que andan dispuestos a revivir a Mario Marín y a Ulises Ruiz.¡Ay nanita!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus