Thursday, 05 de December de 2019


#EleccionesPuebla2013: Agüera y Gali se juegan su destino en las redes




Written by 

Ante los intereses que sujetan a los medios tradicionales —prensa escrita, radio y televisión— las redes sociales, el espacio virtual, es donde habrá de correr la guerra sucia. Twitter y Facebook, así como You Tube, serán los espacios de expresión a donde habrán de concurrir los actores de la elección

La batalla local del 2013, con Enrique Agüera y Antonio Gali Fayad definidos como capitanes de ambos bandos, pinta para ser una guerra de trincheras que se librará palmo a palmo de terreno. Algo similar a la trágica Verdún de 1916 pero en pleno siglo XXI: un regadero de muertos y heridos sin que ninguno de los bandos tenga avances significativos. Las encuestas, a un mes del arranque formal del proceso, muestran que prácticamente se encuentran en un empate técnico. No podía ser de otra manera: Agüera Ibáñez es el mejor posicionado del tricolor, pero la mala imagen del partido lo hace caer en las preferencias. Gali Fayad es el mejor posicionado del morenovallismo, y aunque aún no alcanza su pico de crecimiento, la megacoalición le da impulso extra. Total, hoy nadie se atreve a dar un pronóstico. Ninguno lleva ventaja.

 

 

Y se dirá que precisamente para ello son las campañas: que en el periodo entre el 5 de mayo y el 7 de julio se contrastarán las propuestas de ambos bandos, así como la personalidad e historia de los candidatos. El campo de batalla, sin embargo, creo que será nuevo. Muy parecido a lo ocurrido en 2012: ante los intereses que sujetan a los medios tradicionales —prensa escrita, radio y televisión— las redes sociales, el espacio virtual, es donde habrá de correr la guerra sucia. Twitter y Facebook, así como los videos en You Tube, serán los espacios de expresión favoritos a donde habrán de concurrir los actores de la elección ante las limitaciones constitucionales para comprar espacios en radio y televisión. Una elección en #tiemporeal.

 

 

En 2010 las redes sociales ya existían, así como una amplia variedad de portales electrónicos que también fueron sujetos a los intereses del zavalismo. La guerra sucia que corrió en esos días —de las Princesas de Atlixco a los audios de Marín con Miss Carnitas— no tuvo lo que se llama en estos tiempos “viralización” dado el significativo uso creciente de Twitter y Facebook como herramientas principales de la comunicación. Aunque se trata de un subsector muy específico de la opinión pública, su influencia no debe ser menospreciada.

 

 

Algunos datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) muestran la creciente relevancia en su estudio de 2012. El número de internautas alcanzó los 40.6 millones, lo que representa un incremento del 14 por ciento respecto a 2010. Los dispositivos de mayor uso para conectarse a internet son la PC (64 por ciento) y laptop (61 por ciento) respectivamente, pero el uso de smartphones (58 por ciento) para conectarse a internet se duplicó respecto a 2010 (26 por ciento), en consecuencia el uso de PC y laptop ha disminuido en este mismo periodo de tiempo

 

 

Otros datos: el tiempo promedio de conexión es de 4 horas y 9 minutos, 47 minutos más que en 2011. El 29 por ciento de los internautas mexicanos empezaron a navegar en la red por la necesidad de buscar información, 28 por ciento por utilizar el correo electrónico, 17 por ciento por el uso de videojuegos y redes sociales respectivamente. Dentro de las principales actividades en línea del internauta mexicano están el enviar y recibir correos electrónicos (80 por ciento), acceder a redes sociales (77 por ciento) y buscar información (71 por ciento). Respecto a las principales actividades de entretenimiento en línea del internauta mexicano están el utilizar redes sociales (86 por ciento), visitar sitios de noticias (61 por ciento) y descargar música/videos (37 por ciento).

 

 

En Puebla hay alrededor de 2 millones de usuarios de internet. Y alrededor del 30 por ciento son usuarios masivos, es decir,alrededor de 600 mil. Y la mayor parte de ellos están ubicados en Puebla capital. De acuerdo con el investigador de la UPAEP, Jorge Enrique Gómez, 62 por ciento de los estudiantes poblanos tiene alguna cuenta en la red social de Facebook, mientras en Twitter sólo uno de cada cinco posee su espacio personal. Por otra parte, alrededor del 60 por ciento utiliza Messenger que, con su muerte, se mudarán a Skype.

 

 

Según la AMIPCI existe un alto índice de penetración de los anuncios en este periodo de campañas electorales. Los entrevistados dijeron que derivado de esa información cuatro de cada 10 se habían hecho fans o seguidores de algún partido o candidato, y entre éstos últimos el 40 por ciento confió que votaría por la opción que sigue dentro de las redes sociales.

 

 

No puedo afirmar que el impacto de las redes sociales, así como del nuevo poder del internauta que se expresó en las elecciones de 2012 abarque la elección en todo el estado. Pero indudablemente lo hará en Puebla capital, una sociedad con alto acceso a internet, informada y con capacidad de juicio crítico, que lo mismo ha votado al PRD, al PAN o al PRI. Y sin Twitter ni Facebook.

 

 

Las redes sociales, por supuesto, no existen por sí mismas: requieren de usuarios atentos, pendientes de su realidad, y con capacidad de generar un movimiento social fuera de ellas. ¿Tendrá Puebla su versión local del #YoSoy132? ¿Existe una sociedad civil que apele a esos instrumentos como mecanismo de comunicación y no sólo de choteo con memes y burlas? ¿Los hashtags creativos pueden ir más allá de #semecaenlastrabescomoaTony o #ÉxitoAguera?

 

 

Las redes sociales, como mecanismo de activismo político, presuponen una sociedad activa y participativa. Líderes de opinión dentro y fuera de los medios tradicionales atrapados por los intereses no van a funcionar. Ahí, en Facebook, Twitter y You Tube, Agüera y Gali ganarán o perderán las #EleccionesPuebla2013 en tiempo real.

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus