Friday, 22 de November de 2019


Bienvenidos a la pesadilla electoral




Written by 

Moreno Valle ya no puede darle más a Gali porque ya le entregó a sus mejores hombres, los más capacitados para la misión de ganar Puebla capital y sus siete distritos. Pero el gobernador no es candidato; no aparecerá su nombre en la boleta ni su foto. No irá a los mítines, a los debates ni a las entrevistas

La postulación del polémico Guillermo Nares como candidato a síndico en la planilla de Tony Gali Fayad fue el primer error que cometió el equipo morenovallista en la contienda 2013. Dejarlo ir a la inauguración de una muestra plástica en el Complejo Universitario de la BUAP fue el segundo error, puesto que ayer se difundió un video en el que aparentemente Gali y su esposa Dinorah abandonan el lugar atropelladamente ante una batahola de porras a favor de Enrique Agüera. Aunque sin muchas consecuencias, se trata de esas metidas de pata potencialmente destructivas para la imagen de un candidato.

 

 

Ambos errores cometidos por el búnker galista parten de una premisa común: las elecciones 2013 son una guerra, y todo lo que toca a la BUAP es territorio comanche. Así de simple: por muchas líneas de comunicación que haya, Alfonso Esparza le es leal a Enrique Agüera, y ese hecho no va a cambiar de aquí al 7 de julio.

 

 

Guillermo Nares, como director de la Facultad de Derecho, es un funcionario público que no renunció 90 días antes de las elecciones. Nunca pidió una licencia ante su Consejo de Unidad Académica. Pero algún genio al interior del búnker galista se le ocurrió que no tendría problemas para conseguirlo extemporáneamente. Una ingenuidad absoluta porque la BUAP es territorio agüerista, y de ahí no va a salir nada que afecte los intereses electorales del ex rector. Por supuesto, aunque el Consejo Académico se reunió, no aprobaron la supuesta licencia fechada el 22 de marzo. Y aunque hoy se volverá a reunir, tampoco la van a aprobar. Así de simple.

 

 

En la misma línea de ingenuidad, la única postura que la política no admite, el candidato Gali se presentó en territorio comanche que es el Complejo Cultural Universitario. Manipulado o no, el video de los jóvenes agüeristas en el que aparentemente obligan a abandonar la muestra plástica al candidato de la megacoalición es un descuido de su equipo. Falta de tensión, de concentración. La batalla ya inició y todos los detalles deben cuidarse al máximo para proteger la imagen de los abanderados. La guerra no inicia el 5 de mayo, solamente se trata del inicio formal de las campañas, pero el teatro de las operaciones ya está caminando.

 

 

Dos errores en una misma semana es algo que no puede permitirse el búnker galista porque ahí ya vive el dream team del morenovallismo que se encuentra completo con Marcelo García Almaguer para comandar la estrategia de aire, y sobre todo con Fernando Manzanilla que ya tiene en sus galones la conducción de la campaña ganadora del 2010. ATony Gali ya no le hace falta nada porque el gobernador ya le entregó sus mejores hombres. A unos para el cuarto de guerra y a otros para fortalecer estructuralmente la campaña desde los distritos. Moreno Valle solamente se quedó con Maldonado, Cabalán, Martha Erika y Roberto Moya. Pero todos los demás han sido puestos a su disposición.

 

 

El error de colocar a Guillermo Nares tendrá consecuencias estratégicas, porque el IEE dará trámite y aprobará primero el registro de Enrique Agüera, que podrá arrancar campaña desde el mismo 5 de mayo. No ocurrirá así con Gali y su planilla, ya que la sustitución del síndico fallido hará que se retrase la aprobación del registro. Hasta ayer todavía no había consenso sobre quién ocupará ese espacio, y los morenovallistas afirman que hoy se tomará la decisión para registrar el nuevo perfil. Aunque quizá esperan que en la BUAP haya un movimiento de última hora para aprobarle la licencia, algo improbable según las fuentes de la máxima casa de estudios.

 

 

Los dos errores rompen un récord prácticamente perfecto en la construcción de la candidatura del ex secretario de Infraestructura, así como en la suma de fuerzas de la megacoalición “Puebla Unida”, más las candidaturas comunes con Movimiento Ciudadano y Pacto Social de Integración. De entrada, el búnker no puede volver a poner en riesgo la imagen de su candidato. Y dos, el director de la Facultad de Derecho de la BUAP debe ser removido con celeridad, sin otro argumento debe aceptarse el error y proceder a la rectificación colocando a otro personaje en la posición, primero que no tenga impedimentos jurídicos como sí los tiene el director de la Facultad de Derecho, y después sea un perfil con capacidad de sumar votos a “Puebla Unida”.

 

 

Moreno Valle ya no puede darle más a Gali porque ya le entregó a sus mejores hombres, los más capacitados para la misión de ganar Puebla capital y sus siete distritos. Pero el gobernador no es candidato; no aparecerá su nombre en la boleta ni su foto. No irá a los mítines, a los debates ni a las entrevistas. El candidato se llama Tony Gali; Fernando Manzanilla es el coordinador. El resultado de la elección es su responsabilidad. Bienvenidos a la pesadilla electoral.

 

 

Rate this item
(2 votes)
comments powered by Disqus