Wednesday, 19 de June de 2024


El triste circo de César Camacho Quiroz




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Esto no puede tener otro calificativo.

No es posible darle otro.

 

 

Estimado lector, nos encontramos en medio de un circo de banalidades. Ni más, ni menos.

 

 

De frente a las cámaras de televisión el dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI César Camacho Quiroz embiste al gobernador Rafael Moreno Valle, pero en los hechos la cúpula tricolor no ha movido ni el dedo meñique.

 

 

El “cerebro” priista en el congreso local Víctor Manuel Giorgana ni ha recibido, ni recibirá línea del CEN de Insurgentes Norte, por la misma razón por la que Emilio Gamboa Patrón y su bancada cumplen este jueves una semana en completo silencio.

 

 

La cúpula del priismo nacional no va a mover un dedo en contra del mandatario poblano, porque en este momento no se pueden divorciar, no se pueden separar del torrido amasiato que sostienen con el albiazul. Vaya, ni siquiera se pueden cambiar de recamara.

 

 

El pronunciamiento de los senadores priístas en la Gaceta Parlamentaria quedó hasta ahí y dejaron sola a Lucero Saldaña y sus ansias de llevar una queja ante altas instancias de los Derechos Humanos.

 

 

Gamboa Patrón, lo dijimos en esta Cúpula, reculó a las cuarenta y ocho horas.

 

 

Eliminó de la agenda legislativa el punto de acuerdo para someter a juicio político al gobernador Moreno Valle, con lo que dicha iniciativa jamás llegará al pleno del Senado.

 

 

Todo quedó en una bravuconada.

 

 

Y después de las declaraciones huecas de Camacho Quiroz su partido no ha movido un dedo. Ni siquiera ha enviado a la beligerante y rijosa Ivonne Ortega Pacheco.

 

 

Nada. Nada han hecho. Al contrario, en horas recientes la bancada del tricolor – verde ecologista en el congreso de la 5 poniente aprobó junto con la mayoría panista la cuenta pública del gobernador Moreno Valle.

 

 

Todo es parte de un triste, de un deplorable circo.

 

 

Diario Cambio: referencia periodística nacional

 

 

Chalchihuapan es la segunda crisis política que le toca vivir a la Puebla contemporánea.

 

 

La primera fue apenas el sexenio pasado con el “Lydiagate”.

 

 

Y ahora equivocadas medidas gubernamentales fueron creciendo, se fueron desbordando hasta desembocar en lo que ya es un grave conflicto social.

 

 

Al igual que en aquel episodio de las conversaciones entre Mario Marín y Kamel Nacif la entidad poblana vuelve a ocupar espacios nacionales; noticieros de radio, de televisión, pero principalmente, foros en la prensa impresa: columnistas y articulistas que toman el caso de Chalchihuapan y lo exponen a la opinión pública nacional e internacional.

 

 

Y ahí está la gran embestida mediática, entre las principales y más agudas plumas de la prensa mexicana, las que se leen e influyen en las cúpulas políticas, empresariales y financieras de este país.

 

 

En este contexto el diario CAMBIO se ha convertido en la referencia obligada para los medios y comunicadores nacionales.

 

 

Raymundo Riva Palacio, Ricardo Raphael, Jorge Zepeda Patterson, entre otros citan a CAMBIO y a nuestro director Arturo Rueda como fuentes cabales.

 

 

Por supuesto dentro del bloque de medios críticos que en este momento destacan en Puebla hay notables trabajos que reflejan un periodismo que ha evolucionado.

 

 

Hoy las investigaciones periodísticas son más sólidas, fundamentadas, pulidas. Claros ejemplos de un periodismo impecable, a la altura de las condiciones por las que Puebla atraviesa.

 

 

Pero indiscutiblemente en este contexto destaca CAMBIO, nuestra casa.

 

 

Y es una satisfacción mencionarlo.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus