Monday, 24 de June de 2024


Los factores rumbo al 2015




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
El análisis sobre el proceso electoraldel año 2015 debe verse desde una perspectiva realista.

Sin duda hay factores que tienen un peso específico, en tanto que otros son solo parte del escenario, una creación mediática, pero con escasas facultades para operar.

 

El 2015 será un entretejido de todos esos factores reales y de otros que solo son parte de una escenografía, pero que ya no son protagonistas.

 

En el primer plano de la escena local aparece el gobernador Rafael Moreno Valle quien deliberadamente está “nadando de muertito”. El ejecutivo adicto a las encuestas y a los números conoce perfectamente el peso real del factor Chalchihuapan. Un incidente enorme que representa una descomunal carga rumbo al 2015.

 

El año que vieneserá el más crítico para el morenovallismo porque la imagen del mandatario y su gobierno se verán en severo entredicho. Él mismo así lo reconoce y acepta.

 

Para el morenovallismo 2015 no será un año de guerra, sino de repliegue.

 

Empero el gobernador Moreno Valle está considerando un factor mayúsculo. Aún por encima de Chalchihuapan el 2015 representa el año en que el régimen de Enrique Peña Nieto apostará por una mayoría notable y notoria en la Cámara de Diputados.El proceso federal será el referente que el peñismo tome como la gran evaluación electoral a sus reformas.

 

Los medios de comunicación internacionales, los grandes consorcios globales estarán atentos a las elecciones y las tomarán como el termómetro social a las más grandes reformas de las últimas décadas.

 

Moreno Valle ha sido atinadamente calificado como un gobernador peñista. El mandatario en nada va a obstaculizar las intenciones del gobierno federal de obtener la mayor cantidad de curules poblanas. Al contrario, en lo que pueda va a contribuir. Ese es su hiperpragmatismo político.

 

Casa Puebla mantiene un perfil bajo y así seguirá hasta julio de 2015. Es parte de su nueva estrategia.

 

El otro factor local en realidad no tiene un peso político propio. Su importancia e influencia son efectos delegados, transmitidos por una influencia mayor. El PRI de Ana Isabel Allende es el proyecto que el Diputado Federal Manlio Fabio Beltrones tiene para Puebla.

 

Hay que decirlo con precisión, Beltrones es el único agente político nacional que tiene un proyecto en la entidad, porque (como en su momento hemos subrayado) la dirigencia de César Camacho e Ivonne Ortega han mostrado una completa indiferencia y total indolencia frente al tricolor poblano.

 

Es Beltrones el único protagonista que decidió tomar cartas en Puebla. Y lo que veremos en los próximos meses seráel desarrollo de un guion que se escribe detalladamente desde el escritorio del sonorense.

 

Otro factor local está siendo sobredimensionado.

 

Los medios de comunicación abordan con especial énfasis y no poco morbo la reaparición política del ex gobernador Mario Marín Torres.Pero incluso ese factor debe valorarse y sopesarse con sensatez. Sin caer en el juego de extremar las lecturas.

 

En su momento, en su sexenio Marín operó en base a tres ejes torales, tres “coroneles”: Alejandro Armenta Mier, Roberto Marín Torres y Javier López Zavala.

 

La operatividad política de Valentín Meneses fue un gran mito. “Vale” como Secretario de Gobernación tuvo la misma capacidad de maniobra que como Director de Comunicación Social, es decir, ninguna.

 

¿Hoy cuáles de esos tres “coroneles” operan realmente?

 

Es decir ¿qué queda del andamiaje de aquella burbuja marinista?

 

La mejor respuesta la tiene usted.

 

Lo que si será un factor no tanto de influencia política, sino de efervescencia serán las tropas marinistas en el interior del estado.Nos referimos a aquellos que fueron favorecidos con presidencias municipales, diputaciones locales o federales durante el marinismo y que aún conservan una indiscutible lealtad a su jefe político

 

Esas tropas ya desde este momento están desbordadas. Y no van a aceptar ninguna otra palabra que no sea la de Marín.

 

Ahí, en el interior del estado: desde Xicotepec de Juárez hasta Ajalpan se preparan para pelear las candidaturas a las diputaciones federales.

 

Así pues nos encontramos con un gobernador que “nada de muertito”, un experimentado protagonista de la política nacional que está metiendo su cuchara en Puebla y un ex gobernador que tiene un ejército frenético, pero que ya no tiene operadores.

 

Y aquí en Cúpula iremos desmenuzando este galimatías.

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus