Monday, 22 de April de 2019


Eukid Castañón: el estratega sexenal




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Sus medidas e iniciativas han desatado polémicas en la esfera local y nacional.

Es casi un personaje shakesperiano: desata comentarios encontrados; unos le aplauden, otros lo condenan. El diputado local Eukid Castañón es el gran artífice de algunas de las estrategias torales del morenovallismo.

 

La propuesta de concentrar el registro civil y retirar a las juntas auxiliares esta facultad jurídica fue una de sus iniciativas. Convenció, sedujo al gobernador de que era lo más indicado, lo conveniente. La propuesta falló en que no fue vendida de la manera correcta, debida.

 

Fue hasta después de los enfrentamientos en Tehuacán y Chalchihuapan cuando se dieron las explicaciones: grupos criminales utilizan el registro civil para crear falsas identidades. Con nuevos nombres y documentos compran propiedades, bienes muebles e inmuebles.

 

Esta sola explicación ofrecida en tiempo y forma hubiera generado un consenso local y nacional en torno a la medida. Pero lo hicieron al revés, primero intentaron aplicarla y luego dieron las explicaciones.

 

Se asegura que Eukid también fue el secreto artífice de la “Ley Bala”. Y aunque algunas voces como la de Diego Fernández de Cevallos aplaudieron en Milenio Televisión la legislación poblana, lo cierto es que la propuesta mostró una faceta autoritaria, que fue mal vista en amplios, muy amplios sectores del país.

 

Pese a que grandes sectores ciudadanos exigen, demandan controlar las marchas, las manifestaciones, los bloqueos de avenidas y carreteras, la forma en que la “Ley Bala” fue presentada fue un grave desacierto.

 

Puede ser que las iniciativas de Eukid tengan un sustento más o menos firme, pero el gran error, la catástrofe estriba en que no han sabido ofertarlas, presentarlas ante la opinión pública. Se trata de errores de mercadotecnia política.

 

Hoy Eukid vuelve a la carga con su ley anti-graffiteros y ya comienza a desatar la efervescencia en foros nacionales. Y como en las ocasiones anteriores, es obvio que hay un sustento social: la molestia ciudadana contra ese hábito pandilleril de pintar, rayonear las paredes y muros de espacios privados y públicos.

 

Pero como en esas mismas ocasiones vuelve a fallar la mercadotecnia política; no se presenta una justificación, un planteamiento y sustento sociales. Solo se bota la propuesta por encima de la barda y que le caiga a quien le caiga.

 

Esta claro que como en las pasadas ocasiones, esta iniciativa de Eukid Castañón desatará el encono, la animadversión social y será utilizada por los enemigos del gobernador Moreno Valle para presentarlo como un mandatario intolerante y autoritario.

 

Insistimos, puede ser que el fondo tenga una mayor o menor justificación, pero es claro que las formas no son el fuerte de Eukid.

 

 

Cartulinas por encima de la ley

 

En una entidad en la que se asegura que nadie está por encima de la ley, el aparato oficial debería darse una vuelta por Tehuacán para constatar que una brigada de sujetos ha abierto una nueva línea de taxis.

 

No tienen placas, tampoco engomados, mucho menos un número económico o un tarjetón que los acredite como taxistas. Nada de eso. Solo colocan en el medallón una cartulina en la que se asegura que están respaldados por la “Unión General de Obreros y Campesinos de México” (UGOCM).

 

Las unidades circulan principalmente en Tehuacán, pero también en San Sebastián Zinacatepec, San Gabriel Chilac e incluso en Tepexi de Rodríguez.

 

¿Dónde está la mano dura de la Secretaría de Transportes? ¿Dónde los funcionarios de la Contraloría?

 

Nadie sabe.

 

En Tehuacán circulan librementelos taxis que con una cartulina en el medallón pasan por encima de la ley.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus