Tuesday, 16 de July de 2019


Eliseo Lezama desacata a Moreno Valle




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
En realidad nunca han llevado una buena relación.

Todo lo contrario: se hablan en medio de un tramado de simulaciones, traiciones y doble lenguaje.

 

Pero esto no es de ahora, es desde hace cinco años.

 

Durante las elecciones de 2010 en privado Eliseo Lezama Prieto, candidato a edil de Tehuacán, aseguraba la inminente derrota de Rafael Moreno Valle. Incluso, existe la versión de que tuvo una reunión privada, secreta con Javier López Zavala.

 

Una y otra vez Eliseo repetía a sus incondicionales: “Rafael no tiene posibilidades, tenemos que hacer una campaña alejada de él”. Las diferencias y los desencuentros fueron acres. Incluso en un mitin en Santa María Coapan, bastión panista, Lezama Prieto dio órdenes para que se retiraran las lonas de Moreno Valle. A ese grado llegó el encono.

 

Eliseo nunca reconoció que el triunfo en las urnas se debió precisamente al “Rafaefecto” y a que iba montado sobre una ola enorme y generosa.

 

El candidato a gobernador triunfó en las elecciones y Eliseo Lezama no sabía qué hacer, por lo que recurrió a los buenos oficios del perredista Miguel Barbosa Huerta para limar las asperezas.

 

El astuto Barbosa le sugirió: “pídele que sea tu compadre… pídeles a Martha Erika y a Rafael que apadrinen a tu hijo”.

 

El agreste político siguió de inmediato el consejo. El gobernador electo se mostraba renuente a entablar un compadrazgo con Eliseo, pero en un acto público Miguel Barbosa lo presionó para que aceptara: “¿Verdad Rafael que vas a apadrinar al hijo de Eliseo?”. Ante esto no tuvo más remedio que aceptar.

 

Así comenzó una mala relación que se reflejó en una de las peores administraciones que ha tenido Tehuacán.

 

Con Eliseo Lezama la obra pública permanecía tirada por meses enteros colapsando al comercio establecido; con el fatídico edil se desató la violencia y la criminalidad; con Eliseo se hizo un colector pluvial de 160 millones que simplemente no sirve; la obra más cara e inservible en la historia del municipio.

 

El Senador Miguel Barbosa gestionó millonarios recursos para Tehuacán y fue testigo de la corrupción y la opacidad de Lezama.

 

La desastrosa gestión municipal de Eliseo llevó a la debacle la candidatura de René Lezama Aradillas, el abanderado dorado del gobernador Moreno Valle.El panismo tehuacanero fue degradado y sobajado a causa de la irresponsabilidad política de su alcalde.

 

Por todo esto se hace inexplicable que Moreno Valle aún le siga dando juego.

 

En meses recientes Lezama Prieto fue designado “Coordinador de Delegaciones” en el distrito de Tepeaca. En teoría tiene que conjuntar esfuerzos para la campaña de Mario Rincón González, en la realidad no mueve un dedo.

 

El primer indignado con este nombramiento fue el Senador de la República Miguel Barbosa Huerta, testigo –en primera fila–, de la voraz corrupción de Eliseo.

 

En cuanto Barbosa supo del nuevo nombramiento tomó su celular y vía BBM (Blackberry Messenger) envió un indignado texto a su amigo el gobernador Moreno Valle. Pese al reclamo la designación permaneció vigente.

 

Frente a esto son múltiples las voces que se preguntan: “¿pues de qué tamaño son los arreglos?”.

 

El último agravio de Eliseo Lezama a Moreno Valle ocurrió el pasado fin de semana.

 

El funcionario claramente recibió indicaciones exactas, precisas: “Nadie debe ir al festejo de Micalco”. Pero en privado Eliseo externó a su círculo: “No tengo porque darle la espalda a mi amigo Rafa Micalco, él siempre me ha apoyado y claro que voy a estar en su cumpleaños… soy funcionario, no soy un esclavo”.

 

Sin empacho, sin pudor y sin rubor Eliseo Lezama estuvo en la mesa principal de Micalco, demostrando que le importa poco la línea dictada por “su compadre”,el gobernador Moreno Valle.

 

Actuó como siempre lo ha hecho.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
comments powered by Disqus