Monday, 24 de June de 2024


Coyomeapan, los “Templarios” y los viajes informativos ajenos a Puebla




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
Pretender subir a Puebla en el viaje michoacano es lamentable tarea.

La nota nacional, publicada en decenas de portales, señalaba a la letra: “Plancarte uno de los líderes templarios está en Puebla, SLP, Tabasco o Guatemala dicen autodefensas”.

 

 

Es decir, en realidad puede estar en cualquier lado.

 

 

Si, puede estar viviendo en un condominio horizontal en Cholula, pero tal vez en una casa costera en Villahermosa, quizá tenga un rancho cerca de Real de Catorce o es probable que viva en un pintoresco pueblito guatemalteco.

 

 

Pero aquí no faltaron quienes quisieron convertir a Puebla en el epicentro (aunque sea por un día) de los “caballeros templarios”.

 

 

La realidad es que Puebla es (aún) ajena a esa agenda criminal e informativa.

 

 

La presencia de “templarios” en la entidad es minúscula. Es probable que sus hijos estudien en alguna universidad poblana o que sus esposas compren compulsivamente en Angelópolis.

 

 

Pero de eso a que Puebla sea un nuevo refugio “templario” hay una abismal diferencia.

 

 

Sin embargo hay otros temas de la agenda de seguridad que si son propios del interior poblano. Y esos no reciben el tratamiento informativo que merecen.

 

 

Desde hace meses apuntamos en esta Cúpula que la criminalidad se estaba apoderando de la Sierra Negra.

 

 

Señalamos que gavillas de criminales toman como botín las entregas que hace el programa federal “Oportunidades”.

 

 

Enfatizamos que era sumamente sospechoso que bandas de delincuentes armados con fusiles de alto poder supieran las fechas, horas y rutas en que los pagadores de “Oportunidades” iban a llegar al municipio serrano de Tlacotepec de Porfirio Díaz o al de Altepexi.

 

 

Subrayamos que muchos ediles de la Sierra Negra han hecho del pistolerismo su deporte preferido. En cuanto llegan a las presidencias municipales contratan gatilleros para su protección personal y familiar. Y que esos mismos pistoleros son utilizados para intimidar, amedrentar a sus adversarios políticos.

 

 

Clara y directamente señalamos al edil de Coyomeapan David Celestino Rosas de ser uno de los principales impulsores de esta sub cultura del pistolerismo.

 

 

Celestino es afecto a contratar a gatilleros para que lo cuiden a él y a su hermana Araceli Celestino, alcaldesa electa y quien en próximas semanas habrá de rendir protesta.

 

 

Le fascina que los policías de su municipio se cubran con pasamontañas conduciendo ostentosas camionetas y no repara a la hora de fabricar delitos, como fue sembrarle un arma de fuego a una adversaria política.

 

 

Coyomeapan viene a cuentas porque el pasado fin de semana en la comunidad de San Juan Cuautla un comando armado, con sujetos cubiertos con pasamontañas (como los que le gustan a David Celestino) con fusiles de alto poder, en este caso un M-1 llegó hasta el domicilio de un comisariado ejidal y lo masacró a quemarropa.

 

 

Los encapuchados se retiraron tranquilamente del lugar.

 

 

En el piso quedó tendido el cuerpo de Mario Bolaños Victoria, de 50 años de edad.

 

 

Luego de varias horas llegó el Ministerio Público y encontraron, por lo menos, cinco casquillos del poderoso cartucho M-1.

 

 

No hay pistas, no hay sospechosos.

 

 

El comando armado se perdió en la neblina que cubre el municipio de Coyomeapan.

 

 

El pistolerismo sigue azotando la Sierra Negra.

 

 

Estas son las verdaderas amenazas para Puebla.

 

 

Y no leyendas de “templarios”.

 

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus