Monday, 24 de June de 2024


El pelacas y Puebla como zona franca




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
La entidad está otra vez en el ojo del huracán informativo.

Nuevamente Puebla fue mencionada en medios nacionales.

 

 

Un delincuente de alta peligrosidad fue detenido en La Vista.

 

 

Daniel Fernández Domínguez, alias “El pelacas” fue aprehendido en un impresionante operativo conjunto entre la Procuraduría General de la República y la Marina Armada.

 

 

El tema debe leerse entre líneas.

 

 

Se asegura que “El pelacas” fue detenido por su presunta participación en el secuestro de Diego Fernández de Cevallos, plagio ocurrido en 2010.Hasta donde se recuerda el secuestro del llamado “Jefe” Diego fue el último gran plagio de alto impacto.

 

 

Un crimen que fue abordado por todos los medios nacionales, aun por encima del riesgo de que esa cobertura informativa derivara en la privación de la vida del litigante y político.

 

 

Pero el tema de fondo es que Fernández de Cevallos fue secuestrado durante el sexenio de Felipe Calderón quien no movió un dedo en favor de su liberación. En su momento diversas columnas abundaron sobre la inocultable indiferencia que el entonces mandatario mostró frente al plagio del connotado panista.

 

 

Así fue, Calderón no movió el dedo meñique en favor de su correligionario, pese a las versiones – filtraciones de que sí lo había hecho, incluso pagando el rescate, hecho completamente falso.

 

 

Hoy en plena apoteosis del arranque de Enrique Peña Nieto se realiza la detención de “El pelacas”.

 

 

El tema no debe leerse como una atención política a Fernández de Cevallos. El otrora “Jefe” ya nada representa y a nadie sirve, ni siquiera a su viejo aliado Carlos Salinas de Gortari.

 

 

La aprehensión de “El pelacas” debe verse como un golpe, el primer golpe del peñismo al Cártel de Sinaloa que encabeza Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

 

 

Desde hace meses se ha insistido en que la burbuja de Peña Nieto desea menguar el poder del capo sinaloense. Tal vez no detenerlo, pero si acotarlo.

 

 

Y es que como se ha documentado en forma profusa, durante los sexenios panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, el Cártel del “Chapo” Guzmán escaló en forma vertiginosa hasta colocarlo en las listas de la plutocracia billonaria que publica la revista Forbes.

 

 

Solo dos criminales han llegado a ser mencionados entre los grandes capitales del orbe: el colombiano Pablo Escobar Gaviria y el sinaloense Joaquín Guzmán Loera.

 

 

Con los regímenes panistas “El Chapo” se fue hasta la estratósfera.

 

 

Eso para la madre de las mafias, para el padre de los cárteles que representa el PRI es simplemente inadmisible.

 

 

Puede ser que “El Chapo” Guzmán siga siendo el criminal más rico del planeta, pero frente al nuevo PRI su poder será acotado.

 

 

Desde hace semanas se filtró que las “mujeres” del sinaloense están siendo objeto de una rigurosa vigilancia y ahora nos enteramos de que uno de sus más cercanos operadores fue detenido en una acción policiaca y castrense que sólo puede obedecer a una orden presidencial.

 

 

No, no es una acción por el secuestro de Diego Fernández de Cevallos.

 

 

Se trata del primer golpe del gobierno peñista contra el poder superlativo del “Chapo” Guzmán.

 

 

¿Qué vivía en Puebla?

 

 

Sí, pero debe hacerse una precisión: vivía en Puebla, no operaba en Puebla.

 

 

Desde hace sexenios Puebla está considerada por los grandes cárteles del crimen organizado como “zona franca”, un territorio neutral, ajeno a sus guerras y enfrentamientos.

 

 

Por eso en Puebla viven sus esposas, por eso aquí estudian sus hijos.Porque está considerado como un territorio imparcial.

 

 

Por la misma razón en Puebla vivía Benjamín Arellano Félix a quien sus vecinos describieron como un sujeto afable y atento, por los mismos factores aquí estaba Sergio Villarreal Barragán alias “el grande” y de la misma manera en Puebla comenzó la cacería para ejecutar a Arturo Beltrán Leyva, alias “El barbas”.

 

 

Todos encumbrados capos del crimen organizado que vivían, pero no operaban en Puebla.

 

 

Hoy queda claro que Puebla sigue siendo “zona franca” para los cárteles.

 

 

Y en las condiciones en que se encuentra el país, tal parece que este es el menor de los males.

 

 

Como siempre estoy a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus