Wednesday, 24 de April de 2019

A lo Panenka
El futuro entrenador del Puebla no cree en las concretaciones antes de los partidos. Para el español “son pérdida de tiempo y son un proceso aburrido que saca al jugador de su entorno y que no aporta nada”. El vasco entrena horas antes de cada enfrentamiento y después de ellos, además en su trabajo los entrenamientos son obligatorios en domingo
Una vez terminada la Copa del Mundo la resaca futbolera comienza, y ahora los aficionados a este deporte nos tendremos que resignar con nuestro atractivo pero aún mediocre futbol local. Después de ser testigos de la calidad de Mundial que organizó Brasil tanto en juego como en infraestructura, es turno de regresar a la realidad y chutarnos 17 aburridas fechas hasta que el campeonato se encienda con la liguilla para conocer el futuro campeón del balompié azteca.
Camina, flota en medio campo, se esconde detrás de los medios y se aísla en la banda derecha para que la pelota no le llegue, entrega regates a cuenta gotas y ni siquiera hace labor en defensa. No tiene peso en el juego. De bajar más allá de su medio campo ni hablamos y de marcar en táctica fija en área propia, imposible. Al 10 argentino se le vio por última vez marcando goles contra Argelia y Nigeria en la fase de grupos, empezó la fase decisiva y el nacido en Rosario se esfumó del Mundial. La peor versión de Lionel Messi puede ganar la Copa del Mundo, poner fin a las comparaciones y así escribir su propia historia con la albiceleste.
Viernes, 04 Julio 2014 00:00

La Altriceleste

Es una maldición que acarrean desde el Mundial en Estados Unidos 1994. Son 20 largos años esperando desafiar al destino y las mismas dos décadas en las que fueron derrotados. Cada cuatro años es la misma decepción en el Mundial. Incluso en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 el verdugo fue el mismo. A pesar de los fracasos, los aficionados siguen confiando, torneo tras torneo, en que sus seleccionados darán el paso y llegar al siguiente partido de eliminación directa.
La Selecciónde México lo logró una vez más, seis consecutivas para ser exactos, y se colocó entre los 16 mejores del mundo. Siguiente paso: vencer la obsesión del quinto partido.
En 90 minutos la generación de oro de México se juega su reputación. Sólo un partido separa a “los niños héroes” del Tri del cielo o del infierno.
Siempre he pensado que la posición más importante en el futbol (y más en el moderno) es el medio de contención. Para los conocedores, las defensas ganan títulos y los delanteros son las estrellas que se roban los reflectores. Por eso, me resigno a la idea de ver cada vez peor a Xavi Hernández; pensar que aquel genio que encontraba espacios donde nadie, ya sólo es una leyenda y que habrá un antes y un después de su retiro cercano.
El ayuno mundialista terminó. Los pamboleros vimos pasar 205 viernes desde aquel inolvidable gol de Andrés Iniesta al minuto 116 en el Soccer City de Johannesburgo con el que España consagraba a una generación de oro y ganaba su primer Mundial. Esta mañana la Selección de México debuta ante Camerún en Natal, Brasil, con la obligación de ganar o despedirse de una vez del sueño brasileño.