Thursday, 25 de April de 2019


La otra batalla de Puebla… ¿Las armas volverán a vestirse de gloria?




Escrito por  Jesús Ramos
foto autor
La sentencia dicta que es más peligrosa una fiera herida que una fiera ilesa y si eso es cierto Rafael Moreno Valle es doblemente peligroso en los asuntos de política local. Usted, amigo lector, yo y cualquiera con una experiencia similar a la de Chalchihuapan estaría pensando solamente en una cosa. ¿Cuál? Atrincherarse. Sí, lo primero sería acorazar nuestro terruño y ya después se vería qué demonios hacer.

Moreno Valle no está muerto, está herido. Sus enemigos deben entenderlo. Y también deben entender que la diferencia entre un concepto y otro, consiste en que mientras el segundo da la oportunidad de levantarse, curarse y recobrar energías, el primero irremediablemente culmina con el reinado y la dinastía completa, lo que no ha pasado si nos fijamos bien.

 

 

Los manuales de guerra se parecen mucho a los manuales de la política. El zar Alejandro I se replegó en Moscú durante la invasión napoleónica, Moctezuma hizo lo mismo en Tenochtitlan el tiempo que demoró la conquista española y los ingleses al mando de Winston Churchill no inventaron el hilo negroni el agua tibia en la Segunda Guerra Mundial, se fueron por lo ya probado y se atrincheraron en la isla.

 

 

¿Qué debe hacer moreno Valle después de Chalchihuapan? Exactamente lo que han hecho los demás. Debe apegarse a los manuales de guerra. Su reducto es Puebla y no debe perderlo por nada del mundo. Sabe que le hirieron su proyecto presidencial, no es tonto, y la herida lo obliga a reinventarse en Tony Gali, Luis Maldonado, Cabalán Macari y en cualquiera de los funcionarios estatales incluyendo su esposa.

 

 

Sus opositores estarán felices. Pero no lo estén. Los políticos que no lo tragan cantarán victoria. Pero no la afinen. ¿Por qué? Porque la fiereza con que defenderá lo que hoy es suyo no escatimará nada. Y en eso de no escatimar habrá que ser fantasioso para incluir el dinero, la rudeza, la vida, la muerte, la totalidad de acciones y decisiones y la alianza con quién tenga que aliarse incluido el diablo.

 

 

Sí. Moreno Valle tiene bien claro que la trinchera lo vale todo. El 2016 hará lo inimaginable, no lo dude, para conservar la gubernatura. Y si antes de Chalchihuapan trazó el destino de Tony Gali para el 2018, y el de cualquier otro para el 2016, medítelo, su pensamiento de ahora debe ser distinto. Sin lo primero no hay lo segundo y para garantizar lo primero tendrá que lanzar al mejor de todos y el mejor es Gali.

 

 

En el fútbol pasa enteramente lo mismo; el equipo se atrinchera en su casa, trata de ser invencible en ella, la lógica apunta a que lo podrán derrotar de visitante pero no de local; la cosa es simple, es igual, el morenovallismo todo, el perico entre ellos, ya debió recibir la orden del general de cerrar filas, armarse hasta los dientes, fortalecer flancos y construir altas y robustas murallas en torno a Puebla para que los bárbaros del odio no los sorprendan. Al tiempo.

 

 

 

Valora este artículo
(2 votos)
comments powered by Disqus