Wednesday, 18 de September de 2019


Moreno Valle podría ganar todo, si quisiera, en 2015




Escrito por  Jesús Ramos
foto autor
Terminó la tregua. Los políticos iniciaron el bombardeo publicitario en la ciudad de Puebla y el interior del estado. Disparan a quemarropa. Soplan el cañón de sus pistolas; sonríen sarcásticos; de nada se avergüenzan a sabiendas del papel de títeres que juegan. Quieren ser diputados o hacer diputados y nada les importa. No se tientan el corazón para poner fotografías de tinte político en espectaculares con entrevistas ficticias… o pagadas.

¿Cuántos de ellos serán utilizados como carne de cañón? ¿Cuántos entenderán de comedia y sátira? Creo que todos deberían saber el juego en que están metidos. O cuando menos entenderlo. Hoy como siempre vemos algunos rostros nuevos con apellidos rimbombantes. Que nadie se engañe, detrás de lo nuevo está lo viejo y cascado, no falla, ¿por qué?, porque son los que cambian los nombres y las personas para que todo siga igual.

 

 

Por ahí hace ruido un tal Piña que es hijo de Piña Olaya, se escucha una Denisse que es la misma Denisse del Yunque, a otro Salinas de los Salinas ya conocidos y así podríamos continuar con los misteriosos morenovallistas de pasamontañas y gafas oscuras,y los viejos priistas de máscaras de lentejuela.

 

 

Parece que la política ha cambiado, sin embargo, no es así, se ha renovado que no es lo mismo. En marketing político se le llama reinvención a lo que de fondo no cambia pero que sí se moderniza y ofrece un rostro o un eslogan nuevo. Los tiempos lo exigen. Los grupos políticos y los políticos en sí han aprendido a reinventarse en la dama poco conocida, en el niño bonito, en la mujer atractiva y en el apellido de origen extranjero.

 

 

¿Dónde se aprecia con mayor nitidez la reinvención que hoy nos entretiene? En el PAN, en el PRD y en el Panal principalmente. ¿Por qué en ellos? La respuesta es simple. Son partidos administrados desde el morenovallismo y el morenovallismo ha entendido que para lograr sus propósitos debe recurrir a la publicidad, al ingenio del marketing y a la venta de productos por catálogo en el mercado electoral.

 

 

El PRI está rezagado es una realidad. A los priistas poblanos les ha costado reinventarse porque quieren seguir siendo los mismos. Se despedazan por ello. No entienden que pueden seguir administrando sus cuotas en personas nuevas y en caras frescas. Enrique Peña Nieto es el ejemplo más claro que tienen en sus narices, el partido es el mismo, pero la imagen que recuperó Los pinos fue distinta.

 

 

Rafael Moreno Valle como jefe político de Puebla y afecto al marketing y a la reinvención mercadológica, sabe perfectamente que podría ganar lo que quisiera en las elecciones de 2015con un PRI, atrasado y viejo, puesto de pechito con los mismos cuadros de siempre; sin embargo, los acuerdos cuentan en política; y por esa razón, los que juegan con él, desde el PAN y los demás partidos que administra, deberían entender en lo que se han metido cada que ven sus fotografías colgadas de los espectaculares.

 

 

 

 

Valora este artículo
(3 votos)
comments powered by Disqus