Thursday, 18 de July de 2019


El barquero de Cholula




Escrito por  Jesús Ramos
foto autor
Los malos hábitos suelen traicionar a los gobernantes de uñas largas. Hace cosa de días el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa, mandó a clausurar las obras del periférico y del distribuidor vial, a la altura de la Recta, porque los ejecutantes no le pagaron los pesos que se deben pagar por el permiso de obra. ¡Faltaba más! ¡Pues que se creen!

Fino en cosa de dineros. Canino para los centavos. Casi casi El barquero de la mitología griega. “Por aquí no pasan si no se mochan”. Se montó en su mula (cualquier parecido es mera coincidencia) y amenazó a los constructores con correrlos de Cholula si no le entraban con el cuerno. Ya lo dijimos, es cosa de malas mañas. O de añejas costumbres.

 

 

En fin. No hay mal que dure cien años. Justo el día que fue ondeado el banderazo de inicio de construcción del segundo piso de la autopista Puebla-México, el delegado de la SCT en nuestro estado, Raúl Salvador Aguirre, se le acercó discretamente al feliz mandatario Rafael Moreno Valle para hacer de su conocimiento la postura rancia asumida por, El barquero, José Juan Espinosa.

 

 

–¿Y por qué no me lo había dicho antes? – dicen que dijo Moreno Valle arqueando la boca, vomitando fuego por los ojos.

 

 

–Pues porque primero debí comunicárselo a mi jefe (Gerardo Ruiz Esparza); y él me dijo que, aprovechando el evento de hoy, se lo hiciera de su conocimiento para ver si lo solucionaba usted o el gobierno federal.

 

 

–Dígale a mi secretario, por favor, antes de que se vaya de Puebla, que ya se lo solucioné. Y deme tres minutos. No se vaya quédese aquí conmigo.

 

 

Quienes presenciaron lo que aquí les cuento dicen que el gobernador, más enchilado que el chile rojo, le ordenó a uno de sus asistentes que le enlazaran al Barquero. Puso el alta voz, para que se oyera fuerte y claro el diálogo, y comenzó a limarle las uñas.

 

 

–José Juan…

 

 

–Sí señor –respondió El barquero, mansito, con la cola hacia adentro.

 

 

–Te voy a hacer dos precisiones. La obra del periférico es un compromiso del presidente Enrique Peña Nieto con los poblanos y el distribuidor vial de Cholula es un compromiso mío con los cholultecas. ¿Cómo está eso de que quieres que tu señor presidente de la república y tu señor gobernador te paguen los permisos de las dos obras o si no nos las clausuras? ¿Estás bien de la cabeza o ya enloqueciste?

 

 

–No, señor. Lo que pasa es que…

 

 

Moreno Valle no lo dejó terminar.

 

 

–Lo que pasa es que quieres echarte de enemigos al presidente de la república y al gobernador de Puebla. ¿Eso es lo que quieres?

 

 

–No señor – metió otro poquito la cola en el rabo y lo apretó…

 

 

–¡Roe otra cosa para que se te quite el hambre y no me des problemas! Aaah. Y límate las uñas que las tienes demasiado largas.

 

 

–Sí, señor – bajó sus orejitas y se transformó en chivito, a orillas del precipicio.

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(3 votos)
comments powered by Disqus