Wednesday, 21 de April de 2021

Martes, 30 Junio 2015 01:59

Miguel Barbosa desdibuja alianza con RMV




Written by  Javier Arellano Ramírez

Pasó de noche, ni siquiera los medios la vieron.


Esa columna prácticamente pasó desapercibida para la prensa poblana.

 

Pero lo que ahí se dijo es un esbozo de la nueva postura de la izquierda mexicana y concretamente de uno de los líderes del PRD frente al proyecto futurista del gobernador Rafael Moreno Valle y la anhelada alianza con fuerzas opositoras.

 

El viernes 26 de junio, en su columna “La causa y lo causado” que se publica en el diario nacional Milenio, el Senador de la República Miguel Barbosa Huerta abundó sobre la perspectiva de las alianzas electorales en 2018.

 

En una entrega intitulada “Las alianzas con el PAN” Barbosa establece claramente su negativa a futuras coaliciones con el albiazul; una postura radicalmente contraria con aquella que sostuvo su persona y su partido en el año 2010. Ese año Barbosa fue el principal impulsor de la coalición “Compromiso por Puebla” que llevó a Moreno Valle a la gubernatura, pero hoy su perspectiva y objetivos son radicalmente distintos. El legislador de origen tehuacanero apunta:

 

“¿Por qué las eventuales alianzas del PRD con el PAN rumbo a 2018 no son convenientes?”

 

“Primero porque el PRD necesita redefinir su propio perfil de izquierda frente a la sociedad, clarificar su relación con el gobierno y con el poder, con el resto de las fuerzas políticas y, un aspecto fundamental, con los ciudadanos.”

 

“Segundo, porque el simple argumento de la conveniencia electoral, a estas alturas no es suficiente. Un repaso de las alianzas más recientes con el PAN expresa que el PRD ni cogobiernó, ni creció como partido en la pasada elección. Me refiero a Sinaloa, Puebla o Baja California. El pasado 7 de junio en Sinaloa y Puebla el PRD fue quinta fuerza electoral y en Baja California ocupó el séptimo lugar, sólo arriba del PT que perdió su registro. En la lógica electoral y a unos años de distancia estas alianzas han sido poco rentables para el PRD.”

 

“Tercero las alianzas del PRD con el PAN pueden confundir a sectores importantes del electorado de centro izquierda. Sectores importantes de la sociedad que luchan por libertades y derechos miran con extrañeza las alianzas electorales con el PAN, donde algunos de sus dirigentes más conservadores mantienen una férrea oposición en la libertad a las preferencias sexuales y reproductivas.”

 

“Cuarto, el voto duro no lo es tanto cuando el PRD va en alianza con el PAN, quien ocupó la presidencia de la República por 12 años y desplegó políticas públicas y asumió decisiones que afectaron a la izquierda o que intentaron debilitar al PRD.”

 

Hasta aquí la cita textual.

 

La postura de Barbosa dio un giro de 180 grados de aquella que recorrió la entidad, empujando la candidatura de Moreno Valle.

 

Esa columnatiene dos lecturas: una hacia el pasado y otra al futuro.

 

Vistas hacia el pasado, las palabras de Luis Miguel son un Mea culpa, producto de un difícil, áspero examen de conciencia que del legislador, probablemente arrepentido de su alianza con Rafael Moreno Valle. No era lo que esperaba y su gobierno en nada benefició al Partido del Sol Azteca, como él mismo refiere. Se trata de un Mea culpa, donde reconoce que las “alianzas” fueron un fracaso para los fines de una política edificante.

 

La segunda lectura es hacia el futuro. Luis Miguel Barbosa Huerta quiere ser gobernador del estado de Puebla, pero al tiempo está cerrando la puerta a la vía de una candidatura común. Luego entonces, debemos suponer que existe una tercera opción, un canal político que aún no ha sido mostrado y que permitiría a Barbosa buscar una ruta de acceso a Casa Puebla sin pactos con Acción Nacional.

 

De entrada, el escenario parece imposible, toda vez que el PRD, por sí solo, no tiene los números ni la estructura para llegar a la gubernatura. La única vía posible sería una candidatura ciudadana, que sin etiquetas partidistas aglutinara a las principales fuerzas políticas y sociales del estado. Esto nunca se ha visto en el pasado, pero tampoco se había visto una campaña como la de Moreno Valle. Estamos ante escenarios inéditos.

 

Las declaraciones de Socorro Quezada Tiempo y Eric Cotoñeto Carmona, en contra del gobierno morenovallista claramente refuerzan la teoría de un probable distanciamiento entre el Senador Barbosa y el gobernador de Puebla.

 

Lo cierto es que tanto la columna de Barbosa como las declaraciones de los perredistas locales representan el banderazo en una nueva travesía política.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus